Diario 6061 25.11.2020 | 23:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Temas de portada HOSTELTUR

Emisor español: staycations en el año del turismo de carretera

Las restricciones de los países europeos, la delicada situación económica de los ciudadanos y una caída de la conectividad han llevado a los españoles a apostar este verano por viajes en coche a destinos de interior 1 noviembre, 2020
  • ¿Quién se puede ir de vacaciones para que le pongan una cuarentena?”, se pregunta Sarrate
  • El 76% de los españoles ha elegido un destino nacional este verano y solo el 6% uno internacional, según ObservaTUR
  • El mercado doméstico ha apostado por los destinos menos masificados, más cercanos a sus lugares de residencia

Todas las encuestas e indicadores ya lo apuntaban: la inmensa mayoría de aquellos españoles que sí pensaban irse de viaje en este año marcado por la pandemia del coronavirus tenía previsto veranear por el propio país. No obstante, a finales de junio aún había ciertas esperanzas de que se pudieran reactivar los viajes de los españoles al extranjero. La Unión Europea (UE) adelantaba al 21 de junio la apertura del espacio Schengen y consensuaba una lista de otros 15 países seguros a los que iba a reabrir el 1 de julio. Francia, Alemania, Italia, los países escandinavos, Islandia, Grecia o Croacia se perfilaban como los destinos que iban a ser escogidos por los españoles que optaran por viajes internacionales, según las previsiones del sector. Pero llegaron los rebrotes de contagios y con ellos la retahíla de restricciones de los países europeos a los viajeros llegados de España. A esto hay que sumar la delicada situación económica de los españoles -muchos de ellos sujetos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)-, así como una menor conectividad aérea y un encarecimiento de la escasa oferta existente, un conjunto de factores que han abonado el terreno para que este verano hayan prevalecido entre los españoles el turismo interior de carretera y el turismo de proximidad.

“Había una serie de esperanzas en algunas cosas, pero finalmente no se ha cumplido absolutamente ninguna”, sintetiza Juan del Hoyo, CEO del grupo Azul Marino, y fundador y portavoz del colectivo #locosporviajar, creado por un grupo de 32 agencias de viajes para defender sus intereses ante la crisis sanitaria.

Este verano ha prevalecido el turismo de proximidad.

Así las cosas, las restricciones no solo han lastrado la llegada de turistas internacionales. También han desincentivado los desplazamientos de los españoles a estos países. “Las cuarentenas provocan la eliminación total de esos destinos de la mente de una persona, porque si tú tienes que estar 14 días aislado ya ni te planteas ir a ese país”, explica Tolo Deyá, profesor de Turismo y vicedecano de la Facultad de Turismo de la Universidad de las Islas Baleares (UIB).

“¿Quién se puede ir de vacaciones para que le pongan una cuarentena? Y encima, después de haber hecho tres meses de confinamiento. Es absurdo”, considera Martí Sarrate, presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE), quien constata que este verano el 70% de los desplazamientos de los residentes han sido en coche, básicamente de familias y parejas.

“La previsión que se hizo de que los rebrotes se reactivarían en otoño falló. Se han reactivado antes de la cuenta y los ha cogido desprevenidos”, subraya. Ante esta situación, critica que desde el Gobierno no se haya llevado a cabo una buena gestión de la información y se hayan trasladado datos “alarmistas”

Vehículo propio

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lo adelantaba en junio: de aquellos encuestados que sí pensaban irse de vacaciones, un 82,9% tenía previsto usar su vehículo particular para desplazarse a su destino turístico.

“En la Península el gran beneficiado ha sido el turismo de carretera porque es más económico y la gente tiene la percepción de que cuando viaja en coche con la familia no se expone a tantos riesgos como cuando va al aeropuerto y tiene que coger un avión”, matiza Deyá

A esta tesis se suma Del Hoyo, que además aporta un dato significativo: el récord histórico en la venta de vehículos tras reanudarse la actividad en junio. “Si coges las cifras te sorprenderá que es brutal lo que han vendido. Es verdad que ha habido ayudas del Gobierno y el bloqueo de ventas durante el estado de alarma, pero también unas ganas de subirse a un coche para viajar y no meterse en ningún medio donde haya más gente”, destaca.

