Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Se mantiene el confinamiento perimetral hasta el 15 de enero

Cierra la Comunidad Valenciana: solo dejará entrar a residentes por Navidad

18 diciembre, 2020
  • Restringe a 6 el número máximo de personas en reuniones sociales y familiares, en espacios públicos y privados
  • La Comunidad mantiene el confinamiento perimetral autonómico hasta el 15 de enero
  • Ximo Puig pide disculpas por las molestias que pueda ocasionar la modificación de las medidas

Ni familiares ni allegados. Esta Navidad solo podrán entrar en la Comunidad Valenciana aquellos que tengan su domicilio habitual en la región, por lo que se suprimen las excepciones que se habían fijado hace doce días para estas fiestas. Así lo anunció anoche el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien explicó que estas nuevas medidas excepcionales tienen como objetivo "hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus y proteger mejor la salud de la población, por prudencia, seguridad y responsabilidad". Se trata de la primera autonomía que elimina la flexibilización, en periodo navideño, del cierre perimetral que está en vigor desde octubre.

El presidente, que compareció junto a la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, destacó que las nuevas medidas, que entrarán en vigor el próximo lunes, consisten en restringir a seis el número máximo de personas en reuniones sociales y familiares, tanto en espacios públicos como privados, sin excepciones. Así, durante los días de Navidad, estas seis personas podrán pertenecer como máximo a dos grupos de convivencia.

Puig pidió perdón porque las nuevas medidas suponen "trastocar los planes y la vida de miles de ciudadanos y familias" y aunque "no nos gusta generar incertidumbre ni corregir medidas anunciadas hace solo 12 días, la situación de la pandemia cambia y tenemos que adaptarnos a ella para poderla combatir mejor"

De igual modo, se incrementa la restricción a la movilidad nocturna, limitándose la circulación entre las 23.00 horas y las 6 de la mañana, salvo las noches del 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja, en las que la restricción de movilidad comenzará a las 12 de la noche.

Ximo Puig anoche durante su intervención.

Asimismo, detalló que el confinamiento perimetral autonómico se mantiene inalterado, también durante todo el periodo navideño, y la restricción de entrar y salir al territorio de la Comunidad Valenciana seguirá vigente hasta el 15 de enero, con la única salvedad de los casos excepcionales contemplados en la norma: la vuelta a la residencia habitual, cuidado de familiar dependiente, exámenes oficiales, desplazamiento al lugar de trabajo, asistencia a centros sanitarios o casos de fuerza mayor.

Puig justificó las medidas debido a dos indicadores "que nos obligan a reaccionar". Por un lado el aumento de la incidencia del virus en la última semana, que ha crecido un 27%, y por otro el registro de más de 2.000 casos diarios durante cuatro días consecutivos.

"La velocidad con la que están creciendo los contagios a las puertas del invierno preocupa en toda Europa, en España y también en la Comunidad Valenciana. Por eso, y ante la proximidad de las fiestas de Navidad resulta inevitable adoptar decisiones", añadió

Puig manifestó que "no podemos confundir las prioridades, porque no estamos jugándonos la Navidad sino la vida, el trabajo y el futuro de muchos valencianos". "Ahora, -añadió- cuando la vacuna está tan cerca, cuando estamos en fase de salida de la pandemia, cuando hemos sufrido tanto para llegar hasta aquí con la ayuda de la ciencia y de tantas personas, ahora no podemos fallar".

Durante su intervención, avanzó que se va a intensificar la vigilancia para comprobar que se respetan los límites de aforo y las normas obligatorias en espacios públicos como la restauración. Destacó que con las nuevas restricciones "no se trata de infundir temor a una sociedad que se ha esforzado de forma extraordinaria, es injusto culpabilizar a nadie y lo más efectivo es reforzar la responsabilidad individual".

"Por muchos planes que tengamos, por muy hartos que estemos, no caigamos en la temeridad de saltarnos las restricciones y pensar que un día es un día. No valen las excusas. Todos estamos cansados y deseamos normalidad, pero ahora no puede ser", insistió Puig

Hostelería

Sobre la posibilidad de nuevas restricciones al sector de la hostelería, el presidente valenciano reflexionó que "es difícil dar garantías, hemos intentado un equilibrio para que no caiga la actividad económica, pero ahora hay que ser vigilantes y comprometidos con los aforos. Nuestra voluntad es que se desarrolle el itinerario que hemos descrito".

Preguntado por la campaña de vacunación contra la COVID-19, Puig anunció que "la Comunidad está preparada para recibir, almacenar y distribuir 600.000 dosis de la vacuna de Pfizer", si bien aclaró que "todavía no se sabe el día ni la hora en la que llegarán las primeras dosis".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.