Diario 5329 22.07.2018 | 20:53
Hosteltur: Noticias de turismo

El índice de siniestralidad en la hostelería balear supera el 48% de la media española

21 abril, 2003
Durante el año pasado se registraron en el sector de la hostelería de Baleares 5.719 accidentes laborales, lo que supuso un índice de incidencia de 102 siniestros por cada mil trabajadores, tasa que supera en un 48 por ciento la incidencia de la siniestralidad en el conjunto de la hostelería española.
Durante el año pasado se registraron en el sector de la hostelería de Baleares 5.719 accidentes laborales, lo que supuso un índice de incidencia de 102 siniestros por cada mil trabajadores, tasa que supera en un 48 por ciento la incidencia de la siniestralidad en el conjunto de la hostelería española. El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería y Turismo (FECOHT) de CCOO de Baleares, Rafael Borrás, consideró hoy que este diferencial entre la siniestralidad en el sector de la restauración y el hospedaje de las islas y el de la media del Estado supone "una vergüenza" y acusó a los empresarios de dificultar la puesta en marcha de iniciativas para mejorar la situación. Borrás compareció en rueda de prensa para exponer las cifras de la siniestralidad en el sector hostelero durante el 2002, de los que destacó como "único dato positivo" el descenso del índice de incidencia en un 13 por ciento respecto al año 2001 (118,04 por mil). La causa que provocó el año pasado mayor número de siniestros laborales en la hostelería balear fue el sobre esfuerzo, que generó el 30 por ciento de las bajas por accidente. Además, el sobre esfuerzo como foco de accidentes en el trabajo ha duplicado su incidencia desde 1994, cuando era el motivo del 15 por ciento de los siniestros en el sector. El segundo motivo de accidente en el trabajo más frecuente fue las caídas, con el 27 por ciento de los casos, mientras que los choques, golpes y cortes con objetos y herramientas fueron el origen del 25 por ciento de las lesiones. El dirigente de CCOO, que se congratuló de la falta de accidentes mortales el año pasado en su sector (si se exceptúan los dos fallecidos "in itinere"), destacó que las tres causas principales generan el 82 por ciento de los siniestros a pesar de que son "perfectamente evitables". En su opinión, estos datos ponen de manifiesto "la lamentable situación" que vive el sector a causa de las elevadas cargas de trabajo, la falta de implicación de los empresarios en la prevención de los riesgos laborales y la poca efectividad de la inspección. Borrás recordó que el vigente convenio de hostelería, el décimo primero que rige en el sector, se firmó el junio del año pasado y contemplaba la creación de un órgano paritario de salud laboral que no se ha constituido aún a pesar de las propuestas planteadas a las asociaciones empresariales, tanto por su sindicato como por UGT, desde el pasado mes de septiembre. "La responsabilidad hay que buscarla en la parte empresarial", recalcó el dirigente de CCOO, que lamentó la "actitud complaciente" de la Federación Hotelera de Mallorca y se preguntó si su presidente, Pere Cañellas, "tiene algo que decir" ante estaos datos. Respecto al papel de la Inspección de Trabajo, criticó que "no cumple la función de vigilancia" que tiene encomendada, por lo que reclamó mayor implicación en la vigilancia del cumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.