Diario 5857 01.04.2020 | 01:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El negocio sufrió "impactos extraordinarios" concentrados en el Caribe

Meliá ganó 121,7 M € en 2019, un 19,8% menos por inferiores plusvalías

26 febrero, 2020

Meliá Hotels International obtuvo un Resultado Neto Consolidado de 121,7 millones de euros, lo que se sitúa un 19,8% por debajo del obtenido en 2018, influenciado por las menores plusvalías. La cadena ha señalado que el ejercicio estuvo muy influenciado por una serie de "impactos extraordinarios", concentrados sobre todo en la región de el Caribe. El Grupo destaca la inusual coincidencia de eventos, que tuvieron lugar en 2019, como la "campaña fake" promovida por algunos medios y que afectó a la reputación como destino de la República Dominicana, la invasión del alga sargazo en México, o la caída de algunos segmentos en Cuba, como impactos más destacados, estimando en la mayoría de los casos una pronta recuperación.

Gabriel Escarrer Jaume, Vicepresidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Meliá Hotels International explica que “los resultados de Meliá en 2019 se sitúan en línea con las expectativas, acusando la confluencia de varios extraordinarios con un impacto sin precedentes en algunos destinos. Si bien hay algunos signos de recuperación, como demuestran la reactivación de las ventas de República Dominicana en el mercado US, la desaparición del Sargazo en México y el cambio de tendencia ya patente hasta ahora en Canarias, vivimos momentos ciertamente complejos. En ausencia de estos impactos, y apoyándonos en nuestras palancas estratégicas de competitividad y creación de valor, entre las que destacaría la digitalización, las experiencias, las personas y la sostenibilidad, la compañía afrontará los próximos años con la fortaleza y resiliencia necesarias".

El resultado de Meliá Hotels International en 2019 estuvo muy afectado por la combinación de una serie de impactos extraordinarios de origen muy diverso, concentrados especialmente en la región del Caribe, especialmente en la República Dominicana y México, países ambos con un peso y contribución muy importante. Otros eventos como el brote de coronavirus en China han tenido, hasta el momento, un impacto moderado en las cuentas de la compañía, dado que el 100% de los cinco hoteles operativos son de gestión, si bien el Grupo mantiene una posición de cautela ante la evolución de esta alerta sanitaria. El grupo ha elaborado un plan de contingencia global y se encuentra preparado para garantizar la seguridad y salud de sus clientes y empleados, así como el mantenimiento de las operaciones y la cobertura jurídica y financiera necesaria.

A pesar de ello, (excluyendo las plusvalías) Meliá mantuvo sus ingresos recurrentes en el nivel de 2018, (1.789,5M€) y obtuvo un Ebitda de 470,9 millones de euros, tan solo un 2,3% por debajo del año anterior. El Resultado Neto Consolidado (121,7M€) se sitúa un 19,8% por debajo del obtenido en 2018, influenciado por las menores plusvalías.

En materia financiera, la situación de la Compañía sigue siendo saludable, habiendo reducido la deuda neta pre-IFRS16 en 15 millones durante 2019, y manteniendo un ratio de Deuda neta/Ebitda pre-IFRS16 ligeramente por encima de las 2 veces (2,11X) influenciada por el programa de recompra de acciones lanzado en octubre de 2019.

En cuanto a los resultados operativos, la compañía consiguió un ligero incremento del Ingreso Medio por Habitación disponible (RevPAR) en propiedad y alquiler, que mejora un 0,6% en los 12 meses, registrando un incremento de +1,8% en el cuarto trimestre del año. La mejora de la tarifa media (+2,3%) gracias a la estrategia de marcas y de mejora del portfolio hotelero del Grupo está detrás de esta evolución del RevPAR, por encima de los problemas mencionados en la división de América.

Las ventas de Melia.com alcanzaron un nivel histórico (+3,1% frente al año 2018) mientras la plataforma de B2B MeliaPro aumentó un destacado 14,9% sus ventas a profesionales y partners de la distribución.

Transformación digital

En el marco del programa BeDigital360, durante 2019 se lograron avances en materia de gestión y tecnología, como la aplicación de RPA a los procesos transaccionales de gestión interna, automatizando procesos como la gestión de cobros, el aseguramiento de ingresos de e-commerce o la automatización de la facturación, así como focalizando la estrategia de gestión de servicios como ETT's, Lavandería, Energía, etc.

