La economía española crecerá un 4,2% y la inflación anual se situará en 6,8%

Funcas rebaja casi un punto y medio la previsión de crecimiento del PIB

La espiral inflacionista mermará la renta real disponible de los hogares en 16.700 M €

31 marzo, 2022
  • La economía española crecerá un 4,2% este año, es decir 1,4 puntos menos de lo previsto por Funcas antes de ómicron y de la guerra
  • "La espiral inflacionista mermará la renta real disponible de los hogares en 16.700 millones de euros", advierten
  • Las medidas de choque del Gobierno español pueden relajar las presiones inflacionistas a corto plazo y restar un punto, hasta el 5,8%

Este mes la inflación se ha disparado un 9,8%, alcanzando la tasa más alta desde 1985, según la última revisión del Índice de Precios de Consumo (IPC) del Instituto Nacional de Estadística (INE). Como consecuencias, la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) ha rebajado la previsión de crecimiento de la economía española para este año y ha revisado al alza la estimación de inflación media anual. Por la fuerte subida de los precios, se reducirá la renta de los hogares y eso frenará el consumo, sin embargo, el descenso de la renta real disponible se “amortiguará” porque las familias tirarán del ahorro. Pese a todo, la economía seguirá creciendo y una de las razones será el rebote del turismo.

En las previsiones económicas para España 2022-2023, Funcas plantea que la economía nacional crecerá un 4,2% este año, lo que supone 1,4 puntos menos que lo previsto en enero, mientras que la media anual de inflación se elevará hasta el 6,8%. Los expertos económicos explican que la evolución de los precios “es el principal factor que condiciona la recuperación de la economía española”.

“La demanda interna sigue siendo el motor de la economía, aunque la espiral inflacionista mermará la renta real disponible de los hogares en 16.700 millones de euros y dañará el consumo”, agregan

En palabras de Carlos Ocaña, director general de Funcas, el crecimiento económico “seguirá en positivo”, aunque a un ritmo inferior, “lo que supone que aún estaremos este año un 2,5% por debajo del PIB prepandemia”.

El PIB este año estará un 2,5% por debajo del nivel prepandemia. Foto: Adobe Stock.

Los expertos recuerdan que las tensiones inflacionistas ya eran elevadas antes de que se desatara la guerra de Rusia contra Ucrania, puesto que el precio del petróleo se situaba en torno a 95 dólares de media en enero y febrero, un 60% más que un año antes, y el precio del gas natural casi lo cuadruplicaba. Además, otras materias primas también se habían encarecido notablemente en el último año.

La Fundación de Cajas de Ahorro aclara que el “principal riesgo que se cierne sobre estas previsiones radica en el entorno geopolítico”, puesto que un posible empeoramiento del conflicto podría incrementar la escalada de sanciones y eso derivar en la ruptura total de las relaciones comerciales entre la UE y Rusia.

Si las relaciones comerciales se rompen, “se agravaría la crisis energética y generaría nuevas disrupciones en la cadena de suministros. En ese contexto, no sería descartable una recesión en la eurozona”, remarcan

Más allá de los escenarios previstos, la expansión de la economía “se mantendrá” y será por tres factores: la demanda embalsada acumulada durante la pandemia; el rebote del turismo, que no presenta cambios respecto a la previsión anterior; y la mayor ejecución de los fondos europeos, en línea con la evolución en el último trimestre de 2021.

Previsiones sin plan de choque

Las previsiones presentadas el miércoles por Funcas no integran el reciente plan de choque presentado por el Gobierno español, dado que aún hay medidas por especificar, como es el caso de la fijación de un tope al precio de la electricidad.

No obstante, apuntan que “el conjunto de medidas puede relajar las presiones inflacionistas a corto plazo, restando en torno a un punto porcentual de aumento de IPC (de 6,8% a 5,8%, en términos medios para 2022, aún un nivel muy elevado), y así limitar la pérdida de poder adquisitivo”

Vale recordar que algunas de las medidas aprobadas incluyen la bonificación de 0,20 euros por litro de combustible a toda la población, el incremento del IMV en un 15 %, la ampliación del bono social eléctrico a más familias, la extensión de la rebaja al IVA de la electricidad y ayudas directas a determinados sectores. A su vez, se aprueba una nueva línea ICO y se extiende seis meses la carencia de los actuales.

Más información sobre el plan de choque

-Nuevos créditos ICO y seis meses de carencia adicional para los actuales

-El Gobierno prohíbe despedir por la subida del precio de la energía

-Ayudas del Gobierno: bonificará al transporte con 20 céntimos por litro de gasoil

Lo que se espera del 2023

En el 2023 se espera un crecimiento del PIB del 3,3%, es decir dos décimas menos de lo previsto en enero, y una inflación anual del 2,8%. Y según Funcas, sería el próximo año cuando la economía española recupere el nivel de PIB de 2019.

“Para volver a la actividad prepandemia en 2022, el PIB debería crecer un 6,7%”

En cuanto al empleo, su crecimiento será menor e irá en consonancia con la desaceleración de la economía. Hasta finales de 2023, se crearán 473.000 puestos de trabajo, con lo que la tasa de paro se situaría en el 13,8% este año y por debajo del 13% el próximo, pronostican.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.