Diario 6063 28.11.2020 | 07:36
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Sanidad, el nuevo paradigma de la seguridad aérea

Fase 1 de la aviación: ¿cuáles son las nuevas reglas para volar en la UE?

13 mayo, 2020

La Comisión Europea presenta este miércoles, 13 de mayo, un marco común de reglas para la reapertura segura de la aviación comercial cuando finalicen los bloqueos por el coronavirus. La comisionada de Transporte de la Unión Europea, la rumana Adina Valean, ha adelantado que, como parte de la estrategia, las medidas incluirían el controvertido distanciamiento social y otras normas en aeropuertos y a bordo de los aviones, equipos de protección para el personal y el uso de mascarillas y la desinfección de las instalaciones y aeronaves, dos prácticas que ya han establecido las compañías, los gestores aeroportuarios y, de forma obligatoria, algunos gobiernos como España. Ha enfatizado dos elementos: serán "principios horizontales" a respetar al reabrir las conexiones aéreas y el momento depende de la situación de salud.

En tal sentido, Valean afirma que ella "no puede decir" cuándo serán restablecidos los servicios, porque "la situación de salud será priorizada", pero considera que una coordinación entre los estados miembros es esencial. "Es mejor tener un enfoque armonizado que ver a cada uno tomando sus propias medidas".

Sobre la reunión de este miércoles en Bruselas, más información en Bruselas anunciará hoy un plan de cinco iniciativas para activar el turismo

Los especialistas en salud establecerán los criterios que los estados miembros de la Unión Europea deberán aceptar para garantizar un enfoque común para los viajes transfronterizos. "Tenemos que asegurarnos de que los criterios de salud sean respetados y estén en su lugar antes de que ocurra una relajación en el viaje", dice Valean.

Limpieza de las cabinas de aviones.

La comisaria de Transportes de la Unión Europea ha sugerido que las medidas de distanciamiento social deberán continuar en los viajes aéreos, el modo de transporte a su juicio "más afectado. Sé de hecho que esta crisis de salud está aquí para quedarse por mucho tiempo, hasta que podamos encontrar un buen tratamiento o vacuna", por lo que cree que las medidas cuya eficiencia para evitar los contagios ha sido comprobada como el distanciamiento social deben mantenerse de una forma u otra.

"Si bien el calendario y las modalidades específicas diferirán entre los estados miembros, es esencial que haya un marco común", dice. "La falta de coordinación para levantar las medidas restrictivas corre el riesgo de tener efectos negativos para todos los estados miembros y crear fricciones políticas".

Valean ha agregado que se requiere de un "enfoque gradual" para abrir las fronteras internas y externas y restaurar el funcionamiento normal del área Schengen.

"Las restricciones de viaje y los controles fronterizos actualmente aplicados deberían eliminarse una vez que la situación epidemiológica de las regiones fronterizas converja lo suficiente y las reglas de distanciamiento social se apliquen de manera amplia y responsable".

Cuándo

La Comisión Europea y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) coinciden en que probablemente haya restricciones en los viajes hasta mediados o incluso finales de 2020 y que realmente inicie la 'nueva normalidad' del transporte aéreo.

Aunque no hay claridad sobre el cuándo, como ya han avanzado algunos países, la industria aérea y los aeropuertos, está claro que la gradualidad comenzará por las rutas domésticas, seguirá por las internacionales de corto y medio radio, algunas podrían ser simultáneas a las primeras y finalmente los vuelos intercontinentales. Es por eso que las organizaciones como el ACI y la IATA están coordinando un “plan global de reinicio de vuelos”.

El presidente del gestor aeroportuario español, Maurici Lucena, dijo el mes pasado que España reanudará el tráfico aéreo en fases: nacional, europeo y largo radio. Desde marzo, el tráfico en los aeropuertos españoles ha caído un 59,3% en número de pasajeros (8,1 millones) y del 43,8% en el número de operaciones, llegando a alcanzar el 95% en algunas jornadas de abril.

Lucena ha explicado que Aena está trabajando en un plan de recuperación del tráfico en las fases indicadas, con protocolos dirigidos a garantizar la protección de los pasajeros como gestión de colas, desinfección de terminales, aprovisionamiento de mascarillas, guantes y geles desinfectantes, control del aforo de tiendas y restaurantes y distancias entre pasajeros.

Cómo volar

Sin duda, el punto más controvertido es el distanciamiento social en un avión o en un aeropuerto. Para las empresas y gestores es bastante difícil.

Para ello, se ha mencionado equipos de protección personal, limitación del aforo en los aeropuertos, salas de embarque, en el caso de las instalaciones aeroportuarias, así como establecer marcas en el suelo para mantener las distancias, lo cual ya se están haciendo en algún aeropuerto europeo. No obstante, cuando haya una mayor actividad, supondrá filas y esperas mucho más largas y una reducción enorme del volumen de flujos.

En los aviones, se plantea realizar limpiezas a fondo e higienización, mascarillas para los pasajeros y las tripulaciones, medidas que son reforzadas por los sistemas de filtrado de alta eficiencia HEPA y reciclaje de aire de las aeronaves que garantiza un ambiente libre en un 99,99% de patógenos, incluyendo el coronavirus. Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), compara la calidad del aire dentro de una cabina de avión con la de un quirófano. También los asientos del centro vacíos para permitir cierto grado de distanciamiento entre pasajeros (ver: Iberia: mascarillas, aire nuevo cada 3 minutos, pero no asientos vacíos).

Las aerolíneas sostienen que con la higienización de las cabinas y el filtrado del aire, hacer test y toma de temperatura en los aeropuertos antes de salir el vuelo y el uso obligatorio de mascarillas durante el vuelo garantizan la protección y la seguridad de los pasajeros. Tanto los aeropuertos como la industria aérea consideran que no es posible mantener el distanciamiento social. John Holland-Kayee, CEO del Aeropuerto de Londres Heathrow, el de mayor tráfico de pasajeros de Europa, advirtió que el distanciamiento social en los aeropuertos es “físicamente imposible”. Por otra parte, con los asientos centrales desocupados, un avión iría a 65% de su capacidad si el resto está ocupado, lo que no haría sostenible el vuelo. Por otra parte, tampoco habría la suficiente distancia entre los asientos de pasillo.

Como medida de corto plazo, esto podría ayudar a que los pasajeros vuelvan a volar con más confianza. Pero a largo plazo, dice Alexandre de Juniac, “esto ciertamente cambiaría la forma como la industria opera”. Y además significaría un incremento significativo en el precio de los pasajes.

La industria aérea no volverá los niveles de 2019 hasta 2023. La situación se ha deteriorado semana a semana, con días en que el número de cancelaciones ha excedido el número de reservas entrantes. Según analistas y expertos, la demanda de viajes aéreos en 2021 será un 25% menor que antes de la crisis y la industria solo podrá contar con una demanda a niveles de 2019 a principios de 2023”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.