Diario 5905 28.05.2020 | 00:05
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Gestionando la crisis

Las tres fases de la recuperación del sector turístico en Barcelona

El turismo local, catalán y nacional serán claves durante los primeros meses posteriores al confinamiento 9 abril, 2020
  • Un factor determinante será ver en qué medida el desconfinamiento permite aglomeraciones de gente en iconos turísticos o festivales
  • Habrá dos momentos esenciales para la ciudad condal en el resto del año, lo que pueda quedar del verano y la campaña de navidad
  • En función de cómo se vayan desarrollando estas fases, se pondrán en marcha los contenidos adecuados para la promoción de Barcelona

Barcelona contempla tres fases para la recuperación del turismo una vez se dejen de aplicar muchas de las medidas puestas en marcha por la crisis del coronavirus. En un primer momento, una vez concluya el confinamiento, tendrá un peso relevante la presencia de visitantes de su periferia provincial. Posteriormente, a estos se les sumará el turismo catalán y nacional, que lo tendrán mucho más fácil para acceder a la ciudad condal. Y en una tercera fase en la que se reactivirá el turismo internacional, que va a depender del momento de la apertura de fronteras.

En función de cómo se vayan desarrollando estas fases, se desarrollarán los contenidos adecuados para la promoción de la ciudad en cada momento, según explicó Xavier Marcé, concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona. "Estamos a la espera para ver cómo dotamos cada una de estas fases definidas de los contenidos oportunos para poderlas comunicar adecuadamente", señaló el edil de Turismo, quien incidió en que buscarán que esos mensajes tengan "cierto interés, atractivo y credibilidad y sean competitivos".

Para cada fase de la recuperación se pondrá en marcha una estrategia distinta.

Marcé recordó que la estructura turística de la capital catalana pasa por tres ejes: el turismo de negocios, el de cruceros y otro más familiar o individual. En este punto, desgranó las tres fases que se contemplan para la recuperación del sector y resaltó que para cada una de ellas pondrán en marcha una estrategia distinta.

La primera fase estará relacionada con el proceso inicial del desconfinamiento, en la que habrá "un cierto reeencuentro del ciudadano con la ciudad", según Marcé. Aquí tendrá un peso fundamental los visitantes de la periferia territorial y la provincia. "Va a ser muy importante porque se podrá empezar a salir de casa y empezar a realizar actividad normal. En esta fase el objetivo básico es establecer una cuota de sostenibilidad para ese mundo comercial, empresarial y de restauracion", señaló.

La segunda fase que se va a superponer a esta primera, tendrá como protagonista al turismo nacional y catalán, según las previsiones municipales. "Son los primeros que van a poder viajar, porque van a poder hacerlo en tren y en sistemas de transporte que no van a estar tan afectados como las líneas aéreas", detalló Marcé, quien apuntó que estos viajeros van a aportar "un cojín de sostenibilidad", a ese tejido productivo que tiene que ver con la actividad cultural. Al respecto, el concejal de Turismo detalló que en este periodo habrá un factor determinante: conocer en qué medida el desconfinamiento permitirá aglomeraciones de gente como por ejemplo "visitas a iconos como la Sagrada Familia o el Parc Güell o actividades como festivales musicales como el Sónar o el Primavera Sound".

Por último, la tercera fase, que se va a sumar a las dos primeras, tiene que ver con la reactivación del turismo internacional y dependerá de tres factores, cómo se van a abrir las fronteras, en qué países y de qué manera, según el edil del Ayuntamiento de Barcelona. "En nuestro caso tiene que ver con dos elementos esenciales: qué mensajes podemos dar y a qué países", remarcó Marcé, que incidió que en función de cómo se produzca la apertura se verá cómo se pueden recuperar "las primeras coronas, el turismo francés, italiano, alemán e inglés" y mercados más lejanos como el chino, el ruso o "el americano, que creo que va a ser un poquito más complicado".

Asimismo, relacionados con este tercer periodo, quedará ver cómo se impulsa el sector de cruceros y el de ferias y congresos, aplazados a otoño por la crisis del Covid-19, "que dependerán también de estas normativas sobre aglomeraciones", según el concejal de Turismo, dado que una amplia parte de ese turismo de negocios tiene un amplio espectro internacional.

Marcé hizó hincapié en que estas tres fases se van a superponer y "habrá que mantenerlas todas", y apuntó "dos momentos esenciales" en lo que resta de año, "uno es lo que pueda quedar del verano, que esencialmente confiamos en que pueda ser turismo nacional y otro que ya esperamos que tenga una cierta vigencia internacional que será la campaña de navidad". Asimismo, indicó que ya preparan una primera acción "más local" a partir de los próximos quince días, otra destinada al turismo nacional "que confiamos que se pueda iniciar en mayo", en tanto que en la relacionada con el viajero internacional llamó a la prudencia y esperar "para no dar palos de ciego". Además, anunció que preparan un encuentro en mayo "para profesionales a nivel global para reflexionar sobre estas cuestiones que debemos afrontar en el futuro inmediato".

El concejal de Turismo resaltó también la "excelente colaboración" con el sector hotelero y los pisos turísticos en esta crisis sanitaria. "Temos un sector del alojamiento muy activado y colaborador", destacó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.