Diario 5907 30.05.2020 | 01:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Denuncian impagos de los turoperadores

La estrategia de los hoteleros de Canarias y Mallorca ante la temporada

La FEHM ya asume que muchos establecimientos no abrirán sus puertas este verano, mientras que Ashotel considera que serán los hoteles más pequeños los primeros que reanudarán su actividad para dar respuesta a la demanda interna 24 abril, 2020
  • Los hoteleros de Mallorca barajan la posibilidad de comercializar conjuntamente y luego repartirse los turistas
  • Para González, serán las islas menores, La Palma, La Gomera y el Hierro, las que primero puedan volver a la normalidad
  • Los hoteleros denuncian que muchos turoperadores hayan aprovechado la crisis del coronavirus para no pagar

Los hoteleros se preparan para una temporada plagada de incertidumbres. Con el verano a las puertas de la esquina y sin noticias sobre los planes de desescalada por parte del Gobierno, los hoteles, en especial los más pequeños, deben afrontar el dilema de su apertura en el escenario post-Covid-19. Desde el sector de Canarias y Mallorca se contemplan dos actuaciones distintas: por una parte desde la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ya dan por hecho que muchos establecimientos, independientemente de su tamaño, no abrirán sus puertas esta temporada ante los numerosos interrogantes que dejará el día después. Por su parte, desde la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, (Ashotel) consideran que son precisamente los establecimientos más pequeños los primeros que volverán para dar respuesta a la demanda de turismo interior.

Para la FEHM que los establecimientos de la Isla puedan abrir sus puertas depende básicamente de factores externos. “Esta temporada habrá hoteles que no iniciarán su actividad por falta de demanda, compromiso de sus 'partners', porque no se retomen los vuelos que se tenían programados, pero estos motivos no tienen nada que ver con el tamaño de los establecimientos”, asegura la presidenta de la FEHM, Maria Frontera.

Muchos hoteles de Mallorca no abrirán esta temporada.

En este sentido, incide que uno de los principales problemas es la inseguridad que impera en plena pandemia. “La incertidumbre es un mal enemigo al que hay que intentar superar una vez que tengamos más información sobre cómo evolucionará el mercado”, destaca. Así, según Frontera, pese a los esfuerzos individuales que puedan llevar a cabo los hoteles para prepararse, no dependen de ellos mismos sino del contexto europeo y muy especialmente de que “durante el ‘periodo de espera’ hasta reiniciar la actividad hayan recibido apoyo para poder resistir los meses en los que los ingresos son inexistentes”.

Por el contrario, desde Ashotel consideran que serán precisamente los hoteles más pequeños, aquellos de pocas unidades y apartamentos, los que reanudarán antes su actividad para dar respuesta a la demanda del turismo interno, el que todos los destinos prevén que se reactive antes.

María Frontera, presidenta de la FEHM.

"Será más fácil que estos hoteles con pocas unidades de alojamiento, 30, 40, 50, puedan dar respuesta a esa demanda de turismo interior frente a los hoteles grandes vacacionales que trabajan con turoperadores y que son hoteles de 300 o 400 habitaciones que no van a abrir para atender a una demanda interior que es muy pequeña en cuanto a número", señala el gerente de Ashotel, Juan Pablo González.

Al respecto, defiende que en el Archipiélago serán las islas menores, La Palma, La Gomera y el Hierro, las que primero puedan volver a la normalidad tras la pandemia. "Creemos que esos hoteles son los que tiene ahora mismo más viabilidad o por lo menos más prontitud en cuanto a la apertura", detalla.

Por otro lado, ante el nuevo escenario post coronavirus, con la previsión de una menor llegada de turistas, los hoteleros de Mallorca barajan la posibilidad de comercializar conjuntamente para luego repartirse los clientes.

"Vamos a ver cómo en las próximas semanas se intentan materializar propuestas surgidas de nuevas alianzas y de cooperación para poder mantener un nivel de actividad, independientemente de en qué medida se desarrolle", apunta Frontera

Al respecto, destaca que lo fundamental es que se haga con garantías y generando confianza a los consumidores en la fortaleza sanitaria del destino "y en la camaleónica capacidad que tenemos en Mallorca para adaptar nuestros productos turísticos a los nuevos escenarios post-Covid".

Juan Pablo González, gerente de Ashotel.

Para la presidenta de la FEHM, el objetivo es que una vez se retome la actividad, en el menor tiempo posible, "estemos a la altura y cubramos las expectativas para que las estancias que se produzcan se desarrollen sin ningún tipo de incidencia y que ayuden a olvidar a nuestros visitantes estas semanas de confinamiento".

