Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Estrategias para reforzar la caja y resistir al invierno

Hoteles golpeados por la crisis de la COVID: en busca de liquidez

4 enero, 2021
  • La decisión del Gobierno de ampliar a ocho años la devolución de los préstamos ICO es un balón de oxígeno para los hoteles
  • Los hoteles afrontan esta crisis con una mejor situación de solvencia, tras varios años muy buenos de negocio
  • Los expertos apuntan soluciones como ventas de activos, entradas de capital de los fondos o más endeudamiento

Por primera vez en la historia, en marzo de 2020 la actividad turística global quedó paralizada porque los países paulatinamente comenzaron a cerrar sus fronteras para intentar frenar el avance de la COVID-19. En España el estado de alarma obligó a los hoteles a cerrar y hasta las empresas que eran rentables y sanas, desde el punto de vista financiero, se vieron forzadas a firmar créditos y refinanciar deudas para mantener la liquidez. La temporada de verano ayudó muy poco y el sector está sufriendo las tensiones propias de la crisis. La ampliación del plazo de devolución de los préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) da un respiro temporal, pero no hay que descartar nuevas estrategias para reforzar la caja y atravesar el invierno.

La buena noticia es que esta crisis ha cogido a los hoteles españoles en una mejor situación de solvencia.

“En general el sector no estaba muy endeudado antes de comenzar la crisis en marzo, porque llevamos unos cinco o seis años muy buenos de negocio y no tenía mucha deuda”, explica Constantino Gómez socio de Arcano Partners, firma de asesoramiento financiero y gestión de activos

Sin embargo, “tras meses de acopio de líneas adicionales de circulante, de ejecución de planes de contención de costes y de un adelantado cierre de temporada -ante una perspectiva de recuperación no alcanzada- toca volver a reflexionar sobre nuevas opciones para reforzar la caja y qué otras decisiones de inversión o desinversión conviene plantearse”, explica a HOSTELTUR Arturo Gayoso, socio responsable del área de Transporte, Hostelería y Servicios de Financial Advisory de Deloitte.

Vender para seguir

Arturo Gayoso señala que la falta de demanda este verano “ha implicado elevados consumos de caja”, porque los hoteles abrieron sin llegar a los números deseados y los que se mantuvieron cerrados tuvieron que hacer frente a costes fijos.

Estas situaciones particulares “podrían llevar aparejadas soluciones extraordinarias para las compañías, como las desinversiones de activos o la apertura del accionariado a nuevos inversores que refuercen la estructura de capital”

Un factor a tener en cuenta, resalta Constantino Gómez, es que la gran mayoría de los hoteleros en España son propietarios, “y ahí tienes algo con lo que poder obtener liquidez”, dice. “Lo más fácil va a ser probablemente la venta de activos”, reconoce el socio de Arcano, aunque las consultoras que asesoran las grandes transacciones coinciden en que las operaciones tardarán más de lo previsto porque los inversores esperaban mayores descuentos.

Turistas en un hotel de Torremolinos ( Málaga). Foto: EFE.

“Estamos en una fase más primigenia de aproximación de dónde está el mercado, pero los fondos están interesados”, expone Gómez, quien asegura que “con esta situación puedes tener acceso al negocio hotelero de una forma más barata y los fondos que antes no lo miraban por tema de precios se lo van a mirar”.

Financiación alternativa

En una primera etapa de búsqueda de liquidez, los bancos “han hecho sus deberes y han asumido su responsabilidad, con los ICO”, asegura Antoni Cuadrada, Director Strategic Advice de Horwath HTL, lo cual ha permitido que las empresas, sobre todo las más pequeñas, no estén con la soga al cuello.

Sin embargo, Antoni Cuadrada cree que a partir de ahora “la banca lo que hará es intentar salvar a la propia clientela y lo que no va a hacer es financiar o estudiar operaciones de un no cliente”, pero insiste en que “hay otros players en el mercado”.

Es entonces cuando entra en escena la financiación alternativa. “En este momento la deuda alternativa es una posibilidad para propietarios de activos cuyo acceso al crédito otorgado por la banca tradicional está más restringido y que precisan de ayuda en este camino hacia la recuperación”, sostiene Gayoso

Respecto a la entrada de capital en las hoteleras, Constantino Gómez recuerda que ya existen fondos especializados “que tienen intereses en activos que en cualquier caso son gestionados por la propia compañía, en lo que pueda ser un contrato de lease & back: yo te vendo, te lo alquilo y te lo opero”.

Un balón de oxígeno

Los ICO han sido la opción más utilizada por el mundo hotelero para reforzar su liquidez. La extensión de vencimientos a ocho años, la ampliación del plazo de solicitud de los avales hasta el 20 de junio de 2021 y el período de carencia hasta 24 meses trae oxígeno y será clave para el futuro de buena parte del sector.

“La gran mayoría de compañías hoteleras, que se han visto obligadas a reapalancarse desde marzo, eran rentables y sanas desde el punto de vista financiero. Dado que el ratio medio de endeudamiento del sector ha empeorado, cualquier ayuda que otorgue soporte en este tránsito hacia la recuperación es más que bienvenida”, apunta Gayoso

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.