Diario 6064 29.11.2020 | 12:20
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

NH logra la retirada de la demanda por el hotel Capri de La Habana

10 marzo, 2020

Una familia estadounidense ha retirado voluntariamente una demanda contra la cadena española NH Hotel Group respecto a la explotación del hotel Capri de La Habana, por la que pedía una compensación por daños de 2 millones de dólares, según informó este lunes Consejo Comercial y Económico EEUU-Cuba. La retirada de la demanda se produce después de que NH presentara una moción para que fuera desestimada.

Según un documento judicial al que accedió Efe, la familia de John S. Shepard, residente en Florida, demandó en septiembre del año pasado en Nueva York a través de un "trust" (fondo) a NH Hotel Group y a su subsidiaria estadounidense NH Hotels Usa, en aplicación del Título III de la ley Helms-Burton.

Como ha venido informando HOSTELTUR, reactivada por el Gobierno de Donald Trump a principios de 2019, la norma permite que los estadounidenses, incluidos los cubanos nacionalizados, puedan demandar ante cortes del país a las compañías que supuestamente se estaban beneficiando de propiedades en Cuba que les fueron expropiadas tras la Revolución liderada por Fidel Castro. Entre las más recientes informaciones se supo que EEUU quiere prohibir la entrada al CEO de Meliá por sus negocios en Cuba, aunque en el caso de NH confirmaron en el momento de esta noticia, a comienzos de febrero, que no había recibido ninguna notificación similar. No obstante, todo el empresariado español y europeo con negocios hoteleros en Cuba está en el punto de mira de quienes ampararse en la Helms-Burton.

NH Hotel Group gestiona a través de subsidiarias dos propiedades en Cuba, entre ellas el hotel NH Capri La Habana, donde el Departamento de Estado de EE.UU reportó en 2017 que algunos sus empleados habían experimentado "problemas de salud no identificados y no resueltos", de acuerdo a una nota del Consejo.

Un familiar de la familia Shephard que falleció en 2001, el empresario Julius Shephard, había intentado buscar una compensación por daños ya en 1969 por la expropiación del Hotel Capri de La Habana, que él operaba a través de su firma, la Compañía Hotelera Shephard, y dejó esa denuncia en su testamento.

Los Shepard, a través de su fondo, tenían de plazo hasta el 26 de febrero para responder a una moción de retirada de esa denuncia por parte de las entidades acusadas, y ese mismo día fue cuando los denunciantes invocaron su derecho a retirar voluntariamente la demanda civil en la que pedían resolver el asunto con un juicio ante jurado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.