Diario 5941 08.07.2020 | 10:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Presentación de la campaña 'Stay safe with Meliá'

Meliá prevé tener 50 hoteles abiertos en España a mediados de julio

El 8 de junio se pondrá en marcha la campaña 'Come back' para incentivar las reservas de los clientes 27 mayo, 2020
  • En los últimos días, la demanda ha sido muy positiva al registrarse por primera vez más reservas que cancelaciones
  • Para las islas "de momento no hay una programación de vuelos que nos permita ser más agresivos", señala Gerondeau
  • En estos hoteles de entrenamiento, como el Palma Marina, se han puesto en práctica los nuevos elementos de seguridad física

"Es muy posible que en la segunda semana de julio haya 50 hoteles operativos de Meliá en España". Así lo aseguró hoy André Gerondeau, director general de operaciones de Meliá Hotels International, durante la presentación de la campaña 'Stay safe with Meliá' en el Meliá Palma Marina de Palma de Mallorca, uno de los 'hoteles de entrenamiento' en los que se han puesto en marcha los nuevos protocolos de seguridad e higiene para la era post-Covid-19. Gerondeau, quien detalló que en Baleares se abrirán tres establecimientos, el Palma Marina, posteriormente el Meliá Calvià Beach y un tercero en Menorca, el Meliá Cala Galdana, destacó que se estas reaperturas dependerán de cómo evolucionen las reservas. "En estos momentos en difícil tener una mayor visibilidad de la demanda", apuntó.

Precisamente, para reactivar esa demanda, el director general de operaciones de Meliá destacó que el 8 de junio se pondrá en marcha la campaña Come back "para invitar a los clientes a reservar con nosotros". Así, destacó que en los últimos tres días, coincidiendo con el anuncio del presidente Pedro Sánchez de la reapertura del turismo nacional a finales de junio y del internacional en julio, la demanda "ha tenido una reacción muy positiva" al registrarse por primera vez más reservas que cancelaciones. "Es un inicio, pero es un buen inicio", incidió.

El Meliá Palma Marina.

“Los hoteles de Meliá estarán preparados para acoger con la máxima seguridad a sus huéspedes en cuanto se puedan reactivar las operaciones, lo cual esperamos se producirá de manera escalonada, desde primeros de julio", indicó

De este modo detalló que en estos momentos, la demanda más relevante se produce para el mes de agosto, seguida de septiembre y algo menos en julio, mientras que la ocupación que esperan se mueve entre el 30-40% "en función de cada hotel".

Por ello, Gerondeau explicó que en zonas como las costas peninsulares -Costa del Sol, Andalucía y Levante- sí que está previsto un ritmo de apertura en julio, y apuntó que de momento se está viendo mucha demanda en el mercado local. "Mayormente el 70-80% va a estas zonas de costa porque es un negocio en que tienen la posibilidad de moverse entre provincias por carretera", recordó el director general de operaciones de Meliá, que matizó que sin embargo para las islas "de momento no hay una programación de vuelos que nos permita ser más agresivos".

La recepción.

"El gran reto abrir es abrir con el sello y la garantia de Meliá, que se ha aliado ahora con una compañía que viene a reforzar esta confianza que es Bureau Veritas", abundó. De este modo, el equipo de esta compañía ha revisado y confirmado la idoneidad de los procedimientos y sistemas desarrollados por Meliá para hacer frente al escenario post pandemia.

El vídeo del programa.

El programa 'Stay safe with Meliá' se ha basado en dos elementos, "la confianza en una compañía que durante más de 60 años, siempre ha estado preocupada por los máximos estándares de calidad, de higiene, de valor agregado y de servicio", y la opinión de los propios clientes, ya que la hotelera ha realizado una encuesta a más de 7.000 para conocer "qué esperan en el regreso", avanzó Gerondeau.

