Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un segmento "estratégico" para la ciudad

Barcelona, a por el turista premium que gasta 600 € al día

Turisme de Barcelona ha puesto en marcha este otoño una nueva campaña que atacará varios mercados emisores del mundo 22 septiembre, 2021 Premium
  • Son viajeros que "valoran entender y conocer la cultura propia del lugar que visitan"
  • "Tienen poder de decisión por lo que actúan de prescriptores" para reuniones
  • Grupos de edades principales del segmento premium: de 45 a 54 años y de 25 a 35 años

Turisme de Barcelona ha puesto en marcha este otoño una nueva campaña para captar el denominado "turismo premium", un tipo de viajero que gasta cerca de 600 euros por persona y día, según informa el organismo de promoción de la ciudad.

Un viajero con poder de prescripción

Según apunta Turisme de Barcelona, el turismo premium es "estratégico" para la ciudad, ya que no es estacional y tiene "un nivel de gasto alto que ha ido evolucionando hacia conceptos como la personalización, las experiencias únicas, la búsqueda de la autenticidad y las experiencias genuinas que aporten valor añadido".

Estos viajeros también se caracterizan por "la exigencia en la excelencia y profesionalidad de los servicios que se les ofrece".

Igualmente, "les gusta sentirse parte de la comunidad y valoran entender y conocer la cultura propia del lugar que visitan".

Además, son viajeros que "tienen poder decisión por lo que actúan de prescriptores a la hora de decidir dónde montar sus empresas o celebrar reuniones en un determinado lugar o en otro".

Edades y con quién viajan

La media de edad de los visitantes premium se sitúa en torno a los 45 años, unos 10 más que el visitante medio de Barcelona.

"El grupo de edad más numeroso es el de 45 a 54 años, que representan una cuarta parte de todos los de turistas premium. Aunque el segundo estrato es de 25 a 35 años", indica Turisme de Barcelona.

Por otra parte, "la mayoría de los visitantes premium que viajan a Barcelona lo hacen con la pareja (42%), seguidos de los que vienen en familia (16%). Hay que tener en cuenta que familia no implica únicamente los menores de 15 años, sino a todo tipo de parientes: hermanos, primos, hijos adultos, etc".

Imagen de archivo del hotel W Barcelona.

Intermediación y promoción directa

Con la vista puesta en este nicho de mercado, Turisme de Barcelona ha lanzado varias acciones de promoción en diversas ferias, eventos y workshops especializados en turismo premium, que tendrán lugar en México, Marbella, Brasil, Emiratos, Cannes, Estados Unidos, Rusia y Asia, "principales mercados objetivo".

En el caso de EEUU, y según explica Turisme de Barcelona, "el mercado estadounidense se suele trabajar a través de Virtuoso, la red de compañías de viaje de alta gama que gestionan vacaciones personalizadas para viajeros de lujo".

Sin embargo, en la ILTM Norteamérica que se celebrará en Cancún, "se quiere incidir de manera directa en un mercado como el estadounidense de cara a la recuperación 2022-2023, donde está prevista una mejora de las medidas gubernamentales en torno a la COVID-19 y a la vez fortalecer el posicionamiento de Barcelona como destino de calidad mediante la promoción de experiencias únicas, y muy personalizadas, que se pueden llevar a cabo en la ciudad y el su entorno", indica el consorcio.

La siguiente acción tendrá lugar el 30 de septiembre en Marbella, con una acción de la asociación Luxury Spain, un evento que reunirá 30 empresas y agencias especializadas (DMCs), que permitirá analizar y contrastar modelos y programas, con profesionales y representantes de 13 destinos.

Hacia finales de octubre Turisme de Barcelona acudirá a un roadshow en los Emiratos, con visitas comerciales en Dubai, y en diciembre el consorcio asistirá a la Feria Internacional Luxury Travel Market ILTM de Cannes.

"No importa la cantidad, sino la calidad"

Según apunta la directora de Turisme de Barcelona, Marián Muro, "buscamos un turismo de calidad y de alto valor añadido que valore nuestra idiosincrasia y respete nuestra cultura y nuestras costumbres al precio que corresponde".

"Hay que buscar el mejor turismo, no importa la cantidad sino la calidad ", reitera.

En este sentido, Marian Muro, considera clave trabajar un segmento como el premium "en un momento en que los clientes se mostrarán dispuestos a pagar más por servicios y productos exclusivos y ventajas que reduzcan el contacto con otros huéspedes o pasajeros".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar sergiosaez sergiosaez hace 3 semanas
Gauditours: la solución para acabar con los problemas de un turismo masivo, es promocionar buenos productos, que tengan en cuenta tanto al destino que se visita como el perfil del visitante. No debería ser turismo de lujo, sino turismo común (interesado en la cultura que se visita, con experiencias enriquecedoras en el destino). A nadie le interesa viajar a un destino masificado que no aporte nada. Existen otros destinos que responden al turista de sol y playa o de fiestas nocturnas y shopping.