Diario 5938 05.07.2020 | 15:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Jornada Hosteltur "Los agentes de viajes ante la nueva realidad"

Binter: una recuperación más acelerada que el resto del sector

Entrevista a Pablo Landrau, jefe de Desarrollo de Mercados Exteriores de la aerolínea canaria 30 junio, 2020
  • La aerolínea enlazará Canarias con Palma de Mallorca, Vigo, Zaragoza, Pamplona, Murcia, Santander y Vitoria
  • Las rutas nacionales se harán desde Gran Canaria y Tenerife, si bien los vuelos en conexión con el resto de islas se harán de forma gratuita
  • "Cualquier ayuda al sector vía la aerolínea va a ayudar al cliente final y va a ayudar al turismo en general", afirma Pablo Landrau

Entrevista/ Pese al duro impacto que ha tenido la crisis del coronavirus en las aerolíneas, la compañía canaria Binter ha visto cómo en las últimas semanas experimentaba una recuperación más rápida que el resto del sector debido básicamente a dos factores: el hecho de que la mayoría de su negocio se fundamente en las conexiones interislas, lo que "para el pasajero canario es una necesidad", y la buena evolución de las reservas a destinos nacionales, que la compañía relanzará mañana, retomando sus rutas a Palma de Mallorca, Vigo, Zaragoza, Pamplona, Murcia, Santander y Vitoria, según explica Pablo Landrau, jefe de Desarrollo de Mercados Exteriores de Binter. Landrau participa en la Jornada Hosteltur “Los agentes de viajes ante la nueva realidad”, que se celebra este miércoles 1 de julio a las 16:00 horas. Los interesados pueden inscribirse gratis en este enlace.

Binter vuelve a enlazar Canarias con destinos españoles desde el 1 de julio, ¿cómo quedará la operativa?

Nosotros antes del coronavirus estábamos volando a siete ciudades nacionales y lo tuvimos que frenar todo en seco. Y desde hace tres semanas hemos vuelto a poner a la venta a nivel nacional, aparte de Canarias. Nosotros volábamos además desde Canarias a Portugal y a bastantes países de África. Y el único proyecto dentro de lo que llamamos mercados exteriores que hemos relanzado es el mercado nacional. Volamos de Canarias a Palma de Mallorca, Vigo, Zaragoza, Pamplona, Murcia, Santander y Vitoria. Hemos retomado todas las rutas.

Pablo Landrau.

¿Y cómo quedan las frecuencias?

Es verdad que alguna ruta antes estaba al nivel de tener cuatro frecuencias semanales y ahora se han reducido, pero no en todas. Al final estamos teniendo en torno a dos o tres frecuencias con todas las rutas nacionales que ya teníamos antes de la crisis.

¿Para cuándo se prevé la recuperación de las conexiones internacionales?

Aquí vamos a depender no solo de nosotros, sino de los permisos que vayan dando los países. En este sentido está siendo un poco caótico, porque por un lado Europa va sacando directrices, pero por otro lado son importantes también las decisiones que los Estados van tomando a nivel bilateral. Por poner un ejemplo, es muy importante lo que España y Portugal acuerden entre ellos con respecto a los distintos requisistos que van a exigir para llevar a cabo las operaciones. Y lo mismo pasa con la gran mayoría de nuestros destinos internacionales que eran los africanos.

Nosotros todo lo que tiene que ver con mercados exteriores, el principal es actualmante el nacional y probablemente el segundo sea el africano. Estábamos volando a Senegal, bastantes ciudades en Marruecos, Gambia, Mauritania y Cabo Verde

Y todo eso sí que está frenado, porque en África estamos viendo que a nivel de contagio ellos están empezando o en un punto diferente al nuestro. Con lo cual ahora mismo toca ser prudentes, esperar un par de semanas para ver cómo van evolucionando ellos también y centrar los esfuerzos en las rutas nacionales.

¿Cómo van las ventas?

Desde hace tres semanas que comenzamos las ventas hemos visto con alegría que las reservas y ventas se están comportando razonablemente bien dadas las circunstancias. Estamos en el camino de promoción de estas rutas para ver si probablemente a finales de verano podemos seguir ampliando las que teníamos a otros destinos.

¿Y a nivel de cifras?

Nosotros cancelamos todo el verano y empezábamos casi de cero. La gente que ha decidido cambiar su fecha de vuelo por otra en verano, junto a las nuevas ventas, han permitido que los vuelos estén, al menos los más cercanos, cerca del 50% de la ocupación, lo cual para el comportamiento de nuestra demanda es bastante bueno, aunque tenemos también clientes que funcionan de última hora. Canarias se está comportando de una manera diferente a otros mercados y por eso estamos intentando adaptar la oferta a la rapidez que vamos viendo en la demanda.

