Diario 5966 06.08.2020 | 16:00
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Yaiza Castilla los reclama por enésima vez

Canarias insiste: los test en origen minimizan riesgos y generan confianza

"Es preferible gastar dinero en PCR que en paro o en otras cosas que no quiero ni nombrar" 23 julio, 2020

"Hemos pedido una acción decidida para un acuerdo en la Unión Europea con criterios homogéneos" y en particular que se hagan los test PCR en los países emisores de turistas, señaló Yaiza Castilla, consejera de Turismo y vicepresidenta de Canarias, este miércoles. "Cada vez más voces" se suman a la reclamación para realizar pruebas PCR frente al coronavirus a los pasajeros antes de volar, aseguró, aunque "hasta ahora hemos predicado en el desierto, pero ya en China es obligatorio presentar un test PCR negativo con un máximo de cinco días de antigüedad y una medida así podría extrapolarse a la Unión Europea".

El Gobierno de Canarias ha insistido en este punto a Sanidad Exterior, el Ministerio de Turismo, a los turoperadores y a las compañías aéreas, recordó, y considera que lo ideal sería que la Unión Europea adoptara un criterio homogéneo al respecto.

Las medidas de seguridad son el único filtro ante nuevos brotes y el coste es claramente asumible para la política común europea, defendió la consejera, quien señaló que todas las peticiones realizadas no han recibido respuesta oficial.

Los test en origen "minimizan el riesgo de contagio, generan seguridad y confianza en la demanda turística y permitirían una recuperación a mayor velocidad", explicó

Señaló que la patronal hotelera canaria siempre ha apoyado esta demanda, pero han sido "otros agentes del sector turísticos mundiales", a los que no quiso identificar, "los que han puesto pegas".

Parafraseando al presidente de Madeira, Castilla dijo que "es preferible gastar dinero en PCR que en paro o en otras cosas que no quiero ni nombrar".

Yaiza Castilla pide desde el inicio de la reapertura los test PCR en origen.

Algunos diputados canarios -incluso de Podemos- han denunciado que el Gobierno de España no ha actuado bien en esta cuestión y han lamentado que Canarias no tenga competencias para garantizar la salud de su propia población. También han denunciado que el único control contratado por AENA consiste en un control visual y una declaración voluntaria de los pasajeros, además de que en los aeropuertos canarios hay escenas "de cientos de turistas agolpados en colas sin mascarilla ni control".

Las islas, sin capacidad de control sanitario

Los territorios insulares deberían tener capacidad de control sanitario, como hacen otras islas en el mundo, insisten desde Canarias, para evitar nuevos confinamientos y un golpe definitivo a la industria turística.

De hecho, han tenido que producirse rebrotes de la COVID-19 en algunos principales destinos turísticos del país para que volviera el control a los aeropuertos españoles, concretamente desde esta semana (España implanta controles de temperatura en sus aeropuertos de más tráfico).

Han hecho falta rebrotes y que pidieran ese control los gobiernos de los destinos afectados, principalmente Canarias y Baleares, y sólo esta semana se ha hecho caso a sus peticiones y España ha implantado sistemas de control de temperatura de pasajeros mediante cámaras termográficas en los 13 aeropuertos que concentran mayor tráfico de pasajeros del país: Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Málaga, Alicante, Ibiza, Gran Canaria, Tenerife Sur, Valencia, Lanzarote, Sevilla, Fuerteventura y Menorca.

De hecho, hay estudios que demuestran que una gran parte de la población española está indecisa a la hora de viajar y que los principales motivos de esa indecisión son miedo al contagio y desconfianza. Según un reciente barómetro turístico de Braintrust, la causa principal está relacionada con el factor sanitario: la incertidumbre (49,7%), el riesgo de contagio (47,8%) y la situación sanitaria (46,2%). Y para decidirse a viajar, un 53,8% de los españoles necesitarían tener más seguridad sanitaria (El 69% de los españoles no piensa viajar por ocio en los próximos 6 meses).

