El Turismo representa el 13,5 % del PIB de la provincia catalana de Lleida

El Patronato de Turismo de Lleida espera que este año visiten la provincia un total de 1.250.000 turistas que consoliden una oferta que ya supone el 13,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Lleida y que factura cada año más de 661 millones de euros.

El Patronato de Turismo de Lleida espera que este año visiten la provincia un total de 1.250.000 turistas que consoliden una oferta que ya supone el 13,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Lleida y que factura cada año más de 661 millones de euros. El presidente de la Diputación de Lleida, Josep Pont, ha manifestado ayer, con motivo de la inauguración del Salón Internacional de Turismo de Catalunya (SITC), en Barcelona, su satisfacción por el impulso del turismo en Lleida, que, siendo la principal oferta de nieve y deportes de aventura de España, ha conseguido "desestacionalizar" este sector económico. En este sentido, ha remarcado que durante el año pasado Lleida consiguió una media de ocupación del 43 por ciento en sus aproximadamente 40.000 alojamientos y que se registraron unas 3,5 millones de pernoctaciones. La provincia de Lleida, que goza del atractivo turístico del Pirineo, cuyas pistas de esquí venden cada año 1,3 millones de forfaits, ha consolidado su oferta turística cultural, gastronómica, de naturaleza y de deportes, según Pont. El presidente de la Diputación leridana ha resaltado entre los proyectos turísticos que patrocina su institución, la recuperación del lago de Ivars d'Urgell, que será el más grande de Catalunya, superando incluso al de Banyoles, y que prevé que pueda estar ya inundado a finales del año 2004 o principios del 2005. El lago de Ivars d'Urgell fue desecado en la década de los 40 para convertirlo en terreno agrícola, y la Diputación de Lleida ha ido comprándolo para recuerar esta zona húmeda, que volverá a ser una de las más importantes de España y un atractivo más de la provincia. Pont ha anunciado la creación el próximo mes de un Consorcio del Valle de Boí para proteger las iglesias románicas del valle, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco "y garantizar la calidad de sus visitas, restringiendo el número de turistas (20.000 el año pasado) y evitando la masificación". "Lleida es turismo de calidad y debemos preservarlo", ha dicho Pont, quien ha apostado por la llegada del AVE a Lleida para que "los turistas del centro y del sur de España puedan venir a disfrutar de nuestra naturaleza". Sobre la incidencia de la guerra de Irak en el turismo de este año en la provincia, el presidente de la Diputación de Lleida ha sido taxativo: "una guerra nunca es buena para nadie, ni para el turismo, ni para la economía, ni para las personas". El presidente de la Diputación de Lleida ha informado de que las previsiones de ocupación en la provincia para la próxima Semana Santa son buenas y se espera la llegada esos días de unos 90.000 turistas. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.