Diario 5865 10.04.2020 | 02:31
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Llama a las empresas responsables a "involucrarse como agentes activos de la recuperación"

Escarrer advierte de que el sector no podrá resistir esta debacle sin ayuda

Pide a los gobiernos “un plan de choque tan valiente y ambicioso como lo requiere el desafío” 12 marzo, 2020
  • Escarrer pide a las Administraciones "un esfuerzo de flexibilidad y de imaginación similar al que las empresas ya estamos aplicando"
  • El CEO de Meliá tranquiliza al sector asegurando que “las personas querrán volver a viajar tan pronto como se despejen las alarmas"
  • La seguridad y bienestar de huéspedes y colaboradores, así como mantener la continuidad del negocio, entre las prioridades de las empresas

Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y CEO de Meliá Hotels International, tiene claro que “la recuperación va a exigir un esfuerzo, nunca antes visto, por parte de las empresas y de las Administraciones públicas”. Por ello les reclama “un esfuerzo de flexibilidad y de imaginación similar al que las empresas ya estamos aplicando, para adaptar sus políticas fiscales, laborales y económicas, de modo que se proporcione a la industria turística el pulmón que necesita para sobrevivir a esta crisis sin dejar demasiadas bajas por el camino”. A las empresas “responsables” también les pide “involucrarse más que nunca, como agentes activos de la recuperación, en las sociedades en que estamos presentes”.

Escarrer toma el liderazgo al frente del sector y reconoce que “el ritmo de respuesta de los gobiernos no ha sido el necesario: esta crisis nos ha enseñado que lo que un día se considera utópico o imposible, como es poner un país europeo en cuarentena, se convierte al día siguiente en una realidad que todos asumimos casi con normalidad”.

Por ello solicita “a nuestros gobiernos un plan de choque, hoy mejor que mañana, tan valiente y ambicioso como lo requiere el desafío actual, con medidas fiscales, laborales, y económicas tales como facilidades financieras, supresión de gravámenes y aplazamiento de pagos, ayudas y flexibilización laboral, nunca antes vistas, para mantener el empleo y las empresas a flote”.

Escarrer advierte que "nos encontramos ante un desafío de país", que únicamente "podremos abordarlo juntos, empresas privadas y Administraciones públicas".

En este sentido el vicepresidente ejecutivo y CEO de Meliá asegura “compartir la fe de nuestra secretaria de Estado en la capacidad de resiliencia del turismo español, y deseo ver despejarse cuanto antes la incertidumbre motivada por el coronavirus, pero ni siquiera el sector turístico resistirá una debacle como ésta, de duración indeterminada, sin ayuda”.

Por ello concluye afirmando que “nos encontramos ante un desafío de país, uno que puede dejarnos heridas muy profundas cuando el temor al virus se disipe, y es nuestra responsabilidad abordarlo juntos, empresas privadas y Administraciones públicas”.

Crisis sin precedentes

El también presidente de Exceltur se muestra convencido de que “las personas querrán volver a viajar tan pronto como se despejen las alarmas por el virus” porque se han convertido en una necesidad humana, “una de las prioridades para las nuevas clases medias”. Por ello, “la industria turística retornará con fuerza, si bien los tiempos vendrán marcados por la eficacia con que las naciones y organismos supranacionales reaccionen ante la epidemia”.

La experiencia más cercana a la situación actual, recuerda Escarrer, “es la pandemia del coronavirus SARS en China, que se declaró en noviembre de 2002, siendo levantada la recomendación de no viajar por la Organización Mundial del Turismo en mayo de 2003. Tras siete meses en “cuarentena”, la demanda de los ciudadanos chinos recobró su dinamismo rápidamente, finalizando el año 2003 con un crecimiento sobre 2002 del 22%, y del 43% en 2004.

Sin embargo, añade, “la rapidez y globalidad de la expansión del COVID-19 no tiene precedentes, pues la propagación del SARS fue mucho más lenta, si bien su índice de letalidad fue superior, y ello también provoca una mayor prevención y restricciones a la hora de viajar. Bloomberg apuntaba hace unos días que el revés sufrido por el coronavirus en la industria turística será el mayor en 20 años, es decir, por encima del que causaron los atentados contra las Torres Gemelas, el mayor impacto registrado hasta este momento”.

Triple responsabilidad de las empresas

Meliá Hotels International, como ha subrayado su máximo directivo, “con más de 60 años de trayectoria, tiene amplia experiencia en la gestión y superación de crisis de casi cualquier tipología, y como empresa líder del sector en España y una de las 20 grandes cadenas a nivel internacional, tenemos una triple responsabilidad para contribuir a la superación de la situación actual”.

Una triple responsabilidad aplicable a todas las empresas del sector, que comienza con su “involucración como agentes activos de la recuperación”

Pero por encima de todo, explica, “velar por la seguridad y bienestar de nuestros clientes y empleados; colaborando desde el primer momento con las autoridades sanitarias en cada uno de los destinos en que estamos presentes, y monitorizando diariamente la evolución de la situación. Basándonos en nuestra amplia experiencia en crisis similares en el pasado, como la del SARS en 2003 o el H1N1 en 2009, y en nuestra temprana experiencia con el COVID-19 en China, se han establecido todos los procedimientos, productos de higiene y desinfección, y equipamiento de protección personal necesarios para la prevención y la reacción ante cualquier sospecha de infección”. Asimismo “disponemos de sistemas y canales de comunicación interna donde compartimos y actualizamos toda la información, recomendaciones y conocimiento necesario para la mejor gestión de esta crisis”.

Escarrer hace énfasis en que “en tiempos de incertidumbre para el mundo de los viajes, la seguridad y bienestar de nuestros huéspedes y colaboradores continúa siendo, tal vez más que nunca, nuestra máxima prioridad”. Buena prueba de su capacidad de respuesta ha sido la decisión de mantener a los turistas en cuarentena en un hotel cerrado en Torremolinos como alternativa para su aislamiento, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

A ello se añade la responsabilidad de “mantener la continuidad del negocio. Debemos intentar reducir el impacto de esta situación mediante la adopción de todas las medidas que estén a nuestro alcance, y para ello hemos aprobado un Plan de Contingencia que contempla el fortalecimiento de la liquidez y financiación de la empresa, la cadena de suministro, la flexibilización de las políticas de cancelación para reactivar la confianza y las ventas, o la renegociación con algunos de nuestros socios y propietarios donde ello resulte inaplazable”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar Fernando Medina Fernando Medina hace 3 semanas
El señor Escarrer predica muy bien. Nada que objetar a lo que dice. Pero la pregunta es si actúa conforme a lo que dice. Sin diálogo ni alternativa ninguna ha comenzado a despedir a trabajadores en su hoteles. ¿Eso es liderazgo y responsabilidad?

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.