Diario 5323 16.07.2018 | 07:21
Hosteltur: Noticias de turismo

El Simposio Internacional de Turismo y Ocio de Esade evalúa el ánimo turístico y señala un futuro complejo

9 abril, 2003
La XII edición del tradicional Simposio organizado por Esade, celebrado en el marco del SITC, desgranó el presente turístico desde cuatro vertientes. Cada una de ellas complementarias, que sirvieron para expresar los miedos actuales del empresariado sectorial, y apuntó hacia un futuro complicado por la imparable entrada de nuevos actores en escena, pero con grandes oportunidades, porque tal y como concluyó el estudio compartido por Esade y Consoltur sobre la evolución de las estrategias de comercialización del sector turístico, "las alternativas particulares y las oportunidades de negocio son infinitas en un mercado que se espera que genere más de 1.500 millones de viajes internacionales en el año 2015".
La XII edición del tradicional Simposio organizado por Esade, celebrado en el marco del SITC, desgranó el presente turístico desde cuatro vertientes. Cada una de ellas complementarias, que sirvieron para expresar los miedos actuales del empresariado sectorial, y apuntó hacia un futuro complicado por la imparable entrada de nuevos actores en escena, pero con grandes oportunidades, porque tal y como concluyó el estudio compartido por Esade y Consoltur sobre la evolución de las estrategias de comercialización del sector turístico, "las alternativas particulares y las oportunidades de negocio son infinitas en un mercado que se espera que genere más de 1.500 millones de viajes internacionales en el año 2015". El plano de la actualidad se abordó mediante una encuesta realizada a 300 directivos y expertos en turismo que constató que dos de cada tres encuestados esperan descensos en su facturación para este año que oscilen entre el 10 y el 30%. Más de la mitad de ese mismo colectivo vaticina retrasos en las reservas, y se señalaron sectores como el aéreo, incentivos, larga distancia y extremo Oriente a la hora de sugerir los ámbitos más afectados por la coyuntura bélica. En el polo opuesto se situaron el Mediterráneo Occidental, las vacaciones cortas y el turismo de interior. Josep Francesc Valls, director del Centro de Dirección Turística de Esade, analizó algunos de estos resultados y significó que el periodo de recuperación de los destinos tras el cierre del conflicto de Irak se puede estimar en año y medio, no obstante señaló que en la Guerra de los Balcanes nuestro país ya fue "destino refugio", hecho que se podría volver a repetir. Aunque España pueda sufrir nuevos descensos en el mercado, recordó las tendencias positivas de países como Reino Unido, Holanda y Francia. Para Valls, la empresa española al tener un mayor grado de madurez, podrá resistir mejor en estos malos tiempos, y precisó que, en periodos de crisis, hay que echar mano de la innovación y la calidad. En el mismo tono se mostró en su alocución el secretario general de la OMT, Francesco Frangalli, quien recordó la probada fortaleza del turismo en estas situaciones. Siguiendo con las recomendaciones, José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, abogó por el crecimiento sostenible, en este terreno apuntó la importancia de que se dote de mayores recursos financieros a los municipios para evitar la especulación de su suelo, siguió por recordar la conveniencia de renovar la oferta, aumentar el conocimiento, potenciar el branding exterior y los modelos mixtos, establecer un marco para el e-business, intentar retener a los talentos, aunar legislaciones, respetando las características propias de las comunidades, y recuperar la necesaria visión transversal con la que se deben tratar las cuestiones relacionadas con turismo. También hubo tiempo de presentar las conclusiones de una nueva edición del estudio "Características de los consumidores europeos de turismo y ocio", realizado por el propio Valls y Joan Sureda, director del departamento de Métodos Cuantitativos de Gestión de Esade. En el mismo se establecieron diferentes perfiles de viajero que se encajaron con sus preferencias. Así el grupo que resultó más numeroso fue el compuesto por los llamados "rutinarios", decantados por viajes de escasa actividad. El viajero español es de los mejor parados, en apariencia, de este muestreo, el mismo se identifica principalmente con los valores de "implicados" que gustan de viajar con gente del entorno más próximo y prefieren actividades al aire libre y culturales. Otras ponencias trataron temáticas como el turismo y el deporte, la evolución del turismo residencial y las afinidades del turismo y la cultura. (IvánVega/HOSTELTUR/Barcelona)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.