Por encima de nuestra aportación al PIB mundial

El mercado español representa el 6% del turismo mundial

El Banco de España advierte que nuestro país es más vulnerable a la competencia por la elevada estacionalidad

La cuota de España en el turismo mundial se sitúa ya alrededor del 6%, muy por encima del peso relativo de nuestro país en el PIB mundial, según destaca el Banco de España en su boletín económico de abril. Advierte que el desarrollo futuro del turismo internacional hacia España "deberá descansar, sobre todo, en la recuperación económica de la Unión Europea", ya que el flujo de viajeros asiáticos no le beneficiará tanto como a otros destinos.

España es la tercera potencia turística del mundo, por detrás de Francia y Estados Unidos, por el número de viajeros internacionales recibidos, y la segunda por los ingresos que dejan los visitantes. El pasado año, nuestro país recibió más de 60,6 millones de turistas extranjeros e ingresó cerca de 60.000 millones de euros, solo por detrás EE UU. Además, según el índice Travel & Tourism Competitiveness del Foro Económico Mundial, ocupa el cuarto lugar en términos de competitiivad turística.

Así lo recuerda el informe "La evolución reciente del turismo no residente en España", que ayer publicó el Banco de España dentro de su último boletín económico. El análisis destaca que el turismo ha contribuido a "la corrección del desequilibrio externo".

España recibió más de 60,6 millones de turistas extranjeros en 2013. #shu#España recibió más de 60,6 millones de turistas extranjeros en 2013. Imagen Shutterstock

"El turismo es uno de los sectores clave de la economía española, por su peso tanto en el PIB como en el empleo, que está desempeñando un papel decisivo en la salida de la crisis", asegura dicha institución. De hecho, el superávit turístico alcanzó el 3,3% en términos del PIB en 2013, un 0,8% que el mínimo registrado en 2009.

El estudio recuerda que durante 2010 y 2012, las cuotas de España de turistas e ingresos se deterioraron en línea con otros países competidores como Turquía, Egipto, Túnez o Croacia, aunque de forma más acusada.

La concentración de los mercados emisores en la Unión Europea hizo que el sector acusara más la debilidad cíclica de estos países, pero este impacto negativo se ha visto compensado por la incursión de mercados emergentes como Rusia y Países Nórdicos y por los efectos de la primavera árabe.

El análisis advierte que la alta concentración en la temporada estival y en determinadas áreas geográficas hace a España "más vulnerable a la competencia de destinos con precios reducidos y menos masificados".

Mercados emergentes

El organismo supervisor destaca el aumento del flujo de turistas procedentes de Asia en los últimos años, con un crecimiento del 30% anual en los últimos cuatro ejercicios, si bien todavía este mercado tiene un peso reducido sobre el total de turistas extranjeros, con un 1,9% en 2013.

El informe prevé que esta diversificación del turismo continuará en la misma medida que crecen la economías emergentes, lo que beneficiará a nuestro país, aunque no sea un destino preferencial para los viajeros procedentes de estos países. El Banco de España considera que la posición geográfica de España "limita su capacidad" para aprovechar la expansión de esta demanda, que constituye una de las principales tendencias del turismo mundial.

Por ello, considera que el desarrollo futuro del turismo internacional hacia España "deberá descansar, sobre todo, en la recuperación económica de la UE".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.