Destinos nacionales

Según las cifras que maneja el Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR), el 76% de los españoles ha elegido este verano un destino nacional, el 6% uno internacional y solo un 18% ha combinado ambos tipos para sus vacaciones. “Los españoles, en este verano tan atípico que acaba de concluir, han viajado a aquellos destinos que las circunstancias tan particulares que vivimos les han permitido”, explica Marcos Franco, socio fundador de ReiniziaT y de ObservaTUR.

En cuanto a los desplazamientos al extranjero Del Hoyo tiene una visión más pesimista: “Larga distancia yo diría que cero y media distancia, también prácticamente cero”. Al respecto, detalla los apuros en que se han visto este verano agencias que han intentado sacar grupos a destinos como las repúblicas bálticas o Islandia.

“Ha habido todo tipo de problemas, desde cambiar normativas en pleno vuelo o tener que confinar a la gente nada más aterrizar”, relata. Al respecto, recuerda que antes de la pandemia se hacían previsiones a seis meses “y parecía que te quedabas corto”. “Hoy en día la visibilidad es a 24 horas, te cambian las medidas el mismo día”, lamenta

Pero las restricciones no son el único factor que ha hecho que la gente se decante por el turismo de carretera y de proximidad. El vicedecano de la Facultad de Turismo de la UIB apunta dos más: una reducción en la conectividad aérea que ha llevado a un encarecimiento en algunas rutas de los billetes y un descenso de la renta disponible en plena crisis por la pandemia.

“Hay menos conectividad y en algunos casos además es más cara, lo que hace que salir al extranjero sea menos sencillo que en 2019”, expone Deyá, quien resalta que si a estos billetes que cuestan más se le añade que “hay mucha gente que se encuentra en situación de ERTE y mucha gente que tiene miedo de perder el trabajo, y uno de los gastos que intentas reducir rápidamente es el que dedicas al turismo, porque no es algo imprescindible”, recuerda.

“De alguna manera mucha gente está afectada por un ERTE y a lo mejor le hubiera gustado irse de vacaciones, pero su renta no se lo ha permitido”, abunda el presidente de ACAVE

Pero aquellos que han tenido la suerte de poder hacer las maletas en este complicado verano, ¿a dónde han ido? Según Sarrate este verano ha triunfado el turismo de interior, con ocupaciones de en torno al 100% en Comunidades como Cataluña, Galicia y Asturias, donde una buena parte de estos viajeros al volante han hecho reservas directas con plataformas, han ido a segundas residencias o han alquilado apartamentos.

Turismo de proximidad

También se ha viajado a Baleares y Canarias, si bien no tanto como se esperaba en un principio debido a una menor conectividad y al mayor precio de los billetes. Al respecto, Deyá alude a otra de las apuestas de los residentes este verano: el turismo de proximidad.

“En las islas gracias al descuento de residente sí que se ha visto un número importante de personas que ha visitado las otras islas del archipiélago, por los precios en este caso extremadamente baratos con el descuento de residente”, aclara

Asimismo, destaca otros dos segmentos beneficiados: el turismo rural y de interior y la costa. Coincide en este último punto con él Franco. “Los viajes de sol y playa, un año más, han sido los más frecuentes; y lo han sido, además, en casi en todas las franjas de edad”, afirma.

No obstante, desde ObservaTUR constatan que se ha producido un cambio de hábitos y han ganado mucha relevancia los destinos menos masificados. “En este tiempo vacacional, los nacionales han buscado destinos menos masificados y más cercanos a sus lugares de residencia, priorizando en mayor medida el turismo de naturaleza, el ecoturismo y los viajes de relax y bienestar”, detalla.

