Existen cinco tipos de webs hoteleras, según Herman Romero Martínez, de hlooker.com

Webs de hoteles: cómo incentivar la venta directa

Qué información debe ofrecer la web que sea realmente útil y genere conversiones

Un usuario entra en la web de hotel por tres motivos, según explica Herman Romero Martínez, director comercial del buscador de webs oficiales de hotel hlooker.com: “obtener más información sobre el establecimiento, información detallada (fotos incluidas) que no encuentra en los buscadores; ver si encuentra una oferta mejor que en las OTA o valor añadido; o buscar el contacto y dirección del hotel, ya sea para realizar alguna consulta o para contactar con algún cliente alojado”. Partiendo de esa base, Romero Martínez especifica qué información debe ofrecer la web que sea “realmente útil y genere conversiones”.

La web hotelera debe contar, según el directivo de hlooker.com, con “información generosa, accesible y de fácil lectura para los usuarios; un motor de reservas visible, con posibilidad de empezar a realizar la petición desde cualquier punto de la navegación, y gancho para captar la reserva, porque de nada sirve un botoncito escondido que nos lleve al motor de reservas; así como la localización del establecimiento y contacto, si es hotel independiente en la web principal, si pertenece a una cadena en máximo dos clicks de distancia”.

El diseño de la web ha de adecuarse al consumidor final, según Herman Romero Martínez. #shu#El diseño de la web ha de adecuarse al consumidor final, según Herman Romero Martínez. Imagen Shutterstock

Y es que, añade, “todo lo demás que exista en una web de un establecimiento es un extra, que nos ayudará a ofrecer un mejor servicio y posicionarnos en buscadores, siempre que el contenido sea relevante”.

Clasificación

Basándose en estas líneas generales, Romero Martínez clasifica las webs de hoteles existentes en la actualidad en cinco tipos, que “nada tiene que ver con la inversión realizada, sino con la usabilidad y utilidad de la página”.

- Webs útiles, en las que la información relevante es de fácil acceso, incluido el motor de reservas, de fácil navegabilidad, y que permiten al usuario encontrar lo que quiere en los pocos segundos que dispone un hotel para captar su atención y conseguir que realice la reserva directamente con él. Ejemplo de ello es la página del hotelgranlegazpi.com que, en su opinión, “es básicamente el formato web estándar que utiliza la compañía Bookassist para sus clientes, donde la información es sencilla de encontrar e invita al cliente a realizar la reserva; o el caso de grandes cadenas como Iberostar Hotels & Resorts, donde encuentras la información de cualquier establecimiento en menos de dos clicks de distancia”.

- Web guía, llena de información en la home, mostrando prácticamente todos los servicios del hotel, excursiones de los alrededores, y donde se puede llegar a perder el sentido de la web y la comodidad para el usuario, buscando más el posicionamiento en buscadores que centrándose en la venta. Algunos ejemplos podrían ser puertopalace.com, molinodesantillan.es o aranzazu-hoteles.com.

- Web móvil, no en sentido tecnológico, sino en el sentido de que el exceso de flash y videos hace que todo se mueva en la web, lo que acaba distrayendo al usuario, que difícilmente puede prestar atención a cuatro cosas al mismo tiempo y es posible que termine por no captar los mensajes que estamos enviando. Un ejemplo claro puede ser, según Herman Romero, “casabanosdelavilla.com, aunque también podríamos meter dentro de este tipo otras como room-matehotels.com, con una web perfectamente desarrollada pero con exceso de flash”. 

- Webs ninja: webs en las que cuesta encontrar el contacto, dirección del hotel, teléfono directo, etc. Un ejemplo representativo es jshotels.com, que ha desarrollado una página muy visual y práctica, hasta el momento en que quieres descubrir la dirección y contacto del hotel, ya que lo muestran en pequeño en el menú de pie pero no en la información de los establecimientos.

- Web folleto: desarrollada hace años, el propietario no ve la necesidad de invertir en ella ya que no ve reservas, probablemente a causa de una web poco atractiva (algunas incluso siguen teniendo música de fondo). Ejemplos de este tipo de webs hay muchos, pero algunos de ellos podrían ser hotel-andalucia.com, hotel-hispania.com, monnaber.com.

