Diario 5328 21.07.2018 | 02:25
Hosteltur: Noticias de turismo

El Gobierno mexicano considera innecesario dar subsidios a empresas aéreas

25 abril, 2003
El secretario mexicano de Comunicaciones y Transportes, Pedro Cerisola, afirmó ayer que aplicar un sistema de subsidios para aliviar la crisis de las compañías aéreas nacionales no resuelve el problema de fondo en el sector y agregó que hay que buscar alternativas en la revisión de los costes de operación, como lo están haciendo las empresas en Estados Unidos y Europa.
El secretario mexicano de Comunicaciones y Transportes, Pedro Cerisola, afirmó ayer que aplicar un sistema de subsidios para aliviar la crisis de las compañías aéreas nacionales no resuelve el problema de fondo en el sector y agregó que hay que buscar alternativas en la revisión de los costes de operación, como lo están haciendo las empresas en Estados Unidos y Europa. El titular de Comunicaciones compareció ayer ante la Cámara de Diputados para responder a varias cuestiones sobre la política de transporte en el país y sobre los programas oficiales ante la situación de las compañías de aviación. Recordó que en Estados Unidos se otorgaron, en una primera etapa, subsidios al sector aéreo por 15.000 millones de dólares sin que se resolviera el problema de empresas como American o United Airlines. Dijo que los subsidios no son suficientes porque no solucionan la causa que originó la crisis, que se hizo patente tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington. Cerisola mencionó que en la actualidad operan diecinueve líneas aéreas nacionales, de las cuales cinco son troncales de pasajeros, ocho regionales y seis de carga. Señaló que el tráfico aéreo disminuyó en 2002 respecto a 2000 en un 4,3 por ciento en lo que se refiere a rutas nacionales y un 12,6 por ciento en las internacionales. De otra parte, Cerisola afirmó que la posibilidad de ampliar el aeropuerto de Ciudad de México es inviable debido a inconvenientes técnicos y de seguridad. Precisó que es importante considerar la geométrica, la seguridad de acuerdo con normas internacionales y las condiciones políticas y sociales. La ampliación del aeropuerto comenzó a ser una posibilidad inmediata debido al incremento del flujo de pasajeros, que ha llevado al terminal hasta su capacidad máxima. Tampoco se ha resuelto la construcción de un nuevo aeropuerto en las afueras de la ciudad desde que se suspendió el proyecto de Texcoco por presiones de los habitantes de la zona. Cerisola señaló que desde el punto de vista operacional la ampliación del aeropuerto capitalino afronta dificultades de exceso de tráfico, agudizados por las montañas que rodean al Distrito Federal.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.