Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. El cierre de la vida pública ya dura 100 días

Alemania amplía el veto a los viajes hasta el 7 de marzo

11 febrero, 2021
  • La prórroga supone que los ciudadanos deben seguir evitando visitas y viajes privados innecesarios
  • DRV insta a que la política y la industria de viajes trabajen en estrecha colaboración para abordar la apertura
  • En Alemania solo han recibido la primera dosis de la vacuna 2,344 millones de personas, un 2,8% de la población

Alemania alargará hasta el 7 marzo un cierre de la vida pública iniciado hace 100 días, en el que se incluyen las restricciones a los viajes, con lo que a pesar de los reiterados llamamientos de la industria turística para una relajación gradual de estas medidas, no se prevé ningún alivio por el momento. Así lo acordó ayer la canciller alemana, Angela Merkel, tras su reunión con los líderes regionales, para abordar la ampliación de estas restricciones. Desde el sector, criticaron la extensión de estas medidas y advirtieron de que las consecuencias para la economía del país "serán graves". (Ver Alemania veta los viajes incluso dentro del país en un duro confinamiento).

El propósito de Merkel era mantener el nivel actual hasta el 14 de marzo, si bien se encontró con el rechazo de algunos de los 16 'Länder' -estados federados-, por lo que finalmente se consensuó la fecha del 7 de marzo pese al descenso continuado de los contagios y ante el temor a que la propagación de nuevas mutaciones de la COVID-19 inviertan esta evolución positiva.

La canciller alemana, Angela Merkel. Foto: EFE.

La medida supone que los ciudadanos deben seguir evitando visitas y viajes privados innecesarios. Desde la Federación Alemana de Asociaciones de Turismo (DRV), ya se ha advertido que esta decisión afectará a la ya de por sí "devastadora situación" en que se encuentran las agencias de viajes, los operadores turísticos y los muchos otros proveedores de servicios en el turismo en el país.

En este sentido, la entidad que preside Norbert Fiebig ha recordado que con la excepción de una breve recuperación en el verano, la industria ha estado bloqueada durante un año, "sin perspectivas".

"La gente de la industria de los viajes necesita algo más. Muchos ya han tenido que abandonar su negocio o están al borde de la quiebra", ha alertado

Al respecto, la asociación ha lanzado un llamamiento al Gobierno alemán. "Cualquiera que envíe a sectores enteros de la economía a un bloqueo también debe presentar medidas para su reinicio", sostiene en un comunicado.

Por ello, DRV ha instado a que política y la industria de viajes trabajen en estrecha colaboración "para determinar los pasos y las condiciones en las que la industria puede reanudar sus negocios".

"Los escenarios de apertura paso a paso y las estrategias de test basadas en la incidencia del virus están sobre la mesa y ahora deben adoptarse con rapidez para finalmente brindar a la industria de viajes la perspectiva de futuro que tanto necesita", ha defendido

Se da la circunstancia de que hace un mes Norbert Fiebig se mostraba optimista de cara a las vacaciones de Semana Santa y verano en España. (Ver Agencias alemanas conservan la esperanza sobre la Semana Santa en España).

Precisamente, las duras restricciones a los viajes el pasado año ya supusieron la caída de un 39% de las pernoctaciones turísticas.

Siguiente reunión

Las decisiones adoptadas por Merkel y los líderes regionales suponen una nueva prórroga a unas restricciones que empezaron el 2 de noviembre con el cierre de la restauración, el ocio y cultura. Les siguieron, en diciembre, los de los comercios no esenciales y de la actividad escolar presencial.

La siguiente reunión de Merkel con los poderes regionales -a los que corresponde implementar las medidas, según su criterio y nivel de incidencia- será 3 de marzo. Ahí se evaluará la evolución de la pandemia y podría decidirse otra fase de relajación de las medidas

Tras cien días de parón, Alemania se encuentra sumida en una especie de estado de hibernación; los bares y restaurantes solo pueden ofrecer cafés, bebidas o comidas para llevar, algunos comercios tratan de mantener cierta actividad con venta online, mientras el conjunto de la vida cultural y el ocio están cerrados a rajatabla.

"Los esfuerzos de los ciudadanos por lograr un descenso de los contagios han dado sus frutos, lo que les agradezco desde aquí", indicó Merkel tras la reunión. La detección de casos en Alemania de la variante británica, "que es más agresiva", recalcó la canciller, obliga a mantener la cautela

La incidencia acumulada en siete días en el conjunto del país había bajado este miércoles a 68 contagios por 100.000 habitantes. Un claro descenso respecto al pico de 197,6 nuevas infecciones que se había registrado el 22 de diciembre.

El objetivo de Merkel es situarlo por debajo de 50 positivos semanales por 100.000, nivel que considera necesario para poder volver a rastrear todas las cadenas de contagios.

Campaña de vacunación decepcionante

Los esfuerzos de las autoridades se centran ahora en acelerar la vacunación tras el decepcionante arranque de la campaña. Hasta ahora han recibido la primera dosis de la vacuna 2,344 millones de personas -un 2,8 % de la población-; y a 1,02 millones de ciudadanos -un 1,2 %- se les inyectó ya la segunda dosis.

Avatar redactor Mayka Santana Periodista de Hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.