El cierre del espacio aéreo francés causa preocupación en las aerolíneas españolas

Los controladores aéreos franceses, que esta semana decretaron en el país galo una huelga que ha afectado considerablemente a los vuelos europeos, mantienen para las próximas semanas su decisión de cerrar los espacios aéreos de Burdeos, Marsella y Reims. Tal actitud causará "dañará gravemente al sector", aseguran en Palma de Mallorca directivos de compañías aéreas con sede en esta ciudad.

Los controladores aéreos franceses, que esta semana decretaron en el país galo una huelga que ha afectado considerablemente a los vuelos europeos, mantienen para las próximas semanas su decisión de cerrar los espacios aéreos de Burdeos, Marsella y Reims. Tal actitud causará "dañará gravemente al sector", aseguran en Palma de Mallorca directivos de compañías aéreas con sede en esta ciudad. El director general de Hola Airlines, Mario Hidalgo, dijo que los retrasos y anulaciones registrados el martes "fueron asumibles" para las empresas, pero recalcó que no deben reproducirse en el futuro. "Más conflictos en los centros de control franceses serán la puntilla para muchas compañías", señaló. Un portavoz de la patronal Asociación Española de Compañías Aéreas (Aeca) también expresó su preocupación por el cierre temporal de los centros de control galos debido a la huelga general francesa. Esta situación provocó hasta la tarde de ayer la cancelación de 64 vuelos -3 de ellos en el aeropuerto de Palma- y retrasos superiores a los 15 minutos de otros 475 programados. En Son Sant Joan alrededor del 10% de las conexiones con Francia y Gran Bretaña seguían con demoras a última hora, motivadas porque algunas aeronaves y sus tripulaciones no estaban en los aeropuertos de origen previstos por los desajustes del martes, según fuentes de Aena. Desde Aeca se recalcó que la UE "debe intentar acelerar la puesta en marcha del proyecto ´cielo único´ (el centro de control común), previsto para enero de 2004. Balears es la zona que más intensamente padece los ´cuellos de botella´ en el espacio aéreo del centro de Europa, especialmente en temporada alta. De cada diez vuelos que despegan en algún aeropuerto europeo en verano, cinco tienen su destino en el archipiélago. En la jornada de ayer, el cierre del espacio aéreo de los centros de control franceses de Burdeos, Marsella y Reims entre las 00:00 y las 06:30 horas provocó hasta las 15:00 horas la cancelación 58 vuelos en los aeropuertos españoles y 365 rutas registraban retrasos de más de 15 minutos, según informó AENA en un comunicado. En el aeropuerto de Alicante se cancelaron, hasta la citada hora, 5 vuelos; 15 en el de Barcelona; 13 en el de Barajas; 12 en el de Málaga; 2 en Melilla, 3 en Palma de Mallorca; 3 en Reus; 1 en el de Tenerife Norte y 2 en el de Valencia. Estos retrasos y cancelaciones se deben a que el cierre de los tres centros de control provoca desajustes en las programaciones de las compañías, "al no estar algunas aeronaves y sus tripulaciones en sus aeropuertos de origen previstos". A esta causa se unen "las consecuencias negativas para el tráfico aéreo generadas ayer por la huelga que tuvo lugar en Francia y que supuso la cancelación de 251 vuelos en los aeropuertos españoles". AENA informó de que se espera que en las próximas horas el tráfico aéreo y los aeropuertos recuperen la normalidad, lamenta las molestias que se puedan ocasionar a los pasajeros y recomienda a estos que contacten con las compañías aéreas para confirmar el horario de sus vuelos. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.