El CEO de Azul Marino añade a la lista destinos como Euskadi, Cantabria y Asturias “que se han comportado un poquito mejor que otras zonas aunque evidentemente son ocupaciones que no tienen que ver con años anteriores”. No obstante, desde ObservaTUR ofrecen datos más detallados. De acuerdo con sus previsiones, la mayoría de los viajeros (61%) ha disfrutado de unas vacaciones de verano como mínimo de 8 días y un 17% ha superado los 15 días. “Según nuestras estimaciones, el gasto medio previsto habría sido de 595 euros por persona, es decir, casi 110 menos que en los veranos de 2019 y 2018”, detalla el socio fundador de ReiniziaT y de ObservaTUR.

Cambio de planes

¿Cuándo se han producido estos desplazamientos? “Siete de cada 10 españoles han viajado en los meses de julio (31%) y agosto (44%). Han viajado, además, en su mayoría, con su pareja y ha bajado el número de nacionales que se ha desplazado con grupos de amigos”, especifica Franco.

Como era de esperar, la pandemia ha condicionado mucho las vacaciones del mercado doméstico según las cifras que maneja ObservaTUR. El 65% de los españoles ha cambiado sus planes vacacionales de verano por temor al coronavirus y solo un 20% ha cumplido en el mejor de los casos con la planificación que previamente había diseñado, expone Franco.

“Lo más preocupante, con todo, es que hay un 62% de los consultados que piensa que no se volverá a una situación similar a la que teníamos antes de la crisis sanitaria”, indica

Pese a esta cifra, desde ObservaTUR lanzan un mensaje de esperanza “porque la cultura de los viajes es algo ya irrenunciable en cualquier sociedad moderna, forma parte inherente del ocio de las personas y, siempre que las circunstancias económicas lo permitan, volverán a hacerlo”, apunta Franco.

Sin planes para promover el turismo nacional como en los países europeos

A principios de verano, países europeos como Italia y Reino Unido pusieron en marcha paquetes de estímulo o campañas promocionales para promover que sus ciudadanos pasaran sus vacaciones en casa. En España, el Gobierno ha empezado a plantearse la creación de los bonos turísticos justo a principios de septiembre. (Ver: El Gobierno estudia crear bonos turísticos).

“La pandemia deja una importante conclusión, hemos visto la importancia del turismo nacional, que a partir de ahora debe ser tenido más en cuenta”, avisa Sarrate

Al respecto, critica la ausencia a nivel nacional de este tipo de planes promocionales, que en todo caso sí han puesto en marcha Comunidades como Cataluña, Baleares, Andalucía, Comunidad Valenciana así como las del norte del país o bien se han impulsado desde las propias agencias de viajes. “Ha sido un esfuerzo que hemos hecho para dar a conocer el producto que había en nuestro país”, indica.

Por su parte, Deyá censura que en España brille por su ausencia cualquier tipo de planificación pública en lo referido al sector turístico.

“En el pasado llegaban tantos turistas internacionales que no hacía falta que el Gobierno hiciera prácticamente nada para fomentar el turismo interior porque no era necesario”, recuerda

En este sentido, incide en cómo en este año en que ha fallado el turista extranjero “se tendría que haber fomentado el turismo interior. Pero como no tenemos esa costumbre, como falta esta planificación, pues nos ha pillado con el pie cambiado”.

Al respecto señala algunas de las medidas que se hubieran podido adoptar para promover el turismo interno, tales como los bonos o una reducción del coste de los desplazamientos interiores, en trenes o aviones, a través de cualquier tipo de incentivo o bonificación.

¿Han supuesto las restricciones, como las de Reino Unido, algún tipo de proteccionismo para estimular la maltrecha economía en plena pandemia? El profesor de la UIB entiende que algo de eso hay, pero también llama a tener en cuenta las razones sanitarias.

“Es una mezcla de ambos factores: por un lado protegen a la población de posibles entradas de casos de COVID-19 desde el extranjero, pero también es una medida proteccionista, ya que es gracias a esta medida sanitaria han favorecido el turismo de interior”, asevera

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.