Diario 6067 02.12.2020 | 23:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La crisis del coronavirus

Campings: ¿Deben desalojarse o quedarse 18.000 turistas de larga estancia?

Si el Gobierno decretase el cierre de estos establecimientos, la operación "regreso a casa" debería planificarse con sumo cuidado 17 marzo, 2020
  • La mayoría de turistas de larga estancia en los campings son jubilados extranjeros
  • Para regresar a casa no pueden hacer 1.000 kilómetros de golpe sino por etapas
  • De momento, los turistas permanecen confinados en sus parcelas y bungalows

Los campings del litoral mediterráneo español alojan en estos momentos a cerca de 18.000 turistas extranjeros de larga estancia, que se han visto atrapados por la crisis del coronavirus y la declaración del estado de alerta. De momento permanecen recluidos en sus parcelas. En caso de que el Gobierno decretase el cierre de estos establecimientos, la operación de "regreso a casa" debería planificarse con sumo cuidado dado el perfil de estas personas: la mayoría jubilados y que no pueden hacer 1.000 kilómetros de golpe hasta la frontera.

Según explica Ana Beriain, presidenta de la Federación Española de Campings y vicepresidenta de la asociación empresarial Mesa del Turismo, “la situación ahora mismo es algo complicada”.

“En el norte y centro de la Península no hay problema, porque la mayoría de campings estaban cerrados y los pocos que operan han ido desalojando poco a poco. Ahora se ha tomado la determinación de cerrarlos todos porque consideramos que es importante hacerlo, por control del coronavirus y pensando también en nuestros propios trabajadores lógicamente”.

Sin embargo, la vicepresidenta de la Mesa del Turismo se muestra preocupada por la situación en aquellos campings situados en el litoral Mediterráneo español “que trabajan en la temporada de invierno y que tienen lleno”.

“Solamente entre los campings de Andalucía y Región de Murcia estimamos que hay entre 8.000 y 9.000 turistas". En los campings de la franja costera de la Comunidad Valenciana y Cataluña podría haber otros 9.000, indica.

“Son clientes que pasan allí el invierno, llegan a España por carretera en su propio vehículo y realizan estancias de tres meses. Se alojan en bungalows, caravanas y autocaravanas y en estos momentos hay campings que están al 90% y 100% de ocupación”, explica Ana Beriain.

¿Que se queden o que regresen?

En su opinión, “lo lógico sería irlos desalojando poco a poco”. Sin embargo, la operación de “regreso a casa” se presenta compleja para estos turistas extranjeros, la mayoría de ellos jubilados.

“Estos turistas, para regresar a sus países, van subiendo por carretera y autopista desde el sur de la Península hacia la frontera con Francia. Lo hacen por etapas, pasando noche en diferentes campings. Tengamos en cuenta que estamos hablando de jubilados alemanes, holandeses, ingleses, franceses, etc, que no se pueden meter 1.000 kilómetros de una tirada. Van a necesitar dormir una o dos noches antes de llegar a la frontera con Francia desde el sur”.

Por tanto, la operación “regreso a casa” de estos miles de turistas extranjeros necesitaría disponer de una serie de campings abiertos a lo largo de la ruta para que pudieran ir haciendo paradas de descanso, explica Ana Beriain.

“Deberían disponer de unos servicios mínimos repartidos a lo largo de la ruta que realizarán, con campings que estarían abiertos para ir acogiendo una o dos noches a toda esta gente”, reitera.

Un camping en la costa española.

¿Y si tienen que cerrar los campings?

El problema se acentuaría si todos los campings tienen que cerrar de golpe o con muy pocos días de margen.

“Estamos esperando a que el Gobierno nos indique mediante decreto si incluyen a los campings en la lista de establecimientos que deben cerrar. Por tanto, la medida sería ir desalojando poco a poco. Pero hasta el momento no nos han comunicado nada”, indica la presidenta de la Federación Española de Campings.

De momento, los turistas que permanecen alojados en los campings están confinados en sus parcelas y bungalows, del mismo modo que los ciudadanos deben permanecer en sus hogares y no pueden salir salvo determinadas causas justificadas, al haberse decretado el estado de alarma en España.

“En la gestión de toda esta crisis no hay que olvidar que España es un país acogedor, turístico por excelencia y que siempre nos hemos caracterizado por tener calidad en el trato y en nuestros servicios. Tenemos que seguir haciéndolo lógicamente”, dice Ana Beriain.

Restricciones al movimiento

Por su parte, la patronal alicantina de alojamiento HOSBEC cree que “en el caso de clientes de larga estancia que vivan en sus caravanas o mobile-homes, entendemos que pueden cumplir las cuarentenas y limitaciones en lo que es su domicilio durante su larga estancia, esto es en la caravana o mobile-home, sin necesidad de que tengan que volver obligatoriamente a sus países o localidades de origen”.

“En estos casos, les serán de aplicación todas las restricciones exactamente igual que a la población en general y tendrán que cumplir todas las instrucciones tanto de autoridades locales como autonómicas y nacionales y de la propia dirección del establecimiento”, indica HOSBEC.

Según añade esta asociación, para atender esta situación los campings podrían establecer “un servicio muy atenuado de atención a estos clientes, limitándose a garantizar el uso de servicios higiénico-sanitarios y de alimentación durante el tiempo que duren las restricciones de movimiento”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Los campings, Una bomba de relojería…. ¿Responsabilidad o una temeridad? #coronavirus #quedateenlacaravana Es este post expreso mi opinión... Estamos a la espera del decreto del ministerio de turismo, en la que se prevé el cierre de prácticamente la totalidad de la oferta alojativa, con algunas excepciones. ¿Que pasaría si un camping de 1000 personas de la tercera edad se infecta? Desde luego el hospital de la zona se colapsaría... Cuanto menos! http://www.campingblog.es/los-campings-una-bomba-de-relojeria-responsabilidad-o-una-temeridad-coronavirus-quedateenlacaravana/