Diario 5354 21.08.2018 | 12:35
Hosteltur: Noticias de turismo
La ley sigue sumando opositores

Obama en contra de la tasa europea por emisiones de C02

El mandatario americano se une a las protestas de los gobiernos chino y ruso 29 noviembre, 2011
  • Estados Unidos defiende una solución multilateral al asunto de las emisiones de gases de efecto invernadero

Tras la avanzada de las aerolíneas y la Cámara Baja de Estados Unidos, ahora es el presidente del país, Barack Obama, quien expresa a los líderes europeos su oposición a la normativa comunitaria que estalece una tasa a todas las compañías aéreas por el exceso de emisión de gases de efecto invernadero, al sobrevolar el espacio aéreo de la Unión Europea (UE).

Así lo ha informado el embajador de Estados Unidos en la UE, William E. Kennard, tras concluir la cumbre anual EE UU-UE, celebrada ayer en la Casa Blanca.
Cuotas contaminantes máximas

La medida aprobada por Bruselas en 2008, en la cual incluyó a la aviación comercial en el sistema comunitario de comercio de derechos de emisión (ETS, por sus siglas en inglés), entra en vigor el 1 de enero de 2012 y establece un pago por cada tonelada de dióxido de carbono (CO2) extra, emitida en conexiones aéreas con cualquier aeropuerto comunitario. Es decir, que todas las aerolíneas que sobrevuelen el espacio aéreo europeo y superen las cuotas máximas de emisiones de gases de efecto invernadero fijadas, pagarán por el exceso.

Estos límites han sido determinados a partir del volumen de emisiones registrado en 2010, de manera que la UE permitirá a las aerolíneas emitir gratuitamente el 85% de los gases expulsados a la atmósfera el año pasado y pagarán una tasa por el 15% restante. La decisión se extiende a todas las compañías aéreas que operen vuelos con Europa o sobrevuelen su espacio aéreo, no sólo a las europeas. El sistema busca reducir las emisiones de gases con efecto invernadero un 46% para el año 2020.

"Nuestra opinión es que la mejor vía para implementar algo así es la multilateral, pero la UE ha decidido no actuar de esa manera. Estamos bastante preocupados y nos gustaría ver una solución a este asunto", reiteró Kennard.

Por su parte, el embajador de la UE en Estados Unidos, João Vale de Almeida, aseguró que Bruselas no se opone a una solución multilateral en esta materia, pero ha esperado “demasiado tiempo” a que se produzca. "Estuvimos esperando durante 15 años a que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) llegara a algún tipo de acuerdo en ello y, finalmente, decidimos actuar", indicó.

Opuestos a una ley

En octubre pasado, la Cámara de Representantes de EE UU mostró su rotundo rechazo a la medida al aprobar un proyecto de ley que prohíbe a las compañías estadounidenses cumplir con el pago de la tasa europea. Ese mismo mes, el Gobierno de Rusia anunció una iniciativa similar, ya que a través de una ley prohibirá a sus aerolíneas pagar a la UE por el exceso de emisiones en su espacio aéreo.

También las aerolíneas chinas y americanas se rebelan contra la Unión Europea. Las tres mayores estadounidenses -American, Continental y United- han denunciado la normativa ante la justicia británica que, a su vez, consultó al Tribunal de Justicia de la UE. Un camino que también han elegido las aerolíneas chinas que llevarán el caso a los tribunales. Con sus rutas actuales, las 33 aerolíneas chinas están incluidas en la lista de compañías aéreas que tendrían que pagar a partir de 2012. De hecho, China no descarta que sea la OACI la que emita una disposición en contra.

La Asociación del Transporte Aéreo de China (ATAC) ha calculado que si todas las aerolíneas del mundo incluidas en el mercado de emisiones de CO2 pagan las tasas establecidas, la aviación europea se beneficiará de 3.400 millones de euros.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.