Así, pese a asumir que durante un tiempo se tendrá que convivir con ciertos protocolos de seguridad, el objetivo de la FEHM será "dar seguridad intentando incorporarla a la actividad vacacional de la forma más imperceptible posible, dando una nueva normalidad"

Al respecto, Frontera remarca que los esfuerzos en estos momentos se deben concentrar en adecuar los espacios de trabajo y adoptar las medidas necesarias, estableciendo protocolos en las instalaciones aeroportuarias y portuarias y "en la parte que compete a cada uno de los agentes de la cadena de valor turístico planificar, para que no haya ningún eslabón suelto".

Reservas no canceladas

No obstante, apunta que en Mallorca todavía hay muchas reservas de temporada alta y otoño que aún no se han cancelado, por lo que a medida que se vayan rebajando las restricciones a la movilidad y se abra el aeropuerto, se podrá dar cabida a la demanda que exista, y dependiendo de con qué mercados emisores esté conectada vía aérea la Isla, "se podrá valorar mucho mejor la opción de desarrollar más o menos actividad".

Por el contrario desde Ashotel, descartan que esta medida esté en estos momentos encima de la mesa. "Los hoteles van a ir abriendo conforme tengan demanda y cuando las autoridades sanitarias lo aconsejen", recalca González.

Ashotel denuncia que muchos turoperadores han aprovechado la crisis para demorar los pagos.

En lo que sí coinciden ambas asociaciones hoteleras es en lamentar que muchos turoperadores estén aprovechando estas circunstancias excepcionales para demorar sus pagos o directamente no pagar.

Según la presidenta de la FEHM, tienen constancia de TTOO que no están pagando los servicios prestados al inicio de esta temporada a los hoteles que habían abierto, mientras que alguno de ellos lo han hecho con retraso y otros aún no tienen fechas previstas de pago. En este punto, Frontera recuerda que cuando se decretó el estado de alarma, había 210 hoteles asociados a la FEHM que ya estaban abiertos en Mallorca.

"Esto no significa que la situación de impagos o retrasos les afectara a todos ni mucho menos, pero es un hecho constatado y que ha sucedido", incide Frontera, que aclara que no obstante esta situación no se puede comparar con las deudas acumuladas que dejó la quiebra de Thomas Cook, "pero al final todo suma y se añade a las dificultades económicas que algunos ya soportaban".

Ayudas públicas

"Todos pasamos dificultades y tratamos de mantener la liquidez, hoteles, turoperadores, compañías aéreas, de transportes", asevera la presidenta de la FEHM, quien hace hincapié en que dado el peso de la actividad turística tanto en Baleares, como en España y también en la Unión Europea, serán necesarias ayudas públicas de sostenimiento que permitan a las empresas resistir unos meses hasta tener controlada la pandemia.

"Una vez superado este tsunami inicial en el que precisamos mantenernos a flote, el espíritu empresarial y el trabajo con los agentes, las instituciones y la orientación a los mercados y consumidores se activará de nuevo y retomaremos progresivamente el camino hacia la estabilización", asegura.

De igual modo, González explica que también en Canarias algunos turoperadores, especialmente los grandes, están aprovechando la coyuntura para retrasar los pagos hasta finales de abril. "Es curioso porque se trata de servicios que fueron prestados antes del 14 de marzo y que además probablemente hayan cobrado seis meses antes, por lo que probablemente estén jugando con el dinero de los hoteleros para sanear sus cuentas".

En este sentido, censura que lo "más grave" de todo, es que estos gigantes turísticos no les paguen cuando al mismo tiempo "están solicitando rescates en sus países para sanear sus cuentas".

Asimismo, el gerente de Ashotel relata cómo desde la asociación se han puesto sus servicios jurídicos a disposición de los hoteleros, y se han elaborado varios documentos tipo cartas de reclamaciones de pagos para los TTOO, para que los hoteles las hagan suyas y se las puedan remitir, y explica además que tampoco se descartan en un futuro acciones judiciales conjuntas. "Ahora estamos en la situación de reclamar pagos y evidentemente evitar que se aprovechen de una situación que es desfavorable para todos, incluidos los hoteleros", abunda.

"Quien tiene desde hace más de seis meses el dinero de los servicios prestados hace más de dos, no tiene sentido que esté jugando con ese dinero porque no es suyo" remacha González

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.