Diario 5911 04.06.2020 | 03:28
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Estudio de la Fundación de las Cajas de Ahorro

La economía española caerá 7% y será inédito el desplome del turismo

26 abril, 2020

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sostiene que la crisis provocada por la Covid-19 representa el mayor desafío de la economía global desde la Segunda Guerra Mundial y en la economía española los primeros síntomas se empezaron a observar en marzo, dice la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas). Proyectan que al finalizar el 2020 se habrá producido una contracción del 7% en el PIB; los ingresos por turismo “sufrirán una caída inédita” y los servicios de alojamientos y restaurantes serán los más afectados.

Las previsiones de Funcas se fundamentan en el “doble shock de oferta y demanda” provocado por la pandemia de coronavirus y las medidas de confinamiento impuestas, lo que se suma al hundimiento de los intercambios comerciales internacionales.

En el primer bimestre del año los indicadores apuntaban a un mantenimiento en el ritmo de crecimiento del PIB, “a una tasa similar a la observada en el último trimestre de 2019” e incluso se observaba un aumento en la creación de empleo en febrero, pero a partir de marzo las restricciones para contener el avance del coronavirus alteraron todos los indicadores.

De acuerdo a los datos citados por Funcas, el número de afiliados a la Seguridad Social se redujo en casi 890.000 desde la introducción de las restricciones, mientras que los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERTE) ascendieron a aproximadamente 1,5 millones (incluyendo expedientes pendientes). Se produjo también un descenso en el consumo de energía (-6,8%), en el tráfico aéreo de pasajeros (-60%), cayeron las matriculaciones de automóviles y vehículos comerciales (-60%) y, aunque “más moderada”, también cayeron los índices de confianza (Ver: La confianza empresarial, en mínimos al hundirse un 26,9%).

Si bien el impacto es “muy severo” y general en la economía española, hay sectores más afectados por los cierres, como es el caso del comercio minorista, alojamientos, restaurantes, actividades culturales y deportivas y servicios personales.

Funcas ha realizado sus previsiones bajo el supuesto de un confinamiento que se prolongaría hasta mediados de mayo y con una salida mucho más gradual de lo proyectado inicialmente, lo cual “perjudicaría especialmente a los sectores más dependientes de la movilidad”.

En consecuencia, “la economía podría experimentar una fuerte contracción durante la primera mitad del año, antes de rebotar a partir del tercer trimestre, a medida que las medidas de restricción de la actividad se van suavizando”, explican. Pero agregan que “pese al rebote”, la economía registraría una contracción del 7% para el conjunto de 2020

Se espera que “el shock de demanda sea severo”, ya que los hogares ajustarán su gasto en consumo, por las restricciones asociadas al confinamiento y por la erosión de su renta disponible, a lo que se suma “el incremento del ahorro de precaución, un fenómeno ya observado en la crisis de 2009”.

Lo anterior va de la mano con la proyección sobre el empleo. Funcas advierte que al finalizar el 2020 la destrucción de empleo en media anual “ascenderá a unos 900.000 puestos de trabajo” y si se añade a los afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), el impacto sobre el empleo en media anual asciende a 2,3 millones.

La tasa de paro (que no incluye a los afectados por ERTE porque se considera que están ocupados) se situará este año en 19%, descendiendo el año próximo hasta el 17%. Pero si los trabajadores afectados por ERTE contabilizasen como desempleados, la tasa de desempleo en 2020 se situaría en el 24,4%.

Como es previsible, la recuperación en cada rama económica será diferente y los expertos resaltan que solo el sector primario, las industrias extractivas y energéticas, y administración pública, sanidad y educación, mantendrían al final del año un nivel de PIB similar al anterior a la crisis sanitaria.

El sector más afectado sería el de los servicios de alojamiento y restaurantes, cuyo nivel de PIB sería un 20% inferior al del final de 2019” y “los ingresos por turismo registrarán una caída inédita, contrarrestando la tendencia menos negativa de las exportaciones en otros sectores”

Avatar redactor Taiana Gonzalez Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.