Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. ¿La reactivación del turismo este verano será suficiente para salvar a pymes y autónomos?

Pymes turísticas: tres claves para seguir siendo sostenibles y sobrevivir

16 julio, 2021 Premium
  • Hay que revisar tres elementos para asegurar la sostenibilidad del negocio: diferenciación, planificación financiera y espacio físico
  • El experto sugiere diferenciarse para poder competir por el mismo cliente, no perder de vista las finanzas y habilitar nuevos espacios
  • Va a haber espacios que no volveremos a ver en mucho tiempo, pero también otros surgidos con la pandemia, como la proliferación de terrazas

¿La reactivación del turismo que se apunta para este verano, aunque tocada por los rebrotes, será suficiente para salvar a pymes y autónomos? Es lo que se plantea el consultor Jose David Fernández, especializado en asesorar a pequeñas empresas que desarrollan su actividad en sectores tradicionales, cuya máxima es que lo sencillo siempre triunfa. No en vano alojamiento y restauración suman unas 1.600 empresas zombis en España, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo. Por ello recomienda revisar en profundidad tres elementos para asegurar la sostenibilidad del negocio: diferenciación, planificación financiera y espacio físico.

El sector turístico, como constata Jose David Fernández, “empieza a moverse, pero son muchos los negocios que a día de hoy siguen sin tener casi actividad, o que la que tienen no les permite aún subsistir y mucho menos recuperar a los trabajadores que tienen en ERTE, devolver los ICO u otros préstamos que tienen pendientes y que son un lastre enorme en su economía”.

“La realidad de muchos pequeños negocios tradicionales y locales es que aún no están viendo en caja esa recuperación del sector, que todavía no consiguen llegar a una facturación mínima que les permita sostener gastos y ser rentables de nuevo”, según Jose David Fernández

Y es que, como reconoce el consultor, “la pandemia ha cambiado por completo los hábitos de consumo y ahora prima mantener el ambiente familiar, los espacios abiertos y evitar las aglomeraciones. Esto supone que para los pequeños hoteles y la mayor parte de la restauración se haga imprescindible revisar, sin más demora, la salud de sus negocios para evitar endeudamientos más graves. Es vital hacer reflexionar a los empresarios qué decisiones van a tomar para evitar que sus negocios les ahoguen”, en torno a los tres factores ya citados.

Tres claves

1.- Diferenciarse teniendo en cuenta las demandas del cliente

El número de clientes ha descendido, con un claro cambio de hábitos que incluye también una reducción en el consumo, por lo que las empresas del sector, según detalla el experto, “tienen que competir por el mismo cliente, para lo que es vital diferenciarse”. Las de hostelería ya no sólo compiten entre ellas, sino con otros tipos de ocio (salidas a la naturaleza, deportes, plataformas digitales en casa, etc.).

“Se trata de ponerse en los zapatos del cliente, qué busca, identificar qué le gusta ahora y darle una propuesta de valor acorde. Ahora no buscamos lo mismo, por eso los negocios no pueden seguir ofreciendo lo mismo”

2.- Revisar la planificación financiera

Para Fernández es crucial no perder de vista las finanzas y que “los negocios analicen bien qué están haciendo con su planificación financiera: validar cuánto necesita ingresar para poder pagar sus deudas, calcular sus mínimos viables, hacer números para saber si al facturar un 80% menos van a poder seguir pagando los ICO o no, etc.”.

Además, añade, “hay que tener en cuenta que detrás de la mayoría de los pequeños negocios hay autónomos y, si algo va mal, las deudas se pagarán con sus propios bienes personales y familiares, así que es necesario tener muy bien controladas las cuentas para no sufrir daños económicos mayores”.

3.- ¿Cómo es el local? Las necesidades del cliente ya no son las mismas

El cliente, como explica el experto, “ya no busca lo mismo, viaja y consume distinto y hay muchos locales que antes funcionaban y ya no lo van a hacer: locales pequeños sin ventilación, salas abarrotadas, mesas muy juntas a las de otros clientes, etc., son espacios que ya no volveremos a ver en mucho tiempo”.

Pero el cambio de hábitos también afecta a otras tendencias surgidas con la pandemia, como la proliferación de terrazas -hasta cuándo van a permitir que ocupen zonas no destinadas antes a ellas-, la adecuación de espacios en los hoteles para facilitar que los clientes no tengan un contacto demasiado cercano si no lo desean, o las exigencias de mayor limpieza y espacio individual. (Vacaciones de segunda mano, tendencia para el verano de 2021).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.