Diario 5354 20.08.2018 | 10:42
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Esther Mascaró

La Comisión Nacional de la Competencia no lee Hosteltur

Ahora tiene "información fehaciente" de que Globalia no va a comprar 15 marzo, 2013

¿Podía haber evitado el fiasco de Orizonia una actuación más ágil de la Comisión Nacional de la Competencia? Esther Mascaró plantea en este post si la responsabilidad social entra dentro de las competencias de este tipo de organismos.

Como soy bastante ingenua y mi conocimiento de los entresijos legales para grandes operaciones económicas es escaso, me ha sorprendido mucho este titular Competencia archiva el expediente Globalia-Orizonia.

Es lógico que lo archiven, después de cómo han ido las cosas. Pero verlo por escrito me ha generado una serie de preguntas y reflexiones que traslado aquí, por lo cual espero me disculpen.

El titular me sorprendió porque claro, una vez está finiquitada Orizonia, la gente en la calle sin cobrar, los proveedores con un palmo de narices, las empresas vendidas a trozos... una casi se había olvidado de que en un momento del proceso, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) tuvo en sus manos la posibilidad de salvar todo el grupo y los puestos de trabajo. Eso fue antes del 13 de febrero, e incluso después, a pesar de que las objeciones de Competencia a la operación habían quedado bastante claras: Competencia ve "posibles obstáculos" en turoperación en la operación Globalia-Orizonia. La CNC no dijo "no" ni dijo "sí", simplemente pidió dos meses más para analizar mejor la operación. Dos meses que significaban que Globalia seguía metiendo dinero sin ninguna garantía de éxito.

Comisión Nacional de la Competencia.Comisión Nacional de la Competencia.

Pero aún entonces, Competencia tenía en su mano hacer una gesto para salvar no ya la operación, sino Orizonia. Sé que se me puede argumentar que ese no es el trabajo de la CNC, y seguramente es cierto, lo sé. Pero pienso que las decisiones, todas ellas, políticas, técnicas, legales... deben contar con un plus de responsabilidad social añadida que los ciudadanos tenemos derecho a esperar. No digo que Competencia tenía que haber autorizado la operación Globalia-Orizonia, mis conocimientos y atrevimiento no llegan a ese punto. Pero sí pienso que la CNC tuvo en sus manos facilitar que no se produjera la escampada de Globalia dando a Juan José Hidalgo los detalles con más aristas de la operación y esperando a que fueran resueltos: Globalia siguió esperando de Competencia los requisitos necesarios para que la operación fuera viable.

Sin embargo no fue así, y la CNC simplemente calló y por lo visto, tampoco se ocupó en leer HOSTELTUR ni la prensa generalista, porque todavía me ha sorprendido más que el titular el texto de la noticia referida al principio: "La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha procedido a archivar la operación de compra del grupo Globalia por Orizonia al tener "información fehaciente de que las partes "no tienen intención de realizarla".

Vale, ahora tienen "información fehaciente" de que la compra se ha ido al garete. O sea, que hasta ahora la CNC no se ha enterado -o no se ha querido dar por enterada- de lo que ocurría con Orizonia. Simplemente ha esperado acontecimientos, ha mirado hacia otro lado como si la cosa no fuera con ellos, no ha leído prensa por si acaso y al solicitar información a Globalia, Barceló y a los Juzgados de lo Mercantil de Palma ("oye, por cierto, ¿cómo está lo de Orizonia?"), ha llegado a la conclusión de que no se llevará a cabo la operación con Globalia y que puede archivar el expediente. Y a otra cosa mariposa.

Trabajadores de Orizonia en Palma de Mallorca.Trabajadores de Orizonia en Palma de Mallorca.

Ya sé que no es así como deben ser estas cosas. Lo sé. Pero me cuesta admitir que los organismos que nos hemos dado a nosotros mismos para ordenar de forma lógica nuestra actividad y nuestras vidas, estén tan alejados de nosotros y de la realidad de la calle. Sé que la CNC no es una agencia de colocación, y que su cometido no es velar por los puestos de trabajo de nadie... pero... ¿por qué no? Quizás no sea ese su cometido, pero pienso que sí es parte de su responsabilidad social lo que les ocurra a las empresas gracias a o a causa de sus actuaciones. A las empresas y a los trabajadores.

La CNC es un organismo independiente. Pero me cuesta asumir que ante un panorama laboral como el que vive España, con cinco millones de parados registrados en el INEM (y seis millones según la Encuesta de Población Activa), nadie mueva un dedo por salvar 5.000 puestos de trabajo. Y no me refiero a que le llegaran órdenes a la CNC, desde el Gobierno, de autorizar la operación. No es eso. Pero quizás sí hubiera valido la pena ser más ágiles con el análisis y sobre todo, si algo debía corregirse o revisarse, ser más ágiles dando a Globalia esas recomendaciones.

Quizás no se hubiera evitado la catástrofe, pero quizás sí.

Que los mecanismos que hemos creado para regular y facilitar nuestra vida, en este caso mercantil, puedan ser los que nos llevan a la picota es una paradoja digna de estudio.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.