Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. ConfeCat prevé una temporada estival "mala" en la ciudad de Barcelona

Verano desigual en Cataluña: positivo en la costa y negativo en el urbano

El sector hotelero de la capital catalana ha perdido en estos 15 meses cerca de 2.100 millones de euros 17 junio, 2021 Premium

La Confederación Empresarial de Hostelería y Restauración de Cataluña (ConfeCat) ha dado a conocer este miércoles las conclusiones de su informe sobre las expectativas de la temporada estival, así como, de los datos de reactivación del sector de alojamiento turístico de Cataluña. La información recogida confirma un desarrollo "desigual" en cuanto a la reactivación de la industria turística en la comunidad autónoma, "corroborando unas expectativas más positivas en los destinos de sol y playa y montaña que en los destinos urbanos".

Por zonas turísticas, la campaña estival y la reactivación del sector se presentan de la siguiente forma:

Alt Empordà
Muy buenas expectativas con respecto a la campaña estival. Las reservas del sector se han reactivado de golpe, tanto para el mes de junio como para los meses de julio y agosto. En este sentido, la mayoría de establecimientos que estaban cerrados por la pandemia reabrirán sus puertas entre el 1 y el 15 de junio.

En la Costa Brava se prevé un verano positivo, excepto en las localidades más dependientes del turismo internacional

Costa Brava Centre
Hay confianza en mejorar los resultados de 2020 y poder alargar la temporada. Junio continúa funcionando con incertidumbre, pero las reservas de julio y agosto van aumentando positivamente, aunque destaca la falta de movimiento semanal de turismo internacional. Prácticamente el 100% de los establecimientos ya están abiertos.

Costa Brava Sud - Lloret de Mar y Blanes
Siguen muy pendientes de la capacidad de la movilidad y del grado de vacunación de los mercados emisores, atendiendo que dependen principalmente del visitante internacional. En ningún caso se espera llegar al volumen de empleo de 2019.

Sin embargo, las expectativas referentes al mercado nacional son buenas, pero claramente insuficientes para llenar todas las plazas hoteleras.

La mayoría de los hoteles prevén su apertura alrededor de San Juan, aunque algún hotel pequeño pueda abrir antes para aprovechar los fines de semana.

Ciudad de Girona
La previsión para la campaña estival es similar a la de 2020, con mayor afluencia de clientes del centro de Europa y, a la espera del visitante británico a partir del mes de septiembre. Las reservas que se producen son de última hora y para estancias cortas.

La reactivación va evolucionando al paso que lo permiten las restricciones y, sobre todo, los mercados emisores. Existe confianza en que la reactivación del tráfico aéreo comportará la apertura de todos los establecimientos hoteleros, aunque por el momento tanto solo están abiertos el 60%.

Pirineo de Girona - Ripollès y Cerdanya
Las expectativas de cara a la temporada de verano son altas atendiendo que en 2020 esta zona tuvo una muy buena temporada, a pesar de que este año se considera que no será igual atendiendo las posibilidades de poder viajar al extranjero. Confianza en una buena actividad a partir de mediados de julio y todo agosto. El 95% de los establecimientos hoteleros están abiertos. En el caso de la Cerdanya el mes de mayo es tradicionalmente la temporada más baja. La cancelación de muy eventos deportivos hace que el mes de junio se presente muy flojo.

Interior de la Selva
Con buenas expectativas a la espera de cómo evoluciona el sector. El 100% de los establecimientos ya están abiertos.

La Garrotxa
Perspectivas muy positivas como uno de los destinos preferidos para el turismo de proximidad, siguiendo la tendencia del verano de 2020. El 95% de los establecimientos ya están abiertos.

Costa Daurada / Terres de l’Ebre / Interior
Se confía en que el turismo familiar funcione durante la temporada estival y llegue al 65% de la actividad de 2019. El 100% de los campings ya se encuentran abiertos desde finales del mes de mayo. Los apartamentos turísticos prevén un mes de junio con el 90% de establecimientos abiertos y un julio con el 100% abierto.
El 65% de los establecimientos hoteleros ya están abiertos y, a partir del mes de julio, se irá abriendo entre el 90 y el 100% en función de la reactivación de los mercados emisores.

Pirineo y Val d'Aran
Las expectativas de actividad son muy buenas para todo el periodo estival y otoño y, se prevé que el 100% de las empresas estén activas en junio.

Ciudad de Lleida
En la ciudad de Lleida las expectativas más positivas están puestas a mediados de septiembre, mes en el que se prevé que se activen el 100% de las plazas.

Barcelona ciudad
"Se vivirá un verano malo, mejor que el verano de 2020, que fue inexistente, pero lejos de las cifras de ocupación que pueden marcar la recuperación o que serían normales para esta época en la ciudad de Barcelona".

La movilidad continúa "muy afectada", condicionando gravemente la llegada de visitantes internacionales, principal cliente para la ciudad. Todo ello, pendiente de la evolución de la población vacunada y las decisiones que se vayan tomando para facilitar la movilidad internacional.

Mientras que en la Costa Brava y la Costa Daurada abrirán este verano el 100% de los hoteles; en Barcelona, como mucho, estará abierta el 60% de la planta alojativa mediada la temporada.

El turismo MICE sigue muy afectado y no se prevé que logre la normalidad hasta febrero de 2022.

El 42% de los hoteles ya están abiertos, con una ocupación que oscila en torno al 30%. Se espera que a mediados de verano estén abiertos entre el 50 y el 60% de los establecimientos.

El sector hotelero de Barcelona ha perdido en estos 15 meses cerca de 2.100 millones de euros. El 65% aproximadamente de los trabajadores continúan aún en ERTE (sobre 35.000) y los precios hoteleros se han visto "gravemente" afectados durante el año 2020 con caídas de entre el 50% y el 60%.

En Sitges, afrontan el verano con "preocupación" y "pesimismo"

Maresme
Se esperan ocupaciones bastante bajas en junio y julio, cuando difícilmente se llegará al 30%. A partir del mes de agosto, septiembre y octubre se confía en un notable incremento que puede llegar a superar el 50-60% de la oferta alojativa. Se prevé que el fin de semana del 18 al 20 de junio de 2021 pueda ser comienzo de la actividad de la mayor parte de establecimientos situados en el Alt Maresme (Calella, Pineda de Mar, Santa Susanna y Malgrat de Mar).

Sitges
Están "especialmente preocupados" y son "pesimistas" respecto a la campaña estival de 2021. La reactivación hotelera se nota principalmente los fines de semana, con muy poca actividad de domingo a viernes y con un turismo de negocios "inexistente".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.