Diario 5327 19.07.2018 | 08:16
Hosteltur: Noticias de turismo

El presidente de Murcia presenta el anteproyecto del aeropuerto

14 mayo, 2003
El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, presentó ayer el anteproyecto del Aeropuerto Regional, que se espera esté en funcionamiento en el año 2006 con un coste de 140 millones de euros, que revertirá en una contribución económica de 733 millones al año, y una generación de 774 empleos directos y 210 indirectos.
El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, presentó ayer el anteproyecto del Aeropuerto Regional, que se espera esté en funcionamiento en el año 2006 con un coste de 140 millones de euros, que revertirá en una contribución económica de 733 millones al año, y una generación de 774 empleos directos y 210 indirectos. De los 733 millones de euros de contribución, 31,27 millones suponen el impacto directo, 365,97 millones el efecto indirecto en la hostelería, restauración o agencias de viaje, y 366 millones el efecto inducido, detalló Valcárcel, quién realizó la presentación ante los directivos de la sociedad "Aeropuertos de la Región de Murcia", encabezados por su presidente, Santos Montoro, en acto al que asistieron además representantes de ElPozo, Caja Murcia y de la CAM, que financiarán parte de las obras. Valcárcel anunció además que esta mañana el Ministerio de Medio Ambiente había aprobado la Declaración de Impacto Ambiental de esta infraestructura, mientras que "en breve" el Ministerio de Fomento dictará una orden que lo declarará de interés general. El director de estudios, planificación y coordinación de proyectos de Murcia, Antonio Sánchez-Solís, explicó que la ubicación inicial se ha modificado unos 500 metros al noroeste para minimizar la afección sonora a las pedanías de Valladolises y Martínez del Puerto, y que la obra no afectará a la rambla del Ciprés, a la MU-601, ni al cordel de Fuente Álamo. Además se dieron a conocer dos maquetas del aeropuerto y un vídeo animación del mismo en el que se vislumbran las características técnicas y de diseño, el edificio terminal, el área de maniobra y plataforma, el campo de vuelo, la torre de control y el área de actividades aeroportuarias, accesos y urbanización. El presidente comentó que la oferta de 135.000 alojamientos prevista para el año 2015 movilizará a más de 7 millones de turistas, de los cuales más de 2,5 millones utilizarán el avión, y 2.390.000 visitarán la Región por vía aérea, el 67% de los cuales serán de calidad "resort". A juicio de Valcárcel, el aeropuerto estará "mejor situado geográficamente" que El Altet (Alicante) y el de Almería, con trayectos de 20 minutos a Mazarrón, 40 a Aguilas, 80 a Mojácar (Almería) y 30 a Torrevieja (Alicante). Su calificación será de Aeropuerto Internacional de categoría 4E según clasificación OACI (Organización Internacional de Aviación Civil), la más alta de las existentes en la actualidad en el sistema aeroportuario español, "lo que supone que el avión comercial más grande del mundo, el Jumbo 747 podrá aterrizar y despegar", añadió. La expectativa es de situarlo dentro de los 20 principales aeropuertos españoles en un horizonte próximo de 10 años con más de 1.500.000 pasajeros, y su explotación estará abierta a tráficos de carga de mercancías, a actividades logísticas y áreas de desarrollo industrial y de servicios, entre otras. Entre las exportaciones que se prevén por vía aérea en este aeropuerto se encuentran las hortofrutícolas y de atún, que actualmente utilizan El Altet. La zona de servicio aeroportuaria propuesta es de 306,5 hectáreas para permitir un desarrollo para tráficos de más de cinco millones de pasajeros, y para otras actividades auxiliares de carga-logística, parque aeronáutico y servicios asociados al mismo. La pista es de 3.000 metros de longitud, con la que se da servicio incluso a escalas de más de 3.000 millas como Nueva York. La plataforma de estacionamiento está diseñado para 16 aeronaves comerciales y 8 de aviación corporativa, con capacidad de 22 escalas a la hora, mientras que la terminal de pasajeros tendrá 23.000 metros cuadrados con 6 pasarelas de embarque, así como los más de 50.000 metros de aparcamiento y una terminal de carga de 1.500 metros de techo. Entre las medidas adoptadas para asegurar un escrupuloso respeto al medio ambiente, la terminal de pasajeros tendrá cubierta y fachadas con lamas orientables automáticamente mediante células foto-voltaicas según orientación del sol, doble cubierta con cámara interior de aire y paneles solares, así como una estación depuradora con re-circulación de agua para riego y una planta de tratamiento de aguas hidrocarburadas. Se prevé además la mejora de las carreteras locales E-7, MU-601, E-15 y E-17, para mejorar la conexión de las pedanías próximas al aeropuerto con los ejes Murcia-Cartagena y Cartagena-Vera, y una infraestructura de impulsión de aguas desde el canal de Taibilla y el suministro de energía eléctrica mediante un nuevo tendido de conexión desde la futura subestación de Iberdrola de Baños-Mendigo. El encauzamiento de la Rambla de Corvera eliminará el riesgo de inundación de la pedanía de Valladolises.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.