Las aerolíneas baratas fuerzan a Iberia a dar un giro radical a su clase turista

La sustitución de Xabier de Irala por Fernando Conte en la presidencia de Iberia no ha frenado el ritmo de cambios que vive la aerolínea. Altos directivos mantienen contactos informales con los representantes de los diferentes colectivos laborales con el fin de detallar los cambios en los procedimientos de trabajo que se pondrán en marcha, de forma progresiva entre el verano y el final de año.

La sustitución de Xabier de Irala por Fernando Conte en la presidencia de Iberia no ha frenado el ritmo de cambios que vive la aerolínea. Altos directivos mantienen contactos informales con los representantes de los diferentes colectivos laborales con el fin de detallar los cambios en los procedimientos de trabajo que se pondrán en marcha, de forma progresiva entre el verano y el final de año. Los rasgos generales de estas modificaciones ya se apuntaban en el Plan Director aprobado hace cuatro meses, pero ahora se informa a los trabajadores de los cambios en los procedimientos de trabajo que les afectan y que han sido calificados por fuentes sindicales como 'una auténtica revolución'. Los cambios afectan a la disposición interna de los aviones que hacen rutas en España y en Europa, al contenido y secuencia de los servicios a bordo y a las tarifas. El objetivo de la modificación es doble. Por un lado, ajustar los costes y actualizar el servicio que se presta a los viajeros de turista con el fin de responder a su principal exigencia, que consiste en conseguir las tarifas más bajas posibles. La dirección de Iberia está muy preocupada por el incremento de la cuota de mercado que están consiguiendo las compañías de vuelos baratos, que han logrado modificar el panorama aéreo en los EE UU. Se teme que la multiplicación de la capacidad de los aeropuertos de Madrid y Barcelona sirvan de caballo de Troya a estas empresas para hacerse fuertes también en España. El segundo objetivo es aumentar y modernizar las prestaciones que se ofrecen a los viajeros de negocios. En este sentido se están multiplicando las salas VIP de los aeropuertos, se va a simplificar la comida de manera que se reduzcan y mejoren los cuatro tipos de servicio actual para dejarlos reducido a dos: desayuno y almuerzo. La vajilla será de loza y se mejorará la selección de vinos. Además, se pondrá en marcha un ambicioso programa denominado CRM, destinado a conocer de forma personalizada las necesidades y problemas de cada cliente de negocios para adelantarse a sus requerimientos y resolver con prioridad absoluta cualquier contratiempo que pueda plantearse en el viaje. Las modificaciones más importantes en las prestaciones que se darán a los viajeros que vuelen en clase turista se refieren a los servicios de comida y a la flexibilización en la estructura de tarifas. La compañía tiene a punto distintas alternativas para sustituir la bandeja de comida en los vuelos internos en España y en los que tienen destinos en Europa. El servicio o los servicios que sustituirán a la tradicional bandeja de comida 'ya está diseñado, pero aún no nos han explicado en qué consiste', explica una fuente del colectivos de auxiliares de vuelo. El espacio que se consiga en los aviones como consecuencia de la simplificación del servicio servirá para aumentar el número de asientos de turista en los aviones 'aunque en ningún caso se reducirá el espacio disponible para cada pasajero', según fuentes de la empresa. La transformación del sistema tarifario para los billetes de turista eliminará el concepto de billetes de ida y vuelta, de forma que se podrá viajar en clase de negocios y volver en turista. Elimina también rigideces como la obligación de pasar el fin de semana en destino. Además se podrán cambiar los billetes con mayor facilidad. (A.R.A., diario Cinco Días, 13/05/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.