Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La OTA enfocada en alojamiento logró salvar los muebles

Booking vs Expedia: la importancia del producto en la era poscovid

19 marzo, 2021 Premium
  • La COVID ha producido un coyuntural desequilibrio en los resultados de las grandes OTA, favoreciendo mucho a Booking por encima de Expedia
  • Booking mantuvo ganancias en 2020 beneficiada por las restricciones que permitieron resistir mejor al alojamiento como al transporte privado
  • El cambio de fuerzas se irá reduciendo a medida que se recupere la normalidad en el transporte aéreo

Las restricciones de movilidad provocadas por la COVID han influido de manera importante en los resultados de los grandes grupos turísticos dependiendo de su enfoque de producto. Un hecho que ha derivado en una clara diferencia en la repercusión del virus sobre los dos grandes gigantes globales del sector de las OTA -Expedia y Booking- y que sean enormes a la vista de los números de 2020. El fuerte enfoque al alojamiento ha permitido a Booking cerrar con un "ligero" beneficio, frente a las mil millonarias pérdidas de Expedia.

Expedia sufrió pérdidas de 2.225 M € en 2020 según informó en sus resultados en el ejercicio completo de 2020 en el que en el que alcanzaron 2.687 millones de dólares (2.225 millones de euros), frente a las ganancias de 565 millones de dólares (468 millones de euros) que obtuvo en 2019. Durante el cuarto trimestre del año sus ventas aéreas supusieron solo el 4% del total, frente al 86% del alojamiento, lo que indica un viraje total hacia los viajes con transporte terrestre y de proximidad y, por tanto, un cambio obligado de modelo para Expedia.

La COVID ha inclinado definitivamente la balanza en favor de Booking en la perenne pugna por el primer puesto entre las OTA globales, aunque podría ser algo transitorio

En el caso de Booking, logró, a pesar de la debacle, acabar con un beneficio de 59 millones de dólares (49 millones de euros), lo que comparado con 4.865 millones de dólares (4.072 millones de euros) que alcanzó en 2019 no son más que migajas, pero, al menos no son pérdidas.

Pocos negocios turísticos han podido decir lo mismo. Recientemente se publicó el caso de la compañía de coches de alquiler, Sixt, que cerró 2020 con 2 M € de beneficio neto, una empresa que ha tenido la suerte de que su producto haya mantenido sólida la demanda, pese a verse también afectado, con una caída de ingresos del 38%, aunque mucho mejor parado que la media del transporte en general, donde el desplome fue del 76%.

El nivel de ingresos de Booking también descendió bruscamente, pasando de los 15.066 millones de dólares (12.642 millones de euros) de 2019 a 6.796 millones de dólares (5.700 millones de euros) en 2020, lo que sigue siendo una enorme facturación en tiempos en los que muchos actores del sector han estado casi a 0

Según Distribución online: hacia dónde camina la concentración, la situación en el ámbito de las OTA ha sido muy distinta según la orientación de cada una. Con un mejor desempeño para las agencias más centradas en el producto de alojamiento, como es el caso de la mayoría de las españolas -Destinia, Atrapalo y Logitravel-, que las muy concentradas en vuelos. Ha sido la situación de en Lastminute, con ingresos netos que bajaron un 62%, o eDreams Odigeo, que perdió casi 70 millones de euros por la COVID-19.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.