Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Una ampliación de capital puede servir de equilibrio a las reticencias de entidades financieras

SOS hoteles: ¿un nuevo inversor mejor que vender?

26 diciembre, 2020 Premium
  • Aliarse con un fondo o sumar un nuevo inversor no implica aceptar condiciones abusivas, es posible lograr un buen acuerdo
  • Las entidades bancarias están "mirando con lupa" las operaciones con el sector, comenta la abogada de Monlex
  • "Hay que moverse, hay que negociar y hay que salir al mercado” en busca de soluciones para seguir adelante

El mayor problema que enfrenta en este momento el sector de alojamiento es la escasez de ingresos mientras, sin embargo, deben seguir soportando muchos gastos. Vender algún hotel, dependiendo del tamaño de la compañía y su diversidad de activos, puede ser una opción pero no la única. Aliarse con un nuevo inversor puede ser una buena salida, que ayude también a compensar las actuales reticencias de las fuentes de financiación.

Un buen número de hoteles ha estado abierto muy poco tiempo desde que se desató la pandemia e incluso alguno no ha llegado a abrir desde marzo. “Hay una serie de gastos que se siguen devengando a pesar de que el hotel no tiene ingresos”, señala Mónica Julve, abogada de Monlex, en un artículo publicado en la edición de diciembre de 2020 de la revista Hosteltur. Persisten los gastos de personal, aunque muchos hayan aplicado ERTE, y aparte han de hacer frente a rentas o cuotas hipotecarias, seguir liquidando plazos con el constructor si hicieron alguna reforma o hacer frente a préstamos.

“Estamos recomendando que, por supuesto, negocien con todos los acreedores” y “ahora mismo lo primero es identificar muy bien cuáles son esos vencimientos, a qué pagos van a tener que hacer frente en un plazo”.

Vender o buscar un buen socio

Lo más aconsejable es entonces abordar que ese plazo lo tienen que cubrir negociando con los acreedores o pidiendo una prórroga para la liquidación de las cantidades, pedir aplazamientos, reducciones, bonificaciones, etc. Por otra parte, también se puede intentar “negociar con las entidades financieras, para ver si podrían acogerse a algún tipo de préstamos o de financiación, que les permita tener un ingreso de liquidez para aguantar estos meses y, por supuesto, la venta de activos”.

Aunque no sólo eso. Aparte de la posibilidad de poner en venta algún hotel algunos propietarios o cadenas con hoteles en propiedad también están optando por la “ampliación de capital o por asociarse, dar entrada a un socio que aporte capital, o hacer una venta de acciones, cualquier tipo de actuación o de acuerdo que permita una entrada de efectivo”.

Uno de los problemas que enfrentan ahora el sector hotelero y que hasta ahora era nada frecuente derivan de las dificultades que están poniendo los bancos para la financiación.

“Así como al principio se aprobaron los préstamos ICO, y todo el mundo acudió a solicitar financiación a las entidades bancarias, parece que ahora han puesto un poco el freno, y todo lo que son operaciones con empresas del sector las están mirando con lupa”

De hecho, explica Julve, “se están paralizando muchísimas operaciones de financiación con las que en otras épocas no había absolutamente ningún problema y ahora las entidades bancarias no lo están poniendo tan fácil porque están un poco a las expectativa de ver cómo se recupera el sector”.

El tamaño importa, pero hay opciones para todos

Un grupo grande “tiene más opciones” porque tiene más producto que ofrecer, más variado y con más probabilidades de contar con un activo interesante para el inversor. “El pequeño hotelero se ve más limitado, porque si eres una cadena y tienes 10 hoteles en propiedad, puedes vender uno. Pero si sólo tienes dos hoteles, a lo mejor no te interesa vender. Se trata de ver cada caso”.

"Hay muchos fondos, muchos inversores, que ahora están en el mercado. Es verdad que algunos aprovechan y ponen condiciones muy agresivas, pero hay otros que no. Precisamente hay muchos fondos que están aprovechando ahora para entrar en el sector y que no tienen por qué imponer condiciones agresivas"

"De hecho nosotros estamos negociando en algunos casos en los que los hoteleros -las cadenas o el empresario- están llegando a buenos acuerdos”, añade

“Al final se trata de que encajen las piezas, de que lo que el empresario pueda ofrecer y lo que el fondo pueda ofrecer o busque, encaje. Hay que buscar soluciones porque hay alternativas. Pero hay que moverse, hay que negociar y hay que salir al mercado”.

Por tanto, primero “el empresario tienen que hacer una labor de introspección, de saber muy bien qué es lo que tiene, y de conocer muy bien su deuda, que a veces ese es el principal problema, que no sabe exactamente cuál es la deuda global que tiene”. La abogada de Monlex se muestra optimista. “Es una época complicada, pero saldremos adelante y ahora con las vacunas ya más cerca parece que todo el mundo ha recuperado la ilusión”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.