Diario 5324 16.07.2018 | 13:08
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteleros mallorquines afirman que este mes no llenarán ni la mitad de sus plazas

1 abril, 2003
El vicepresidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Ignasi Esteve, ha destacado que durante este mes de abril la ocupación media de los establecimientos turísticos de la isla apenas superará el 40%. Aunque los representantes del sector señalan que se espera un repunte durante la Semana Santa, con ocupaciones que en muchos establecimientos van a superar el 70%, se advierte que esta situación apenas se va a mantener durante unos pocos días, para volver a caer por debajo del 50% durante la última semana del mes.
El vicepresidente de la Federación Hotelera de Mallorca, Ignasi Esteve, ha destacado que durante este mes de abril la ocupación media de los establecimientos turísticos de la isla apenas superará el 40%. Aunque los representantes del sector señalan que se espera un repunte durante la Semana Santa, con ocupaciones que en muchos establecimientos van a superar el 70%, se advierte que esta situación apenas se va a mantener durante unos pocos días, para volver a caer por debajo del 50% durante la última semana del mes. Esteve pone de relieve que el descenso en la clientela respecto al mes de abril de 2002 se produce a pesar de que en estos momentos hay menos hoteles abiertos que hace un año -desde la federación hotelera se señala que abrirán un 30% menos de establecimientos respecto al ejercicio anterior- y de que esta Semana Santa se va a celebrar a mediados de este mes y no en marzo, como en 2002. La ocupación media en abril del pasado año fue del pasado año fue del 51,5%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque este porcentaje creció hasta el 62,9% en marzo de 2002 por la coincidencia con las fiestas antes señaladas. En cualquier caso, todos los empresarios y cadenas hoteleras consultadas admiten la dificultad existente a la hora de hacer previsiones debido a que en estos momentos las reservas están "absolutamente paradas" por la incertidumbre generada en torno al conflicto bélico. La situación en estos momentos es calificada de "caótica" por parte del presidente de los hoteleros de Cala d'Or, Matías Barceló, el cual asegura que es esta zona la ocupación media prevista para Semana Santa se mueve en estos momentos en torno a un 40%, con el agravante de que una vez concluidas estas fiestas el porcentaje puede caer hasta un 20% en muchos establecimientos. El presidente de Alcúdia, Miquel Ramis, señala previsiones similares. Aunque considera que es imposible saber qué ocupación puede haber en Semana Santa, la previsión para todo el mes podría incluso quedar por debajo del 40% en esta zona. La misma incertidumbre es apuntada por Ignasi Esteve para la asociación de Capdepera, de la que es presidente, aunque considera que durante este mes pocos van a ser los establecimientos que consigan superar un nivel de ocupación del 40%. La zona turística más importante de la isla, Platja de Palma, no presenta un panorama mejor. Su presidente, Jordi Cabrer, confirma que la ocupación media de este mes no superará el 40%. Para la Semana Santa, apunta que los que trabajan exclusivamente con turistas del Imserso pueden tener ocupaciones del 80%, pero para el resto prevé porcentajes que, en el mejor de los casos, no superarán el 65% o el 70%. Lo peor es que para mayo las previsiones actuales caen hasta un 30% en algunos casos. Las estimaciones más optimistas son las de Palmanova-Magaluf. Su presidente, Tomás Pons, destaca que en Semana Santa se puede llegar a alcanzar una ocupación que ronde el 85% -en estos momentos ya hay reservas para conseguir un 60%- aunque pone de relieve que para ello ha sido necesario aplicar importantes recortes en los precios. Las estimaciones de las cadenas hoteleras para Semana Santa no son excesivamente pesimistas. Los portavoces de Riu y Barceló anuncian niveles del 80% o más, en parte gracias a que otros establecimientos van a optar por permanecer cerrados, pero de nuevo coinciden en que los niveles previstos para los últimos días de este mes son muchísimo más bajos. El conseller de Turismo, Celestí Alomar, reiteró ayer que las previsiones con que trabaja su departamento apuntan a que el nivel de ocupación en Semana Santa va a ser sólo un 4% inferior al de las mismas fiestas del pasado año, tasa que en el caso de Mallorca puede moverse en torno a un 4,5%. Sin embargo, el estudio de la Conselleria es cuestionable, desde el momento en que sus responsables señalan que este descenso se calcula no sobre la ocupación real que se registró en la Semana Santa de 2002, sino sobre las estimaciones que existían unas semanas antes, aunque finalmente no se cumplieran. En concreto, Turismo indica que a principios de marzo de 2002 la estimación que se hacía era del 56%, mientras que para este año se espera que el 51% de las plazas estén ocupadas. En este momento la demanda alemana e italiana está congelada, según Alomar. (F.G/N.T., Diario de Mallorca, 01/04/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.