Diario 6008 25.09.2020 | 06:29
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Tormentas tropicales y huracanes

La temporada de huracanes se complica: habrá más ciclones de los previstos

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos ha actualizado su pronóstico para 2020 10 agosto, 2020
  • Si el anterior pronóstico estimaba la formación de 21 ciclones, ahora sube la proyección hasta 25
  • En lo que llevamos de año ya se han registrado 9 ciclones, lo que marca un récord
  • La temporada de huracanes en el Atlántico podría ser "extremadamente activa" este año

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos ha actualizado su pronóstico para la temporada de huracanes en el Atlántico y las noticias no son buenas. Si el anterior pronóstico estimaba la formación de 21 ciclones, ahora sube la proyección hasta 25.

Se trata de la primera vez que la NOAA proyecta la ocurrencia de hasta 25 tormentas con nombre, rompiendo el récord de 21 del fatídico 2005, recordado por los huracanes Katrina y Wilma, que tocaron tierra en Estados Unidos.

Nueve de las 25 tormentas con nombre de esta temporada ya se han registrado en lo que llevamos de año, lo que también supone un récord.

Los nombres de las tormentas tropicales y huracanes de 2020 en el Atlántico y Caribe. Hasta ahora ya se han producido nueve ciclones. El décimo llevará por nombre Josephine.

Mayor riesgo

La agencia federal, que cada agosto actualiza su pronóstico, reiteró hoy que la temporada ciclónica en el Atlántico podría ser "extremadamente activa", con hasta 11 huracanes, de los cuales hasta 6 podrían ser muy poderosos.

"Las temporadas extremadamente activas tienden a tener muchos más huracanes y huracanes importantes. Y esto es cierto no solo para Estados Unidos, sino también para México y toda la región alrededor del mar Caribe", alertó el meteorólogo y especialista en huracanes Gerry Bell durante una teleconferencia de prensa.

Fuerza de los ciclones

Según las estimaciones de NOAA, el rango probable será de 19 a 25 tormentas tropicales con nombre. Es decir, ciclones cuyos vientos superan los 63 kilómetros por hora. Y de esas, 7 a 11 podrían convertirse en huracanes, con vientos que sobrepasan los 119 km/h.

El mayor temor son los grandes huracanes, con vientos máximos sostenidos de 178 km/h o más. De 3 a 6 ciclones podrían derivar en fenómenos de este tipo (categoría 3, 4 y 5 en la escala Saffir-Simpson).

Para esta temporada se prevén entre 7 y 11 huracanes, de los cuales entre tres y seis podrían llegar a convertirse en grandes huracanes.

Las condiciones oceánicas y atmosféricas actuales indican "una mayor probabilidad, del 85%, de una temporada superior a la normal"

Bell precisó que estas proyecciones de la temporada, que comienza oficialmente el 1 de junio y concluye el 30 de noviembre, incluyen las nueve tormentas con nombre de este año, dos de ellas que se convirtieron en huracanes, Hanna e Isaías.

Según Bell, las condiciones oceánicas y atmosféricas actuales indican "una mayor probabilidad, del 85%, de una temporada superior a la normal".

"Desafortunadamente, en contraste con la temporada por debajo de lo normal, ahora es muy poco probable, con solo un 5% de posibilidades", agregó.

Bell enfatizó que esta perspectiva es una guía general que no predice tormentas que tocan tierra porque ello está determinado por patrones climáticos que son solo predecibles "hasta con unos cinco o siete días de anticipación".

Imagen del reciente huracán Isaías, desplazándose por la costa este de EEUU. Foto: NOAA

Condiciones especiales

Según explica NOAA, las condiciones oceánicas y atmosféricas actuales favorecen "una temporada de huracanes más fuerte". Esto incluye temperaturas propicias de la superficie del mar, más cálidas que la media en el océano Atlántico tropical y el mar Caribe y un mayor monzón del África occidental, dijo Bell.

Agregó que se pronostica que estas condiciones, y un "potencial" desarrollo del fenómeno de La Niña, continuarán durante los próximos meses.

"Estas condiciones son vientos verticales reducidos que comparten vientos alisios más débiles en el Atlántico, presión de aire más baja y patrones de vientos provenientes de África que provocan tormentas más fácilmente", matizó.

Agregó que son "condiciones típicas de una temporada por encima de lo normal y extremadamente activa".

Preparación, la clave

El meteorólogo dijo que el 70% de las temporadas de huracanes en el Atlántico han estado por encima de lo normal desde 1995 y nueve han sido extremadamente activas.

El especialista de la NOAA recalcó que "la temporada de huracanes no se trata solo de los números. Se trata en gran medida de la preparación".

"Todos deben conocer los riesgos, tener un plan B"

"Todos sabemos que solo se necesita una tormenta para tener un impacto catastrófico en las vidas y las comunidades", subrayó.

"Los residentes de la costa y del interior deben prepararse ahora antes de que más tormentas amenacen, como seguramente lo harán. Todos deben conocer los riesgos, tener un plan B", alertó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.