Diario 5404 17.10.2018 | 13:26
Hosteltur: Noticias de turismo
Sus reservas cayeron un 30% en Reino Unido la semana pasada

Thomas Cook necesita recuperar la confianza de clientes e inversores

Los bancos le prohíben las adquisiciones 29 noviembre, 2011
  • La deuda alcanza ahora los 1.000 millones de libras (1.170 millones de euros)
  • Se ha comprometido con los bancos a paralizar las adquisiciones y compras de acciones

Tras el anuncio de la concesión del préstamo el pasado viernes por la noche las acciones de Thomas Cook han remontado en la primera sesión del London Stock Exchange un 20,5%. Mientras recupera la confianza de los inversores, tendrá que centrarse en rescatar su imagen.

Las acciones han cerrado la sesión con un precio de 21,7 peniques, frente a los 10,2 peniques a los que llegaron a bajar el martes pasado tras el anuncio de sus dificultades económicas. Sin embargo, aún mantienen una caída del 88% desde el mes de enero, lo que indica que aún tienen mucho por remontar.

De cara a los clientes, el principal reto es borrar de sus memorias la imagen de inestabilidad que ha transmitido estos días y volver a poner las reservas en la senda del crecimiento, después de que cayeran un 30% en Reino Unido la semana pasada, según ha reconocido el actual CEO del grupo, Sam Weihagen. Por el momento ha lanzado una campaña con atractivos descuentos para el verano 2012, para las vacaciones de diciembre y para los paquetes de esquí.

Las exigencias de los bancos

Por otro lado, con el nuevo préstamo que le ha sido concedido, la deuda del grupo se ha elevado desde los 900 millones de libras (1.048 millones de euros) en la que estaba situada hasta los 1.000 millones de libras (1.170 millones de euros), de modo que para cobrárselas los bancos han aumentado sus exigencias al grupo.

Así, el interés del préstamo se ha elevado del 2,75% al 5% anual, incrementándose un 0,5% en cada trimestre, mientras que también se ha tenido que comprometer con los bancos a paralizar nuevas adquisiciones y compras de acciones así como a limitar el gasto de capital.

Desde el sector se espera que tras este respiro financiero la compañía esté también más cerca de nombrar un nuevo CEO, que sustituya a Manny Fontenla-Novoa sin provisionalidad y el grupo cuente con un liderazgo fuerte. Frente a los usuarios no le favorecerá en nada la campaña que su rival TUI Travel desarrolló a través de Thomson durante el fin de semana pasado para desligar la imagen de Thomson de cualquier parecido con la de Thomas Cook y de camino incidir en la diferencia de solidez financiera.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.