Esta misma semana empezamos a sumar los vuelos nacionales, con salidas y llegadas desde Gran Canaria a partir del 1 de julio, pero ya a partir del 20 de julio también hemos puesto otro segundo avión que va a estar basado en Tenerife y que va a volar a los mismos destinos

Estas rutas se realizarán desde los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife, si bien los vuelos en conexión con el resto de islas del Archipiélago se harán de forma gratuita. Todos estos vuelos nacionales van a permitir la conexión con cualquiera de las Islas Canarias al mismo precio, es una novedad.

¿Cómo quedan las conexiones interinsulares?

Estábamos en torno a 200 vuelos diarios. Y cuando todo esto empezó nos quedamos volando con dos aviones haciendo servicios mínimos. A día de hoy estamos con diez, a partir del 6 de julio estaremos con 12 y a partir del 31 de julio y durante la temporada, es decir, hasta el 24 de octubre estaremos con 14 aviones ATR también en el interinsular, lo cual dado el pesimismo que había y las perpectivas tan dramáticas no deja de ser alentador.

¿Cómo serán los nuevos vuelos pos-COVID?

Desde el inicio de la COVID-19 lo que hemos hecho es incrementar nuestros protocolos de higiene y seguridad sanitaria a bordo y también durante todo el proceso de la experiencia de viaje del pasajero, de tal forma que hemos garantizado al máximo la seguridad de los pasajeros y también de los empleados. Hemos implementado todos los protocolos que son de obligado cumplimiento como puede ser el uso de las mascarillas, limpiezas y desinfecciones del avión, distancia social en el proceso de embarque y desembarque. Pero hemos ido más allá implementando medidas voluntarias: la entrega de toallitas desinfectantes a bordo o retirar todo lo que es el servicio a bordo: ya no se entregan periódicos, ni nuestra icónica chocolatina. Además, el ART es un avión que por la altura a la que vuela tiene la particularidad de que integra directamente el aire dentro, produciéndose un ciclo continuo del mismo y se renueva cada cinco minutos. Mientras, los Embraer, que vuelan a una mayor altitud, la particularidad que tienen es que disponen de unos filtros EPA que permiten limpiar o garantizar la limpieza del aire hasta en un 99,99% de partículas.

El sector de las aerolíneas uno de los más perjudicados por la crisis. ¿Cuál ha sido su impacto en Binter?

Binter dentro del sector aéreo es un caso particular, la mayoría de nuestro negocio está centrado en nuestras conexiones entre islas. El perfil del pasajero es diferente al que puede tener una aerolínea que te abre vuelos desde Madrid hacia el Caribe o Tokio, a destinos donde pueda haber un tráfico no solo corporativo sino también vacacional y un mix más amplio donde el tráfico no es una necesidad.

Para el canario moverse entre islas por diferentes razones sí que es una necesidad y nosotros estamos teniendo una recuperación un poco más acelerada de la que está teniendo el resto del sector, esto con respecto a las conexiones interinsulares

Luego en el proyecto nacional también las reservas se están comportando con mayor rapidez que las de otras muchas grandes aerolíneas. Tiene algo que ver con el destino, ya que al final nosotros al canario le vendemos una escapada nacional y a las personas de las comunidades donde tenemos vuelos les estamos vendiendo el producto Canarias, pues siendo verano cuadra bien con la temporada alta de Canarias en la Península, ya que la temporada alta de Canarias es el invierno a nivel internacional, y porque es un vuelo nacional, lo cual da cierta tranquilidad al pasajero, que no se está yendo a otro país. Además, Canarias no ha sido una de las comunidades que haya sido impactadas en exceso por el coronavirus y eso también en cierto modo da tranquilidad. Eso unido a los esfuerzos que están haciendo las instituciones públicas para tener todos los requisitos, controles y precauciones necesarias para poder controlar cualquier situación está ayudando a que nuestra situación esté yendo con una rapidez un poquito mayor que con otras aerolíneas. Sin duda nos ha tocado y nos tocará a los resultados del año, pero de momento queremos ser optimistas dadas las circunstancias.

¿Van a ser necesarias ayudas?

El sector las va a necesitar. Lo importante de las ayudas no va a ser la cuantía sino el cómo: cómo se devuelven o qué requisitos van a tener que llevar a cabo y cumplimentar las empresas que vayan aceptando esas ayudas. Habrá que ver si se trata de deducciones, subvenciones, o el tipo de ayuda, pero todo lo que tenga que ver con una facilitación financiera que se va a tener que devolver en cierta medida también es pan para hoy y hambre para mañana, ya que tiene que ir respaldado por un plan financiero y de desarrollo y que se vaya cumpliendo para no meterte en problemas mayores.

Nosotros a priori intentaremos evitar todo lo que sea endeudarse de cara a futuro, pero por supuesto que creemos que cualquier ayuda al sector vía la aerolínea va a ayudar al cliente final y va a ayudar al turismo en general

Con lo cual sí que son bienvenidas cualquier tipo de medidas que se tomen en esa línea.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.