Un análisis de Esther Mascaró

Fitur 2022, un acierto y una prueba de liderazgo para España

25 enero, 2022
Fitur 2022, un acierto y una prueba de liderazgo para España

En mayo de 2021 visitaron Fitur 42.000 personas en las jornadas para profesionales de la feria. Este Fitur de 2022, ubicado de nuevo en sus fechas habituales, ha recibido la visita de más de 81.000 profesionales de 27 países en sus tres primeras jornadas. Es normal que los datos estén todavía lejos de los recogidos antes de la pandemia, con menos de la mitad de asistentes. Sin embargo, este Fitur presencial ha sido un éxito simplemente por el hecho de que ha tenido lugar justo en este momento, cuando Berlín y Milán han aplazado sus ferias turísticas. Decíamos antes del día 19, en este artículo Fitur 2022: ¿hacia el fin de la excepcionalidad o una idea imprudente?, que Fitur, y con la feria el sector turístico español y el destino España, pretendían lanzar un mensaje. Creo que ha llegado alto y claro: estamos de vuelta y asumimos el papel que nos corresponde en la reactivación del turismo mundial.

Nuestro tag Fitur 2022 reúne 56 noticias y artículos con grandes, medianas y pequeñas empresas como protagonistas, con destinos, herramientas tecnológicas y personas. Las empresas del sector tenían claro que debían estar en Fitur, igual que los principales destinos de España y del mundo. Este es el gran éxito de la feria, en mi opinión: el hecho de haberse celebrado, en las fechas esperadas y presencialmente.

Abiertos y preparados

Ha sido un mensaje alto y claro a nuestros socios, a nuestros competidores, a nuestros mercados, a nuestros clientes y visitantes: España está abierta por turismo, hemos vuelto y asumimos la responsabilidad que tenemos en la reactivación del turismo mundial. Porque es cierto que tenemos una responsabilidad, por liderazgo empresarial y por liderazgo como destino, como sector económico y como país.

Decía la presidenta y CEO del WTTC, Julia Simpson, en el stand de HOSTELTUR estos días que "España demuestra liderazgo celebrando Fitur presencial en este momento". Y así es, efectivamente. Justo en un momento, además, en que la industria turística global, herida y aún debilitada por los efectos de la pandemia, carece de un liderazgo claro tanto público como privado.

Stand de Turespaña en Fitur 2022.

Falta de liderazgo

Se ha hecho evidente que en el momento de mayor perjuicio global para esta industria, los referentes han fallado. El vacío ha sido completo, en un momento en que la confianza de los ciudadanos caía en picado, y también la de las empresas, igual que su cuenta de resultados. Ningún organismo internacional ha sabido aglutinar a su alrededor la reflexión, las opciones, las soluciones, unificar decisiones y dibujar para todos una vía clara para ir hacia la recuperación.

Ni la Unión Europea, que una vez más ha sido incapaz de mantener una política unitaria en cuanto a las restricciones y medidas necesarias. No es que haya fallado la Unión, que al final es una entelequia, son los países que la forman los que han decidido saltarse los acuerdos y aplicar cada uno la receta de su abuela.

En situaciones de caos y miedo, como la que hemos vivido, el liderazgo y la unión flaquean

Por eso es también un éxito que España le haya dicho al mundo, abriendo Fitur presencialmente y en sus fechas, que estamos dispuestos a asumir nuestra parte de responsabilidad. Evidentemente, porque es bueno para el país, la industria y los destinos, pero también porque es bueno para el mundo. Y en eso consiste también el liderazgo: en identificar el interés común y trabajar para hacerlo realidad.

Vuelve la esperanza

No sabemos qué sucederá en dos o tres meses, pero no tiene por qué ser malo. Si algo hemos aprendido en estos dos años (¡dos años!) es que la nueva normalidad tiene un nombre: imprevisibilidad. Por eso todo el sector ha tenido que cambiar su forma de trabajar, de tomar decisiones, de prever, de comercializar y planificar. Ahora vivimos prácticamente semana a semana. Bien, pues cuando lleguemos al puente del mes de abril, ya lo cruzaremos.

En este momento, y ante la evidencia de que no se puede prever ni a medio ni a largo plazo, las decisiones han de tomarse en función de la realidad puntual. Y la realidad puntual no es, ni de lejos, y a pesar de los numerosísimos contagios, como ha sido en el pasado.

Por supuesto que también hemos aprendido a ser prudentes. Y siendo así, pienso que tenemos las armas adecuadas para enfrentarnos a lo que venga, con una combinación ganadora de valentía y prudencia. Lo que venga no tiene por qué ser malo. Y si al final lo es, ya lo enfrentaremos, como hemos hecho durante estos dos años cada vez que ha sido necesario.

El director general de Turespaña, Miguel Sanz, hablaba también de resiliencia en Twitter:

El Fitur del reencuentro

Pero no puedo evitar sentir -todos los compañeros de HOSTELTUR lo hacemos-, que este ha sido un gran Fitur, el Fitur del reencuentro, de la reapertura, del reinicio del negocio y de los viajes internacionales.

Es posible que algún país de política errática, como el Reino Unido, fastidie nuestras expectativas y tome decisiones desproporcionadas. Lo ha hecho en el pasado. Pero de momento incluso Boris Johnson ha rectificado su estrategia, estando como está entre la espada y la pared frente al sector, a la ciudadanía y a su propio partido.

Y España... bueno, ya que ha decidido ponerse al mando abriendo Fitur, estaría bien que no dejara ya esa posición de liderazgo y responsabilidad tan importante y necesaria. Y para mí este liderazgo debe ser doble, claramente económico por un lado -o sea, turístico, por parte de las empresas que ya están en ello, pero también por parte del Gobierno-, y también liderazgo moral, aprovechando que en este momento tenemos sobre la mesa debates que van más allá de la economía y que pueden dibujar cómo será el futuro de nuestro planeta y de quienes lo habitan.

Me refiero sobre todo a la sostenibilidad en todas sus vertientes -medioambiental, económica y social-, y a la urgencia de asumir, implantar y generalizar valores sociales como la inclusión y la igualdad de género

Ni España ni sus grandes y pequeñas empresas turísticas pueden ser ajenas a estos retos históricos. Estamos de vuelta, hemos abierto y retomamos la actividad en todos los frentes. Ayudemos a construir, entre todos, ese liderazgo imprescindible también para el beneficio de todos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.