Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Medidas para frenar la transmisión de COVID-19

Nuevas restricciones en Cataluña: bares y restaurantes cerrarán a las 00:30

13 julio, 2021 Premium
  • Reuniones con un máximo de 10 personas y recomiendan limitar el acceso a espacios como playas y parques entre las 0:30 y las 6:00
  • Todas las actividades finalizarán como máximo a las 00:30 horas, respetando 30 minutos más para las actividades recreativas musicales
  • "Los datos de la pandemia siguen siendo malos, cumpliéndose las previsiones más negativas”, lamenta la portavoz del Govern.

La Generalitat de Cataluña ha decidido imponer nuevas restricciones de movilidad y contacto para controlar el aumento de casos y frenar la transmisión del coronavirus, comenzando por limitar las reuniones y reducir el horario de actividades como bares y restaurantes, los cuales deberán cerrar a las 00:30 horas.

A partir del momento que se emita esta resolución y que sea avalada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña "todas las actividades, incluidas las actividades culturales, musicales, servicios de restauración, incluida la recogida en el establecimiento y la prestación de servicios a domicilio, finalizarán a las doce y media de la madrugada. Y todos los eventos se harán con público sentado", ha detallado la portavoz del Govern, Patricia Plaja, después de una reunión extraordinaria de la comisión delegada en materia de Covid.

La portavoz ha explicado que las medidas intentan frenar la transmisión “en aquellas actividades sociales que los últimos días todos hemos podido ver han sido las más problemáticas: estamos hablando básicamente de encuentros grupales, de reuniones en el interior o en el exterior que reúnen un número elevado de gente".

En concreto, se ha dispuesto que todas las actividades finalicen como máximo a las 0:30 horas, respetando 30 minutos más para las actividades recreativas musicales que ya tienen esta previsión por normativa para que puedan evacuar. A su vez, las reuniones y encuentros familiares y de carácter social, tanto en el ámbito público como privado, podrán contar con un máximo de 10 personas, a menos que se trate de convivientes.

Entre las medidas, se recomienda la limitación del acceso a espacios públicos donde se puedan producir concentraciones de personas entre las 0:30 horas y las 6:00 horas, como es el caso de parques y playas. Y se elimina la posibilidad de consumo en grupo en el espacio público habilitado.

La portavoz del gobierno ha justificado las restricciones afirmando que “los datos de la pandemia siguen siendo malos, cumpliéndose las previsiones más negativas”.

En estos momentos, ha dicho, “la presión asistencial es más fuerte de lo que sería deseable. Hoy tenemos más de un millar de personas, 1.091 personas para ser exactos, ingresadas en centros hospitalarios como consecuencia de la Covid-19. De estas más de 1.000 personas ingresadas, 209 están en situación crítica, en la UCI”

Según el consejero de Salud, Josep Maria Argimon, estas cifras han crecido “muy rápidamente en sólo quince días". Un ejemplo es el grupo de jóvenes de entre 15 y 29 años, en los que la incidencia a 14 días es superior a 3.000 y en las otras franjas de edad donde también está creciendo la incidencia.

"Hemos hecho un camino extraordinario durante este año y medio con un ejercicio de contención, prudencia y responsabilidad por parte de la ciudadanía y de los servidores públicos y los servicios esenciales", ha destacado el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, agregando que "es necesario hacer un esfuerzo más y pedimos extremar la precaución y seguir las medidas, tanto las obligatorias como las recomendadas, con el fin de preservar la vida”.

Los restauradores lo cuestionan

"Los ánimos de los restauradores están por los suelos: personas al límite de sus capacidades, angustiados por las deudas y por el miedo de que, tal y como ocurrió el año pasado, el verano vaya de mal en peor a partir de este momento", según Roger Pallarols, director del Gremio de Restauración de Barcelona.

Pallarols ha pedido al Govern "centrar la mirada" en los encuentros que se producen fuera de los espacios reglados y que suelen ser multitudinarios, porque "es ahí donde tenemos el foco de contagio y no en las actividades regladas, como la restauración, el comercio o la cultura".

Según el director del Gremio de Restauración, acortar el horario en 30 minutos tendrá un "impacto relativo" en la mayoría de establecimientos, pero le preocupa la "afectación anímica" que tendrá el discurso político de los "pasos atrás".

.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.