Diario 5904 26.05.2020 | 15:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El escenario pos crisis del coronavirus que prevé el Gobierno

Dos fases para recuperar la actividad económica, el turismo en la segunda

18 abril, 2020
  • El segmento del turismo junto con el ocio y la cultura no llegarían a estar en pleno funcionamiento hasta finales de año, según el Ejecutivo
  • El sector da por perdido al menos el 80% del negocio del año, ya que tras perder la Semana Santa no tiene buenas expectativas para el verano
  • Exceltur prevé que las pérdidas del sector alcanzarán los 100.000 millones de euros a finales de año

Una vez controlada la pandemia del coronavirus, la reanudación de la actividad económica en España se hará en dos fases, en función del tiempo que cada sector tarde en retomar su funcionamiento habitual, según previsiones del Gobierno. El primero, que incluye los segmentos productivos, se extenderá hasta el verano, mientras el segundo se alargará hasta final de año y afectaría al turismo, el ocio y la cultura, los más golpeados por la crisis sanitaria, según explicó ayer la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

El Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez está diseñando medidas para proteger la actividad y el empleo en sectores como el turismo, la cultura y el ocio, así como en la navegación aérea y marítima, actualmente paralizados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor, indicó Díaz en una entrevista en TVE.

Se trata de actividades, "que van a tener enormes dificultades", añadió, por lo que su departamento está analizando con los agentes sociales "cómo pautar las medidas para dar también amortiguación social a este proceso", añadió. De este modo, "parece que hemos de continuar con los ERTE por fuerza mayor en esos sectores que ya sabemos que a día de hoy y hasta muchos meses van a continuar sin actividad”, agregó.

El sector da por perdido al menos el 80% del negocio del año, ya que la Semana Santa, la primera gran oleada vacacional del año, representa cerca del 15% de la actividad turística en un ejercicio, se saldó con una facturación cero. Y las perspectivas para la campaña de verano, que supone en torno a 70% de la facturación, son poco esperanzadoras.

España cerró 2019 con casi 84 millones de turistas internacionales.

Desde que se decretó el estado de alarma en España, las pérdidas en la industria turística se han disparado. Un estudio realizado por el lobby turístico Exceltur a finales de marzo señalaba que podrína alcanzar los 55.000 millones de euros para este año, considerando que la actividad pudiera empezar a recuperarse a mediados de junio, especialmente para el turismo nacional, según explicó el vicepresidente ejecutivo de esta organización, José Luis Zoreda.

Solo dos semanas más tarde, dicha entidad ha revisado sus previsiones y ya sitúa las pérdidas en 100.000 millones de euros para el cierre de 2020, según ha indicado el presidente de esta organización y CEO de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, en una entrevista concedida a HOSTELTUR.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha destacado en varias ocaciones que está trabajando con el sector para definir "planes de actuación concretos" para salvar la actividad de la restauración, hostelería y comercio que "definen la estructura productiva de España".

Cree que será fundamental sensibilizar a la población española para que este año "consuma España, mientras se recuperan los mercados internacionales".

Zoreda considera que la demanda extranjera podría empezar a aflorar de forma tímida a finales de julio en el mejor de los escenarios, siempre que "dentro de la dificultad, el sector pueda tener certezas que le permitan tener expectativas".

Sin embargo, otros agentes del sector dan prácticamente por perdida la temporada estival, porque no se está contratando nada para esos meses y siguen produciéndose anulaciones de reservas. Creen que hasta finales de año, para el puente de diciembre, no habrá actividad más o menos normalizada.

El proceso de desescalada

Exceltur reclama del Gobierno un plan de apoyo específico y una comunicación clara de cómo se va a producir el proceso de desescalada una vez finalice el confinamiento, para evitar que una crisis coyuntural se convierta en estructural y ponga en riesgo la viabilidad del primer sector de la economía española.

En opinión de José Luis Zoreda, la crítica situación del sector exige que "deje de correr el taxímetro" de los gastos, pero más allá de la fecha en que el Gobierno decida el fin de estado de alarma y hasta que el sector recupere la normalidad.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.