Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Informe de IATA

2020: menos accidentes y víctimas pero una tasa de siniestralidad más alta

26 marzo, 2021 Premium

En 2020, hubo 38 accidentes aéreos, 5 de ellos mortales, y 132 muertes en 2020 y, si bien estas cifras suponen una mejora frente a los 52 accidentes, 8 mortales, y las 240 muertes en 2019, en números brutos, por la reducción sin precedentes de operaciones aéreas el año pasado en un 53% por la pandemia de COVID-19, la tasa total de siniestros -incluidos los accidentes con daños sustanciales y pérdida de casco de aeronaves y turbopropulsores de aerolíneas IATA y no IATA- aumentó de 1,11 en 2019 a 1,17 accidentes por millón de vuelos, un dato más alto que la tasa promedio de 5 años (2016-2020) que es de 1,38 accidentes por millón de vuelos. No obstante, se estima que 1.795 millones de pasajeros volaron de forma segura en unos 22 millones de vuelos en 2020. De hecho, el riesgo de muerte de 0,13 para 2020 supone que un pasajero podría tomar una media de un vuelo diario durante 461 años antes de sufrir un accidente con una muerte a bordo y un vuelo diario durante 20.932 años para experimentar un accidente aéreo mortal.

Así lo revela el Informe de seguridad de 2020 publicado este jueves por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) en el que recoge los datos del desempeño de la industria de las aerolíneas comerciales el año pasado en esa materia.

IATA destaca que, pese a que el año pasado se registró un ligero aumento de seis centésimas en la tasa de accidentes, es decir, en la cifra proporcional por cada millón de vuelos, debido a que el dato base de vuelos operados fue mucho más bajo que en 2019 debido a la paralización provocada por las restricciones operativas a causa de la pandemia de COVID-19, hay una reducción continua de accidentes, cuando se considera una tasa promedio de cinco años móvil de 2,24 (2011-2015) frente a 1,38 (2016-2020).

La tasa de accidentes de las aerolíneas miembros de la IATA fue de 0,83 por millón de vuelos, lo que supuso una mejora con respecto a la tasa media de 5 años de 0,96; mientras que la tasa de accidentes de todas las aerolíneas en el registro IOSA –la auditoria operacional de IATA- fue aún más baja, de 1,20 por 1 millón de vuelos. El riesgo de muerte se mantuvo sin cambios en comparación con el promedio de cinco años en 0.13.

“La seguridad y el bienestar de nuestros pasajeros y tripulación es la máxima prioridad de la aviación. La publicación del Informe de seguridad de 2020 es un recordatorio de que, incluso cuando la aviación enfrenta su crisis más profunda, estamos comprometidos a hacer que la aviación sea aún más segura. Sabemos que un accidente es demasiado. Cada fatalidad es una tragedia y es vital que aprendamos las lecciones correctas para hacer que la aviación sea aún más segura”, ha afirmado Alexandre de Junyac, director general y CEO de IATA.

Destacó que la industria de las aerolíneas vio mejorar su desempeño en seguridad en 2020 con respecto a algunas métricas clave, ya que el número total de accidentes, accidentes fatales y muertes disminuyó en comparación con 2019, así como con las líneas de tendencia de cinco años.

Las aerolíneas en el registro de Auditoría de Seguridad Operacional de la IATA (IOSA), que incluye todas las aerolíneas de la IATA, superaron a las aerolíneas que no están en el registro. La pérdida de control en vuelo tuvo cero accidentes en 2020 y los daños durante el vuelo causaron el mayor número de muertes, lo que refuerza la necesidad de continuar identificando riesgos y amenazas y tomar medidas para mitigarlos

Volar es seguro, aunque la industria dio un paso atrás en el rendimiento en 2020. La severa reducción en el número de vuelos magnificó el impacto de cada accidente cuando calculamos las tasas. Pero los números no mienten y no permitiremos que esto se convierta en una tendencia. Nos centraremos aún más en la seguridad durante este período de operaciones reducidas y a medida que se reconstruyan los horarios de vuelo cuando el mundo vuelva a abrir”, agregó de Juniac.

“Por primera vez en más de 15 años no hubo accidentes con pérdida de control durante el vuelo (LOC-I), que han representado la mayor proporción de muertes desde 2016. La ausencia de tales eventos en 2020 fue un avance positivo”

Sin embargo, de Juniac puntualizó que, “teniendo en cuenta los informes iniciales de la investigación sobre la trágica pérdida de Sriwijaya Air SJ 182 a principios de 2021, debemos seguir aprendiendo y mejorando”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.