Lógicamente, admite el directivo, “el diseño de la web ha de adecuarse al consumidor final, por lo que un mayor conocimiento de nuestros usuarios, sus gustos y el mensaje que queremos transmitir, nos permitirá ajustar la web a sus necesidades. Por ejemplo, es más lógico que un cliente que busque alojarse en un hotel rural quiera tener información sobre qué posibles actividades puede realizar en la zona, que un hotel enfocado en MICE, donde los usuarios estarán más interesados en saber las conexiones que tienen al aeropuerto o al centro de convenciones, si ofrece wifi gratuito etc.”.

Por ello, explica, “si desarrollase una web para un hotel que quiere atraer a fiesteros en Ibiza la llenaría de movimiento, cosa que no haría para atraer a usuarios a relajarse en las playas de Fuerteventura”.

Hoteleros, al día

Romero Martínez destaca que “en líneas generales, ya existen pocos hoteleros que ignoren la capacidad de venta directa a través de la propia web, y que no hayan realizado una inversión mínima para ponerla al día. Además, en los últimos años muchos hoteles independientes cuentan también con el asesoramiento de motores de reserva, cuyo negocio es la conversión de los propios establecimientos, por lo que se cuidan de tener un equipo detrás, apoyando a las pequeñas cadenas y alojamientos independientes, que quizás no tendrían de otra manera la posibilidad de invertir los recursos necesarios”. 

Por supuesto, concluye, “existe una gran diferencia entre grandes cadenas y hoteles o grupos independientes, pero la diferencia no reside tanto en el desarrollo, usabilidad e utilidad de la web, como en los recursos que se pueden destinar a ella, tanto en equipo humano como promoción de la misma”.

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Joan Ballester Moragues9/04/2014 7:04:17

Para mi hay 5 factores que son indispensables en una buena web, de hecho en nuestra empresa los hemos convertido en nuestro Mantra.

Una web debe ser:

1. Universal Dentro de la universalidad podemos englobar varios puntos, pero en vistas a la demanda actual, el punto de mayor incidencia en la universalidad es el tema “multidispositivo”. Poder visualizar desde cualquier dispositivo, lugar, y momento. No solo ver el contenido, sino disfrutar de una experiencia de navegación óptima.

2. Usable: Enlazado del anterior punto, pero entran en juego otros factores como sería el diseño de interacción. El usuario en internet es, y ha sido educado a diario. Cada día navega y utiliza servicios web. Se acostumbra a tener determinado elemento en un lugar, a utilizarlo de un modo siempre, etc... Podríamos resumir que una página usable es en la que antes de hacer una acción el usuario puede predecir qué sucederá al ejecutarla.

3. Encontrable: Este punto es el que muchos llaman directamente SEO. Pero queremos diferenciarlo porque no nos referimos 100% al SEO común, sino a un conjunto de normas o pautas en las que el SEO, obviamente, está más que presente. Se trata de que el usuario llegue a la página. Un usuario necesita encontrar la página, llegar a ella, hacer clicks, compartir los enlaces, leer, tanto dentro como fuera, comparar con otros usuarios, tener algunas métricas que le den seguridad de haber encontrado un buen producto, etcétera... Hoy día puede llegar al sitio web mediante buscadores (SEO) pero también con las recomendaciones o lecturas en redes sociales (SMO) o con otros métodos (como SEM...)

4. Veloz: Punto realmente importante y al cual muchos no le dan su importancia real dejándolo en segundo plano. Para explicar este punto, viene perfecta una frase de David Cheriton: "Si es rápido y feo, lo utilizarán y te maldecirán y si es lento, no lo utilizarán". Si una web es rápida repercute en menos gasto mensual, más satisfacción del usuario, y por ende, mayor posibilidad de compra por parte del mismo.

5. Útil: Un sitio web debe ser útil en vistas al usuario para el que está concebido el sitio, por tanto una vez definido el tipo de usuario que demanda la empresa hay que entender qué necesita. Una vez se tienen claros esos puntos hay que estar en disposición de poder ofrecerle lo que busca. Eso puede pasar desde buenos contenidos, frescos, útiles, actualizados, enlazados, cuidados... a posibles traducciones de los mismos, a herramientas determinadas para que pueda encontrar lo que busca, comparativas, utilidades, aplicaciones, etcétera...

20 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.