Con vistas al año 2020, la compañía impulsará la innovación y la tecnología para evolucionar hacia un modelo operativo digitalizado y más eficiente, que maximice las oportunidades de la tecnología y la robótica para mejorar la experiencia del cliente, la eficiencia de los procesos transaccionales, y las economías de escala para la compañía. El programa espera generar sinergias, eficiencia en los procesos y en definitiva, contribuir a la mejora de márgenes. De manera importante, BeDigital360 incluye un Plan de Acompañamiento integral para el empleado, que asegure la transformación cultural necesaria para que puedan sumarse al cambio.

Foto: Gran Meliá de Mar.

Prioridades estratégicas

Tras finalizar su último Plan Estratégico, durante 2019 Meliá Hotels International ha desarrollado una intensa reflexión para definir las grandes prioridades del grupo para los próximos años, marcadas por el actual entorno “VUCA" (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo) que impone un importante grado de flexibilidad y agilidad, dados los frecuentes cambios de escenario y de condiciones competitivas. Atendiendo a estos grandes retos, el Grupo ha definido una serie de líneas estratégicas: la creación de valor para el accionista, la transformación digital, la demanda de experiencias, el desafío del talento y la exigencia en materia social y medioambiental.

En primer lugar, frente al reto de crear valor para el accionista, la compañía prevé avanzar en el modelo “gestor", que ofrece una mayor rentabilidad a medio plazo con una inversión limitada a la adquisición de contratos de gestión de alto valor, así como en optimizar el valor patrimonial del Grupo, y por supuesto, en una expansión cualitativa y focalizada en el mundo vacacional (con 3 grandes áreas vacacionales que concentrarán el 80% del crecimiento: Cuenca Mediterránea, Caribe y Sudeste Asiático). La actual cartera de futuras incorporaciones es de 62 hoteles y más de 15.000 habitaciones, de las cuales el 90% han sido firmadas bajo contratos de gestión y franquicia.

En segundo lugar, Meliá quiere mantenerse a la vanguardia de la transformación digital de la industria, y ha lanzado para ello un Programa denominado BE Digital 360, que continúa el caso de éxito del programa Be More Digital entre 2015 y 2019, en cuyo marco digitalizamos nuestros canales, a nuestro equipo de ventas, y todo nuestro ecosistema comercial de manera sumamente exitosa. Para los próximos años, los retos serán extender la cultura digital a toda la compañía, adaptar el modelo operativo, cambiar los procesos, introducir la robótica, etc., así como fomentar la importancia del dato y la analítica.

En tercer lugar, para responder a la creciente “economía de la experiencia", la compañía pondrá un foco muy importante en maximizar la oferta de experiencias en los hoteles y en los destinos, como vía para incrementar la satisfacción y maximizar los ingresos bajo una filosofía de “total revenue" o de “ingresos globales", más allá del clásico ingreso por habitación y desayuno, que hoy en día no satisface la demanda de los clientes. Además, la oferta de experiencias personalizadas e inolvidables es una clave competitiva esencial frente a otros modelos alojativos como el alquiler vacacional, donde el alojamiento es básicamente una “commodity".

Retención del talento

Igualmente, Meliá priorizará la captación, desarrollo y retención del mejor talento, como factor crítico para un sector tan intensivo en personas como la hospitalidad, en el que la tecnología no podrá nunca sustituir el servicio personalizado y el trato humano. Se prestará especial atención a las canteras de directores y otros colectivos críticos, y a la atracción y retención de talento, cultivando la “marca empleadora" esencial además en el proceso de expansión internacional del Grupo.

​Por último, tras ser reconocida en 2019 como la hotelera más sostenible del mundo en el Corporate Sustainability Assessment de la agencia de inversión sostenible SAM (perteneciente a S&P) la compañía mantiene el foco estratégico en la sostenibilidad y la responsabilidad y gobierno corporativo como pilares fundamentales de su reputación y posicionamiento, especialmente ente la actual emergencia climática. La compañía ha diseñado una hoja de ruta para seguir profundizando el compromiso social y la estrategia medioambiental, así como fortaleciendo los mecanismos de gobierno corporativo.

Como explica Gabriel Escarrer: “Nuestro Grupo ha demostrado una notable fortaleza y resiliencia, factores extremadamente importantes para mantener su liderazgo ante el actual entorno complejo y volátil. Para asentar estas fortalezas durante los próximos años, debemos reforzar nuestro modelo de negocio diversificado, nuestro talento, nuestra capacidad digital y analítica, la ventaja frente a modelos alojativos alternativos a través de auténticas experiencias de marca, y por supuesto, la reputación y confianza que generamos en nuestros stakeholders".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.