Los hoteleros españoles están satisfechos por la sentencia favorable sobre el pago por derechos de televisión

Los hoteleros españoles mostraron hoy su satisfacción por la sentencia dictada el 10 de mayo por el Tribunal Supremo en la que se "libera a las televisiones de las habitaciones de los hoteles al pago de un canon a las entidades de gestión de la Propiedad Intelectual.

Los hoteleros españoles mostraron hoy su satisfacción por la sentencia dictada el 10 de mayo por el Tribunal Supremo en la que se "libera a las televisiones de las habitaciones de los hoteles al pago de un canon a las entidades de gestión de la Propiedad Intelectual. El presidente de la Federación Española de Hosteleria (FEHR), Pedro Galindo, señaló hoy en rueda de prensa que "esta sentencia da por finalizada la guerra que manteníamos ambos sectores desde 1993, porque la sentencia del Supremo es firme". La sentencia indica en sus conclusiones que las habitaciones de los hoteles son domicilio privado también a efectos de la propiedad intelectual, que no hay comunicación pública cuando en la habitación de un hotel se contempla la televisión. Asimismo indica que no se produce acto de comunicación generador de los derechos que reclama la Sociedad General de Autores y Editores y tan sólo un acto de recepción y que esta simple recepción no equivale a comunicación pública. Esta sentencia que ha sido aprobada por los doce magistrados titulares y el presidente de la Sala Primera del Tribunal Supremo, "nos llena de alegría", indicó el presidente de la FEHR, porque además "supone que dos sectores que siempre han estado en paz y que se benefician mutuamente uno de otro vuelven a reconciliarse". No obstante Galindo indicó que la Sociedad General de Autores tiene derecho a recurrir, "si así lo cree oportuno" ante el Tribunal Constitucional, pero "pensamos que la guerra ha terminado". Este fallo se suma a los llevados a cabo por los tribunales en 1996 y el 2002 a favor de los hoteleros y de enero del 2003 a favor de la Sociedad de Autores, y con él "creemos que se ha acabado ya todo el proceso comenzado en 1993". El conflicto se inició en 1993 cuando las diferentes entidades que gestionan la Propiedad Intelectual (SGAE, Aisge y Dama) reclamaron a los hoteles el pago de un canon por la existencia de aparatos de radio y televisión en las habitaciones de los hoteles, con un pago mínimo de 13 euros al mes. Esta actuación generó una cascada de protestas de los hoteleros que llevó estos trece años a diferentes actuaciones judiciales, e intervenciones ante las diferentes administraciones, así como a recomendar a los afiliados a FEHR a no pagar ninguna tasa. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.