EEUU: Hoteleros de San Francisco quieren "limpiar" de mendigos la ciudad

Los hoteleros de la ciudad estadounidense de San Francisco quieren seguir el ejemplo de Rudolph Giuliani, el antiguo alcalde de Nueva York que "barrió" a los mendigos de la ciudad, con una agresiva campaña para que los turistas no les den dinero. "Hoy viajamos en tranvía, visitamos la prisión de Alcatraz y ayudamos a un drogadicto a continuar con su adicción", reza uno de los carteles, que muestra a una joven pareja de turistas con el emblemático puente Golden Gate al fondo.

Los hoteleros de la ciudad estadounidense de San Francisco quieren seguir el ejemplo de Rudolph Giuliani, el antiguo alcalde de Nueva York que "barrió" a los mendigos de la ciudad, con una agresiva campaña para que los turistas no les den dinero. "Hoy viajamos en tranvía, visitamos la prisión de Alcatraz y ayudamos a un drogadicto a continuar con su adicción", reza uno de los carteles, que muestra a una joven pareja de turistas con el emblemático puente Golden Gate al fondo. Como el resto de carteles de esta controvertida campaña, que pretende convencer a los turistas de que se abstengan de dar dinero a los numerosos mendigos en la ciudad, la pancarta incluye el mensaje: "Dar a los mendigos no ayuda, causa daño". A pesar de que San Francisco, en California, es una de las joyas de la corona del turismo en Estados Unidos, el número de visitantes que recorren sus empinadas calles y colinas descendió notablemente tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y no se ha recuperado todavía. La Asociación de Hoteleros de la ciudad explica el bajón del turismo por factores como el temor a la neumonía atípica o el enfriamiento de la economía, y añade otro más: la población de mendigos de la ciudad. Aunque está fuera de discusión que esta población es numerosa, nadie parece tener claro cuál es el número de indigentes. El Ayuntamiento maneja la cifra de 7.300, pero otras instancias locales señalan que 94.000 personas hicieron uso de los servicios sociales para vagabundos el año pasado. La Asociación de Hoteleros, que agrupa a los principales establecimientos de la ciudad, cree que los mendigos, a los que considera una "epidemia", están espantando a su clientela. Como era de esperar en una de las ciudades más progresistas del país, esta campaña -que también incluye panfletos y una página web, en la dirección wewantchange.com- ha desatado la polémica. Para el activista Paul Boden, el mensaje que se esconde está claro: "Odia a los vagabundos. Esparcen drogas, enfermedades y son los culpables de que la economía se venga abajo", señala. Esta no es la primera vez que se plantea este asunto. Ya en el pasado verano septentrional los hoteleros empapelaron la ciudad con carteles con mensajes del tipo: "No quiero barrer a la gente de mi puerta", o "Quiero saber por qué los vagabundos continúan siendo un problema después de que nos gastamos 200 millones de dólares el año pasado". Ambas campañas se basan en la filosofía del candidato a la alcaldía por el Partido Demócrata, Gavin Newsom, cuya propuesta, llamada "Servicios en lugar de dinero", reduce la ayuda económica mensual a los indigentes a cambio de alojamiento y comida. Pero San Francisco no es Nueva York, y numerosas asociaciones cívicas ven con terror el modelo de "limpieza" propuesto por Newsom al estilo de Giuliani, que también incluiría medidas como el uso de huellas dactilares y la inclusión de legislación para criminalizar la mendicidad. Para Boden, los hoteleros no tratan de resolver el problema de los mendigos; lo único que quieren es quitárselos de encima. "Creen -dijo- que si los mendigos se marchasen, San Francisco se convertiría en Disneylandia, pero esto no va a ocurrir". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.