Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Agroturismo Sa Torre Vella, en el municipio de Alayor

Multa récord de 1,5 M € en Menorca por obras ilegales en un hotel rural

Se han construido siete piscinas y asfaltado 2.000 metros cuadrados de caminos agrícolas 18 marzo, 2021 Premium

El Consorcio de Disciplina Urbanística de Menorca ha impuesto al agroturismo Torre Vella la mayor sanción acordada nunca en la isla por obras ilegales en suelo rústico: 1,5 millones de euros a los promotores, arquitecto y constructor del hotel, por haber construido ilegalmente hasta siete piscinas y haber asfaltado más de 2.000 metros cuadrados de caminos agrícolas. Estas infracciones fueron detectadas por el grupo ecologista GOB y confirmadas por las inspecciones oficiales, según recoge IB3 Notícies.

La sanción impuesta es de medio millón de euros a cada uno de los tres responsables de la obra: el promotor, el constructor y el arquitecto director, ya que se considera legalmente que comparten la responsabilidad por las irregularidades cometidas.

El GOB explica en un comunicado que el proyecto inicial del agroturismo preveía la construcción de diversos depósitos enterrados para acumular aguas depuradas con las que regar, y así reducir el consumo de agua potable. Esta cuestión está muy vigilada en Menorca, que es Reserva de la Biosfera, que cuenta con pocos recursos hídricos y que tiene una normativa urbanística en suelo rústico muy estricta. La propuesta de los promotores fue aplaudida por la Comisión Balear de Medio Ambiente en su momento, ya que encajaba perfectamente con la ley y con la filosofía de las construcciones rústicas de la isla.

Sin embargo, esos depósitos enterrados que debían utilizarse para el riego se han convertido, finalmente, en piscinas privadas para varias habitaciones.

La teoría y la realidad

El agroturismo Torre Vella nace de la unión de dos fincas agrícolas, Santa Ponsa y Torre Vella, en el municipio de Alayor. En septiembre de 2019 el complejo, perteneciente al grupo francés Les Domaines de Fontenille, se incorporaba a la asociación hostelera de lujo Relais & Châteaux con el nombre de Fontenille Menorca.

En ese momento, el agroturismo de lujo había sido recientemente inaugurado. Los promotores explicaban entonces que "el establecimiento se autoabastece gracias a una explotación agrícola ecosostenible", y que presentaba un "concepto turístico único en la isla balear donde ofrece en una superficie de más de 300 hectáreas, naturaleza, dos kilómetros de playas de arena blanca, dos hoteles boutique de gran riqueza arquitectónica, un spa, dos restaurantes, un bar y una explotación agrícola ecosostenible".

En ese momento, el grupo Les Domaines de Fontenille calificaba esta explotación agroturística de "más que un negocio, una forma de vida, una manera de ofrecer al cliente productos propios que enriquecen la experiencia y una forma de generar empleo local y de preservar la biodiversidad y la tradición agrícola de la zona", tal y como explicamos en El complejo Fontenille Menorca, nuevo miembro de Relais & Châteaux.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.