Diario 5327 19.07.2018 | 10:17
Hosteltur: Noticias de turismo

La FEHR califica de positivo el volumen de actividad de la Hostelería en Semana Santa

23 abril, 2003
La Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), en un comunicado remitido a HOSTELTUR, califica de positivo el índice de actividad hostelera en Semana Santa. "El volumen de actividad medio del sector ha sido positivo en líneas generales, teniendo en cuenta la incertidumbre que ha rodeado a éste periodo vacacional". La situación creada por el conflicto de Irak, ha incidido negativamente en la llegada de turistas extranjeros que se ha percibido como menor que en años anteriores. Por el contrario, también han sido menores las salidas de españoles al extranjero, con lo que ha habido un "efecto compensatorio" entre las menores llegadas, pero menores salidas.
La Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), en un comunicado remitido a HOSTELTUR, califica de positivo el índice de actividad hostelera en Semana Santa. "El volumen de actividad medio del sector ha sido positivo en líneas generales, teniendo en cuenta la incertidumbre que ha rodeado a éste periodo vacacional". La situación creada por el conflicto de Irak, ha incidido negativamente en la llegada de turistas extranjeros que se ha percibido como menor que en años anteriores. Por el contrario, también han sido menores las salidas de españoles al extranjero, con lo que ha habido un "efecto compensatorio" entre las menores llegadas, pero menores salidas. Para la FEHR resulta más preocupante el deterioro de la situación económica general, especialmente en los países emisores más importantes para España como son Alemania y en menor medida Gran Bretaña. La falta de confianza del consumidor europeo es el principal elemento en el descenso de llegadas hacia nuestro país. A pesar de la visión positiva la actividad de esta Semana Santa en líneas generales, ésta no ha sido homogénea en todo el territorio nacional. Las zonas de interior; Castilla y León, Castilla la Mancha, y Extremadura han tenido un comportamiento muy positivo, sobre todo gracias al atractivo del turismo rural, cultural y gastronómico, favorecido este comportamiento porque son zonas y actividades basadas en el mercado nacional. Castilla y León ha tenido una ocupación media del 90% en sus alojamientos. Destacando Salamanca que ha conseguido una ocupación del 90% en los días centrales, pero que ha estado al 73% los días previos a Semana Santa, este dato es aún más destacable puesto que las plazas hoteleras ofertadas en la ciudad se han doblado frente al 2002. En Castilla la Mancha, ha sido especialmente positiva la actividad en Ciudad Real, donde la ocupación de alojamientos se situó en el 95%, con un buen volumen de actividad de Restaurantes, Bares y Cafeterías. Positiva es la valoración para Costa Brava y Costa Dorada, con buenos porcentajes de ocupación en alojamientos, rozando el 95% en Gerona y llegando al 90% en Tarragona, igualmente ha sido positivo el comportamiento en Barcelona. Las zonas donde los resultados no se pueden considerar buenos son principalmente los destinos dependientes del mercado Alemán, Baleares y especialmente Mallorca, en menor medida Ibiza y Menorca. Desde FEHR consideramos que la crisis que afecta a las islas, es de gran calado y con causas profundas y diversas. La excesiva dependencia de un único mercado, el alemán, las dificultades de "llegada" al turista nacional, bien sea por las dificultades de transporte o por una comercialización inadecuada. La ecotasa, pero sobre todo la negativa campaña de imagen que sobre la misma y pasadas huelgas se han desarrollado en Alemania, también tienen su efecto negativo. La restauración ha sufrido un retroceso de actividad del 15%, en alojamiento las pérdidas son mayores puesto que se une una menor ocupación, sobre menos establecimientos abiertos que en años anteriores. Todos estos datos exigen la apertura de un serio proceso de reflexión que proponga soluciones al principal motor de desarrollo del archipiélago. La Costa Tropical de Granada y Sevilla también arrojan peores resultados que en 2002, con un fuerte retroceso del turista extranjero tibiamente compensado por el turista nacional y con fuerte influencia en el resultado de una climatología especialmente adversa. Canarias ha tenido un comportamiento mejor de lo esperado, aunque las mayores llegadas de turistas extranjeros y nacionales han sido a precios bastantes más bajos que en temporadas pasadas. Costa del Sol y Levante, han tenido un comportamiento positivo. En estas zonas ha actuado como estabilizador el atractivo que tienen tradicionalmente en el mercado nacional y un hecho que va ganando peso en la actividad sectorial y es el creciente número de residencias pertenecientes a extranjeros en estas costas y que siguen atrayendo turistas, aún en épocas de crisis. Evidentemente son turistas "residentes" y que por tanto no demandan servicios de hospedaje, pero que si generan actividad en Restaurantes, Bares y Cafeterías. Este es uno de los aspectos que hace que cada vez la coyuntura turística sea más heterogénea. Madrid también ha tenido unos resultados optimistas, afianzando un año positivo en el incremento de turistas y de actividad en la hostelería. (HOSTELTUR) (Redaccion@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.