"Quieren asegurarse de que asumamos la responsabilidad de la seguridad y la higiene, pero quieren sobre todo disfrutar de un hotel después de tantas semanas de dificultades, y su expectativa es de libertad y disfrute. Nuestra obligación es que esto sea en el mejor ambiente posible y que disfruten de la autenticidad del destino", afirmó

Los nuevos hoteles de la era poscoronavirus

Pero, ¿cómo será la seguridad en estos hoteles en la época pos-Covid-19? El cliente se encontrará las primeras novedades nada más franquear la puerta, donde se ha habilitado una doble alfombra, una primera con virucida para desinfectar maleta y zapatos y una segunda para secarlos, según explicó durante una visita guiada por el Meliá Palma Marina, su directora, María Morales.

Nuevo protocolos en el desayuno.

El Meliá Palma Marina es uno de los establecimientos que la cadena ha puesto en fase piloto para ensayar el programa Stay safe with Meliá. En estos hoteles de entrenamiento se han puesto en práctica los nuevos elementos de seguridad física, los nuevos flujos de personas para garantizar la distancia social requerida, los equipos y productos de higiene y desinfección, y los nuevos conceptos de gastronomía, alimentos y bebidas, que permiten la seguridad sanitaria, sin producir una merma en la calidad o la experiencia del cliente, informó la compañía.

La nueva realidad de los hoteles de Meliá es visible también en la recepción, que cuenta con los puntos de separación marcados con la distancia de seguridad, por donde los clientes solo tendrán que pasar para entregar el DNI o el pasaporte o pagar, dado que al estallar la crisis sanitaria, la compañía ha acelerado el proceso de digitalización que ya estaba en marcha y ya es posible realizar el check in online, indicó Morales.

Una habitación.

Al finalizar su estancia, los huéspedes deberán depositar las llaves, que son de aproximación, en una urna donde serán rociadas con desinfectante. Del mismo modo, toda la papelería y el material impreso han desaparecido, por lo que el cliente puede acceder a la información de los servicios del hotel mediante un código QR

En cuanto al servicio de restauración, mediante el código QR se podrá acceder a la carta y proceder a reservar el tramo horario en que se va a comer, detalló la directora del Palma Marina. Asimismo, el desayuno se hará en modo autoservicio, en el que el cliente avanza por con su bandeja y va cogiendo lo que quiere tomar, salvo el café o bocadillos, que preparará un camarero tras la barra.

Además para poder permitir la distancia de dos metros entre mesa y mesa se ha reducido un 40% el aforo de este espacio. No obstante, según Morales, según evolucione la demanda, no se descarta poder abrir el restaurante del hotel, de mayor capacidad. Al mismo tiempo, para los clientes que lo prefieran, se han habilitado unas cajas de pícnic que pueden llevarse donde quieran o comer en las áreas comunes si así lo prefieren.

Habitaciones

Con respecto a la habitación, nada más llegar el huésped la encontrará con un precinto que garantiza su desinfección, mientras que las toallas estarán en una bolsa sellada. No habrá amenities monodosis, sino que los jabones y champús vienen en dosificadores que se desinfectarán tras cada uso.

El precinto de la habitación.

Al mismo tiempo, unas pegatinas de colores marcan los puntos de la habitación donde se incide particularmente en la desinfección, como el teléfono, los interruptores y las mesillas, mientras que los mandos de la televisión también están precintados.

Los productos con los que se limpian las distintas superficies han pasado de cuatro a seis distintos y toda la ropa de cama se lava a más de 60 grados, según la directora del establecimiento. "A nivel operativo no hay cambios drásticos, es mucho de lo que ya se hacía", indicó Morales, que avanzó que toda la plantilla realizará una formación online antes de incorporarse al hotel, donde la completarán para aprender los protocolos post-Covid.

Del mismo modo, los trabajadores tendrán a su disposición material de protección y se les medirá la temperatura cuando se incorporen al turno

En este establecimiento de cuatro estrellas, que ya fue sometido a una reforma integral hace más de dos años, también se han renovado ahora otras trece habitaciones, tres de ellas suites, que se incluirán en el programa Level, con servicios más exclusivos.

Las cajas de pícnic.

A partir de ahora, todos los hoteles bajo el paraguas de las marcas de Meliá Hotels International deberán cumplir con todos los protocolos establecidos y que han sido validados por Bureau Veritas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.