Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Prohibido alquilarlas por menos de un mes desde agosto

Barcelona pone freno a las habitaciones turísticas

Es una actividad "imposible de controlar", según el Ayuntamiento 29 enero, 2021

El Ayuntamiento de Barcelona prohibirá el alquiler de habitaciones por menos de un mes para impedir la proliferación de habitaciones turísticas, cuando el próximo mes de agosto entre en vigor la regulación de viviendas compartidas que ha hecho la Generalitat de Cataluña y que las sacará de la alegalidad actual.

Así lo ha anunciado la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, que ha sostenido que permitir esta modalidad de alquiler en la ciudad conllevaría un "aumento desorbitado" de la oferta turística en la ciudad y un "peligro", ya que 670.000 casas podrían acoger turistas. Se estima que actualmente mediante esta modalidad de alquiler se ofrecen 14.000 plazas.

"La ciudad ya tiene 154.000 camas reguladas, una oferta más que suficiente", ha argumentado este viernes Sanz durante la presentación de los cambios en el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), el plan que regula los alojamientos turísticos de la ciudad y que ha aprobado inicialmente esta semana el gobierno municipal.

La pretensión es que se apruebe definitivamente en pleno antes de verano y que Barcelona tenga la norma antes de que entre en vigor la catalana.

En agosto de 2020, la Generalitat aprobó un decreto que admite los hogares compartidos como nueva modalidad de alojamiento turístico en que el residente alquila una habitación a un tercero por 31 días o menos, y que en el caso de Barcelona, sería el ayuntamiento quien lo regularía.

Se estima que Barcelona cuenta habitaciones turísticas con 14.000 plazas.

El mismo mes de agosto, el consistorio de la capital catalana suspendió de manera preventiva la concesión de licencias y la admisión de comunicados y declaraciones responsables de inicio de actividades para la instalación de hogares compartidos, así como el otorgamiento de las licencias y comunicados de obras para habilitar hogares compartidos y comenzó a estudiar cómo regular la actividad.

Este viernes, la segunda teniente de alcalde ha asegurado que el alquiler de habitaciones a turistas es una actividad "imposible de controlar" que "encubre" pisos turísticos ilegales y "prácticas mafiosas", además de causar la perdida de vivienda y el aumento de los precios de alquiler.

Sanz ha recalcado que esta restricción no impide seguir ofreciendo alquileres de más de 31 días, que se hacen habitualmente a estudiantes o trabajadores temporales y que están ya regulados por la LAU y el Código Civil.

Advertencia a Airbnb

Janet Sanz ha destacado que al no admitir el alquiler de habitaciones por menos de un mes en toda la ciudad, plataformas como Arbnb deben "suprimir la publicidad porque no será actividad permitida" y no habrá los resquicios en la legislación que ahora usan para anunciar alquiler turístico no legalizado.

La teniente de alcalde de Urbanismo ha explicado que el Ayuntamiento de Barcelona no ha cobrado ninguna de las multas que ha impuesto en los últimos años a plataformas de alquiler turístico por anunciar alojamientos sin licencia, ya que todas están recurridas y ha reclamado una regulación europea de su actividad.

Además de no admitir la posibilidad de alquilar habitaciones por períodos de menos de un mes en toda la ciudad, la actualización del PEUAT aprobada inicialmente por la comisión de gobierno comporta que en el sector norte del 22@ ya no puede incrementarse la oferta turística.

Sanz ha explicado que en los últimos cuatro años la oferta turística en este ámbito se ha triplicado y ha pasado de 400 a 1.200 plazas y "con estas 900 más basta y ponemos el contador a 0"

Se elimina la posibilidad de implantar nuevos alojamientos turísticos en calles que no superen los 8 metros de ancho

Otro cambio en el PEUAT destacado por Sanz y de aplicación inmediata es que las residencias de estudiantes que no se ubiquen en suelo de equipamiento no podrán situarse en las zonas de decrecimiento y de mantenimiento de plazas de la ciudad.

La edil ha explicado que en estos cuatro años las plazas en residencias de estudiantes se ha incrementado un 70% y que con el cambio lo que se pretende es potenciarlas como salida a la crisis de la pandemia para pequeños negocios turísticos del centro de la ciudad.

La modificación del PEUAT también elimina la posibilidad de implantar nuevos alojamientos turísticos en calles que no superen los 8 metros de ancho.

Oferta controlada

En la rueda de prensa, Janet Sanz ha hecho un balance positivo de los primeros cuatro años del PEUAT y ha asegurado que la oferta ha crecido de manera controlada y equilibrada.

Desde que se aprobó la normativa, la oferta turística ha crecido en 1.460 plazas, de 152.801 en enero de 2017 a 154.261 en agosto de 2020.

Este incremento ha sido sostenido y sostenible, ya que en las zonas más céntricas la oferta ha disminuido (940 plazas menos) y en cambio se han abierto alojamientos en los barrios de las zonas permitidas, en la periferia, especialmente en el 22@ Nord, Nou Barris, Sant Andreu y Sants.

El documento entra ahora en un período de exposición pública de tres meses durante el cual será compartido y debatido con los grupos políticos y los actores vecinales, económicos y sociales mediante un proceso de participación, de cara a la aprobación definitiva, en el Plenario del Consejo Municipal.

Paralelamente, las dos formaciones de gobierno, BComú y PSC, crearán una comisión para acordar las bases de la adopción de la regulación de los hogares compartidos que se deberá aprobar inicialmente antes de que se levante la suspensión por un año de licencias y comunicados aprobada en agosto pasado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.