Edición España. El turismo no puede perder ni el tren tecnológico ni el talento

De cómo rentabilizar el acelerón digital y retener el capital humano

27 noviembre, 2020
  • La tecnología no puede ser la única protagonista de la recuperación, es preciso lanzar iniciativas para mantener al talento de la industria
  • La pandemia ha acelerado la conciencia de la utilidad del dato, un aspecto para el sector debe pedir la asignación de fondos europeos
  • Especialización, cooperación, alianzas, nuevos productos y sostenibilidad se apuntan como algunas de las claves para fortalecer al turismo

La COVID-19 ha forzado el avance la presencia tecnológica en todos los procesos, incluido el turismo, dando lugar también a que empresas y destinos estén comprendiendo de modo acelerado la utilidad del dato. Junto a ello cobra especial importancia poner en valor a las personas, tenerlas especialmente en cuenta a la hora de diseñar las estrategias de recuperación y no dejar que el talento se escape a otros sectores. Fueron algunas de las principales conclusiones que se pueden extraer de la mesa que, bajo el título 'Claves para la recuperación' abordó ayer en Sevilla el futuro del turismo en el Tourism Innovation Summit 2020 (TIS).

Moderado por la directora general de Turisme de Barcelona, Marian Muro, el debate se inició con una visión sobre las grandes lecciones aprendidas hasta ahora en esta dura crisis. Entre las señaladas el hecho de "que no somos invencibles", afirmó el CEO de Civitatis, Alberto Gutiérrez. O, en un sentido similar, "que somos vulnerables, como personas y como empresas", afirmó Jorge Schoenenberger, Partner of Transportation, Hospitality and Services de Deloitte, quien remarcó la importancia de las primeras para las segundas, "nos ha ayudado mucho poner a las personas por delante en las situaciones más complejas".

Y ahí apuntó otra de las claves para la recuperación del sector, la responsabilidad. "Las empresas tenemos la responsabilidad de generar líneas de negocio" porque son muchos los trabajadores que están enfrentando una difícil situación bajo los ERTE, con ingresos por debajo de lo que precisan. Por ello, afirmó, "hay que dedicar tiempo a reinventar la empresa y buscar áreas de especialización".

Porque también es importante retener el talento dentro del sector si este ya no es atractivo, y ya hay voces que apuntan que se fugará a otros donde los profesionales vean mejores oportunidades.

El dato democratizado

Para Antonio López de Ávila, CEO de Tourism Data Driven Solutions, la pandemia ha puesto de manifiesto que anteriormente "tomábamos pocas decisiones basadas en datos" y ahora ha habido una aceleración de la necesidad del data analytics porque tanto el sector privado como público tienen la necesidad de tomar decisiones más rápidas. Explicó además, que, lejos de lo que se pueda pensar, la interpretación de los datos no es solo terreno de especialistas en la materia ni de las generaciones más jóvenes. Todos pueden aprender a manejarlos y todos tienen la capacidad para interpretar el dato "cuando ven su valor, cuando el dato le es útil". También quiso desterrar el mito sobre que en el avance de la tecnología en estos momentos esté poniendo en peligro la libertad de las personas.

"La tendencia es que nosotros como ciudadanos tengamos más control del dato", afirmó López de Ávila. "Las aplicaciones ahora pueden saber más de ti, si tú las dejas", coincidió el CEO de Civitatis

El impulso tecnológico que se está viviendo en el caso concreto de los test y las medidas sanitarias es también muy importante en esta fase de la pandemia. "Cada día estamos probando tecnología que mejore la actuación", afirmó Emilio Conde, director de Grandes Cuentas de Quirón Prevención. Y estos avances asegura que permitirán que otras actividades que ahora no se desarrollen tomen el ejemplo de congresos como este de TIS en que se han desplegado estrictas medidas, como pueda ser más adelante el caso de los teatros, cines u otras actividades de entretenimiento.

Conde consideró que es el momento de desarrollar un pasaporte sanitario y señaló que es una oportunidad que los gobiernos no pueden perder. Y es que en el aspecto de las actuaciones administrativas el veredicto fue unánime: ha faltado coordinación. El sector solicita coherencia y medidas comunes en cuanto a protocolos y actuaciones. Respecto a los fondos europeos, que no se pierda la oportunidad de marcar entre las aéreas de transformación las que abunden en un mayor y mejor uso de los datos.

Un momento del debate en el que participó el directivo de Amex, en el que se observan los estrictos protocolos mantenidos.

Volviendo al terreno de la responsabilidad, desde Deloitte apuntaron también como claves para el futuro el que las empresas sean capaces de responder a la creciente búsqueda del consumidor de priorizar los servicios de compañías que muestran responsabilidad en su actuación, con el planeta, con un empleo digno, etc. Y de nuevo la importancia de la humanización que puede tener esta situación creando más la búsqueda de colaboración que la competencia.

En otro debate posterior, Luis Dupuy de Lôme, director general de American Express Global Business Travel para España e Italia, comento que, si bien la tecnología está cobrando cada vez más relevancia, esto no disminuye la importancia de la figura del agente de viajes, del asesor de viajes, como un aliado de las empresas para trabajar en la eficiencia, en la reducción de costes y en la sostenibilidad que buscan, así como la necesidad de seguir ofreciendo diferentes soluciones para clientes distintos, que en algunos casos prefieren mantener algunos aspectos más tradicionales de los viajes de negocios.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.