La vigilancia termográfica se ha instalado en 13 aeropuertos a rebufo de los rebrotes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 2
Cualquier persona que entienda sólo un poquito de prevención comprende y está de acuerdo en que, para proteger a las personas que estén en un establecimiento, hay que: 1) impedir que el virus entre sin control, 2) que el interior tenga algún sistema que extraiga lo poco que se haya podido colar; y 3) que las personas utilicen sí o sí los medios de protección eficaces en el interior. Sólo con esas medidas, una persona sensata accederá a ese establecimiento. Si no están todas esas medidas, la persona no entrará. Esto es aplicable a un establecimiento, a una comunidad, a una isla o a un país entero. Hasta que no adoptemos estas medidas en todos los aeropuertos españoles, nadie querrá coger un avión. Y, a este paso, hundiremos nuestro sector turístico, por la no gestión para impedir los contagios. Es de una evidencia aplastante que es imprescindible exigir una prueba negativa válida PCR a cualquier persona que quiera acceder a nuestro país. Es un sarcasmo que sean los chinos los que tengan que enseñar esto a una de las potencias mundiales del turismo. Me parece que no somos la segunda potencia mundial turística por nuestros políticos, sino por el buen trabajo de los profesionales del sector. Parece como si esta pandemia lo fuera de la ignorancia, la arrogancia y la insolidaridad. Si dejamos a los políticos seguir no-actuando, pronto estaremos sin sector. Tomemos la iniciativa.
Déjense de tontunas, insistiendo una y otra vez en que “…hay que generar confianza en el cliente…”. Quienes han quebrado la confianza del cliente para futuros viajes NO han sido ni la pandemia NI la situación económica adversa NI un desanimo generalizado a viajar : han sido las aerolíneas, las navieras y los tour operadores, que están reteniendo sin ajustarse a derecho los reintegros de los viajes cancelados por fuerza mayor, imponiendo unos bonos inciertos (ejemplo: Pullmantur) que desbaratan el presupuesto familiar (y la confianza) de cientos de miles de consumidores. Déjense de tontunas, con carísimas campañas institucionales de lo interesante que resulta ahora visitar tal o cual destino nacional. Quienes han quebrado la confianza del cliente (aerolíneas, navieras y tour operadores) deberían inmediatamente de “soltar la pasta”, que no les corresponde retener. Eso sí que empezaría a generar confianza en los consumidores. Pero, sobre todo, en las agencias de viajes minoristas, a las que proveedores y organizadores nos han dejado al pié de los caballos, teniendo que hacer frente con nuestras pólizas de insolvencia a su falta de formalidad y de respuesta. Algunos organizadores mayoristas (ejemplo: Smytravel, del grupo Traveltool), además de estar radicados en países tan extraños como Dubai o Uruguay, organizaban y distribuían sus paquetes vacacionales sin ninguna póliza de insolvencia, facilitando ahora bonos sin mayor respaldo financiero que el de una sencilla póliza de Responsabilidad Civil, que nada tiene que ver ni con la propia marca Smytravel, ni con la actual regulación sobre Viajes Combinados y sobre Defensa del Consumidor. Déjense de tontunas : hasta que los consumidores no recuperen el dinero de sus anteriores vacaciones fallidas es poco probable que se vayan a dejar embaucar de nuevo, con unos bonos inciertos a la vista. Pero, sobre todo, es muy poco probable que tantas y tantas Agencias de Viajes minoristas, a las que tantos y tantos proveedores y organizadores nos han dejado a los pies de los caballos, se nos vaya a ocurrir jamás volver a ofrecer a los clientes absolutamente nada de nada. Pues muy probablemente al final nos toque a los minoristas responder de ello ante el cliente final. Déjense de tontunas con la frasecita tan manida de que “…hay que generar confianza en el cliente…”. Quien realmente podría y tendría que hacerlo (aerolíneas, navieras y tour operadores morosos) no lo están haciendo. Y punto.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.