Las reservas alemanas para este verano caen ya un 30% en las Islas Baleares

Aunque se sigue confirmando la caída del 30% de las reservas turísticas del mercado alemán en Baleares respecto a 2002, la administración turística española cree que las nuevas tendencias de la demanda desaconsejan centrarse exclusivamente en lo que dicen las reservas. El secretario general de Turismo, Germán Porras, lanzó un nítido aviso en la I Jornada Técnica para Profesionales del Turismo organizada por Ashome (Asociación Hotelera de Menorca): «Hay que estar muy pendientes de los profundísimos cambios de la demanda turística, ya que la forma de tomar vacaciones se está modificando de modo radical», remarcó.

Aunque se sigue confirmando la caída del 30% de las reservas turísticas del mercado alemán en Baleares respecto a 2002, la administración turística española cree que las nuevas tendencias de la demanda desaconsejan centrarse exclusivamente en lo que dicen las reservas. El secretario general de Turismo, Germán Porras, lanzó un nítido aviso en la I Jornada Técnica para Profesionales del Turismo organizada por Ashome (Asociación Hotelera de Menorca): «Hay que estar muy pendientes de los profundísimos cambios de la demanda turística, ya que la forma de tomar vacaciones se está modificando de modo radical», remarcó. ¿A qué cambios se refería Porras? Ahí van algunos: los vuelos de bajo coste cada día han dejado de ser una anécdota y el 15% de las transacciones ya son online. Son dos datos fundamentales que explican cómo se ha modificado la tendencia. Germán Porras también consideró que las nuevas elecciones deben servir para hacer «nuevos esfuerzos» en política turística y «poder restaurar la imagen deteriorada de las Islas». A preguntas de este periódico, Porras eludió manifestarse sobre la ecotasa y no quiso responder si era partidario de la abolición del impuesto turístico: «Fue de los primeros en oponerme a la ecotasa, pero ahora creo que el único que debe hablar sobre este asunto es el Tribunal Constitucional», precisó. El secretario general de Turismo indicó que se debería hacer un esfuerzo para «ir más allá de un simple análisis de mercado» y, por ello, abogó por trabajar para efectuar «un control exhaustivo de los costes y mejorar la competitividad». Mientras, Alvaro Blanco, director de la Oficina de Turismo de España en Berlín, radiografió de forma muy prolija la situación del mercado alemán, azotado por una «debilísima coyuntura económica, con una caída del consumo interno y rozando la recesión». Estos factores han acabado por arruinar la especialización de Baleares y, sobre todo de Mallorca, en los turistas alemanes. Para colmo, según explicó Blanco, los germanos tienen un «tremendo miedo a volar» Baleares permanece con «un grave problema de imagen» y, además, «ya no es un destino barato». Si todas estas circunstancias fueran pocas, las tendencias generales del mercado alemán no permiten abrir muchas esperanzas: hay una reducción de la duración media del viaje y, por primera vez, se están vendiendo paquetes turísticos en Alemania para alemanes, «algo que jamás había ocurrido en el pasado», remató Blanco. (A.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 29/04/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.