La crisis turística es con diferencia el problema "número 1" de Baleares

La crisis turística es con diferencia el principal problema de Baleares. Esta es la conclusión que se extrae de la encuesta realizada por Sigma Dos para EL MUNDO/El Día de Baleares sobre las cuestiones que más preocupan a los ciudadanos de las islas. La encuesta fue realizada entre el 26 de marzo y el 1 de abril y para su realización fueron entrevistadas 1.450 personas, seleccionadas de forma aleatoria. Sigma Dos cifra el nivel de confianza en el 95,5% y el margen de error en el 2,62%.

La crisis turística es con diferencia el principal problema de Baleares. Esta es la conclusión que se extrae de la encuesta realizada por Sigma Dos para EL MUNDO/El Día de Baleares sobre las cuestiones que más preocupan a los ciudadanos de las islas. La encuesta fue realizada entre el 26 de marzo y el 1 de abril y para su realización fueron entrevistadas 1.450 personas, seleccionadas de forma aleatoria. Sigma Dos cifra el nivel de confianza en el 95,5% y el margen de error en el 2,62%. El 22,8% de los encuestados señalan que el descenso del turismo es actualmente lo que más les preocupa como ciudadanos de Baleares. A bastante distancia se sitúan el desempleo (16,5%), la inseguridad ciudadana (16,4%) y el crecimiento urbanístico (16,3%) como cuestiones más preocupantes. Por islas, la crisis turística es también el problema número uno en Mallorca y en Eivissa, pero no así en Menorca, donde la cuestión que más preocupa con diferencia es el transporte. Prácticamente uno de cada tres menorquines considera que lo más negativo de la isla son las deficientes comunicaciones con la Península y con el resto de Baleares. En Menorca, la crisis turística (14,5%) es el problema número dos. Como tercera preocupación, los menorquines vuelven a referirse a las deficientes comunicaciones internas. Así, el 12% de los encuestados señala las carreteras como cuestión que más les preocupa. En Formentera, el transporte es también la preocupación número uno (26,2%), seguido de la sanidad, el crecimiento urbanístico y la crisis turística. El desempleo es el problema número dos para los ciudadanos de Baleares en general y también para los de Mallorca mientras que en Menorca pasa a ser el cuarto problema. En Eivissa y Formentera existe escasa preocupación por el desempleo. En todas las islas, el incremento de la inseguridad ciudadana ocupa un puesto señalado en el listado de principales preocupaciones. Los mallorquines consideran que la inseguridad es el tercer problema en importancia. En Menorca la inseguridad pasa a ser la novena preocupación; en Eivissa, la quinta, y en Formentera la sexta. A nivel de la comunidad autónoma, el incremento de la inseguridad ciudadana y el problema de las drogas son las cuestiones más preocupantes para el 16,4% de los ciudadanos. El problema número 4 de Baleares, según los resultados de la encuesta de Sigma Dos, es el crecimiento urbanístico, una cuestión que también ocupa una posición relevante en cada una de las islas y más en las Pitiüses. Así, en Eivissa es la segunda cuestión más preocupante y en Formentera, la tercera. En Mallorca y Menorca, el crecimiento urbanístico ocupa el cuarto lugar. Dentro del bloque de primeras cuestiones más problemáticas de Baleares, las que indican más del 12% de los encuestados, falta añadir el fenómeno de la inmigración. Sin embargo, sólo los habitantes de Mallorca ven la inmigración como un problema importante. Para el 16% de los encuestados, es el primer problema. En las demás islas, la inmigración no ocupa un lugar relevante para los ciudadanos de estas islas. A nivel de Baleares, para el 11,5% de los encuestados, la protección del medio ambiente, los incendios y la conservación del paisaje son las cuestiones que más preocupan. En Mallorca este índice es incluso superior. Por otra parte, cabe destacar que la isla donde más preocupa la ecotasa es Menorca y donde menos, Formentera. Las dificultades para acceder a la vivienda preocupan en todas las islas de forma similar, mientras la sanidad preocupa especialmente a los ciudadanos de Formentera y Menorca. En la primera de estas dos islas, el 23,9% de los encuestados considera que la deficiente atención sanitaria es el principal problema. En Menorca, el porcentaje baja al 6%. La sanidad preocupa más en Mallorca que en Eivissa. Por otro lado, la insularidad y sus efectos son una cuestión que preocupa especialmente a los menorquines. El tráfico y la falta de aparcamientos constituyen una problemática sólo para el 3,9% de los ciudadanos de Baleares, siendo en Mallorca y Eivissa donde más preocupa y en Menorca donde menos. Finalmente, cabe destacar que Eivissa es la isla más sensibilizada con la limpieza viaria, una cuestión que no se menciona en Menorca y que en Mallorca y Formentera sólo señala algo más del 2% de los encuestados. El envejecimiento de la población y la atención a la Tercera Edad preocupa sobre todo en Menorca; y el agua más en Mallorca que en las restantes islas. (M.A.F., diario El Mundo-El Día de Baleares, 7/04/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.