Diario 6005 21.09.2020 | 12:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Fuertes retrocesos tanto en el mercado internacional como en el doméstico

París perdió más de 14 millones de turistas hasta junio por el coronavirus

27 agosto, 2020
  • El viajero internacional registró un retroceso del 68%, mientras que la caída del mercado nacional alcanzó el 54%
  • Los ingresos por turismo descendieron hasta los 3.800 millones de euros, frente a los 10.200 del mismo periodo de 2019
  • Los principales turistas extranjeros en las primeras semanas de verano fueron los alemanes, británicos, holandeses, belgas y españoles

París y su región, Île de France, recibieron 9,4 millones de turistas entre enero y junio, frente a los 23,7 millones del primer semestre de 2019, según datos del Comité Regional de Turismo (CRT), como consecuencia del confinamiento y las limitaciones impuestas a los viajes para evitar la propagación de la pandemia de la COVID-19.

La actividad turística de Francia, el primer destino del mundo por número de visitantes -recibió cerca de 90 millones el pasado año-, ha sufrido también un fuerte frenazo como consecuencia del confinamiento impuesto mediados de marzo por el Gobierno del país para evitar la propagación del coronavirus. Solo la región parisina perdió 14,3 millones de turistas en el primer semestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, según las estadísticas publicadas este jueves por el Gobierno de Île de France.

Los ingresos por turismo cayeron hasta los 3.800 millones de euros, frente a los 10.200 del mismo periodo del año anterior.

Tras reponerse del atentado perpetrado en París en noviembre de 2015, “desde hace cuatro años anunciamos récords de visitas, por lo que hemos visto con gran tristeza cómo la pandemia rompe un sector próspero y dinámico de la región", dijo en rueda de prensa la presidenta regional, Valérie Pécresse.

La mayor caída correspondió al viajero internacional, que retrocedió un 68% frente al repliegue del 54% del nacional, un dato esperado dado el cierre de fronteras y la reducción de conexiones aéreas en el segundo trimestre

Durante los meses de junio y julio, más de un hotel parisino de cada dos permanecía cerrado, mientras que en Île de France, sin contar la capital, el 70% de los establecimientos hoteleros estaba abiertos.

La afluencia a museos y monumentos cayó entre un 60% y 80%. En el Louvre retrocedió un 64% y un 77% en el caso del Palacio de Versalles

Las autoridades destacaron, sin embargo, una recuperación progresiva a partir del final del confinamiento, el 11 de mayo, sobre todo en la clientela nacional, y desde mediados de junio en las llegadas internacionales de proximidad.

París es una de las ciudades más visitadas del mundo.

Los principales turistas extranjeros en las primeras semanas de verano fueron los alemanes, británicos, holandeses, belgas y españoles, con un repunte de la afluencia entre junio y julio del 76%, en el caso de los españoles, y hasta del 130% en el de los holandeses.

Los profesionales de la hostelería prevén una mejora de la actividad hasta octubre, gracias al mercado nacional y europeo, mientras que en el último trimestre del año, siguiendo los datos de reservas aéreas que han caído un 80% con respecto al año anterior, estiman que la caída será del 68%.

Mascarilla obligatoria

Por otro lado, el Ayuntamiento de París ha anunciado este jueves que el uso de la mascarilla será obligatorio en toda la ciudad a partir del viernes, ante el repunte de los casos de coronavirus, hasta ahora solo era obligatoria en zonas muy transitadas bajo pena de multa de 135 euros.

El primer ministro francés, Jean Castex, avanzó esta mañana la noticia, formalizada por la prefectura de policía de París en un comunicado: "El uso de la mascarilla será obligatorio para todos los peatones que circulen en los espacios públicos, usuarios de bicicleta, motos, patinetes y otros objetos de movilidad personal, motorizados o no". Quedan exentos los conductores de coches y camiones privados dentro de sus vehículos.

La obligatoriedad de la mascarilla se aplicará también en los departamentos colindantes de Hauts-de-Seine, Val-de-Marne y Seine-Saint-Denis.

La decisión sigue a la anunciada este martes por Marsella, en alerta roja por la fuerte circulación del virus. Además de imponer el uso obligatorio de la mascarilla decretó el cierre de bares y restaurantes a las 23.00 hora local en todo el departamento de Bouches du Rhône, una medida que el Gobierno no descarta aplicar también en París.

Junto al de París, eran los únicos departamentos que se encontraban por ahora en alerta roja, pero el Ejecutivo central amplió este jueves la clasificación a otros 19 de los 101 que hay en Francia.

Esa clasificación autoriza a los prefectos a limitar los desplazamientos de personas y vehículos, prohibir ciertas concentraciones de gente o cerrar de forma provisional restaurantes, museos o mercados, entre otros puntos, cuando se considere necesario.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.