Apuesta de los viajeros por visitar espacios naturales y menos masificados que la costa

La crisis de la COVID da impulso al ecoturismo

Advierten de que el sector necesita una mayor financiación y una mejor gestión y promoción, para apuntalar esa nueva demanda 24 junio, 2022
  • Junto a una mayor financiación, el ecoturismo requiere de una mejor gestión para evitar la masificación de los espacios naturales
  • “Lo que era un cambio natural de avanzar a otras formas de disfrutar de las vacaciones con la pandemia se ha acelerado", señala Guzmán
  • Reclaman que esos espacios naturales del país, al igual que el patrimonio histórico-artístico, se conserven adecuadamente

Con la pandemia de COVID-19, muchos turistas cambiaron las ciudades y costas por los espacios naturales, huyendo de la masificación. Se daba así un importante impulso y una mayor visibilidad al ecoturismo, un segmento que ya estaba en auge en los últimos años y que ahora puede apuntalar la mayor demanda de los tiempos de pandemia ante una creciente concienciación de los viajeros por un turismo más sostenible.

Artículo exclusivo para suscriptores Premium

Forma parte de la comunidad de líderes de la transformación positiva de nuestro sector.
Elige el plan que mejor se adapta a ti, y accede a todo nuestro contenido, descárgate nuestras revistas y disfruta de descuentos y otras ventajas en los eventos organizados por Hosteltur.

60€ Anual (0,17€ al día) Hazte premium
6€ Mensual (0,20€ al día) Hazte premium

Este contenido ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de junio. Puede descargar el reportaje completo en un documento PDF en el siguiente enlace:

"La COVID nos ha dado un empujón porque se ha visto como una oportunidad para ese tipo de viajes al aire libre, de naturaleza o menos masificados. Antes, mucha gente solo concebía las vacaciones en la playa, pero ahora ven que se puede disfrutar en los entornos naturales, tanto en verano como en otras épocas del año”, explica Amanda Guzmán, gerente de la Asociación de Ecoturismo en España, que señala que el sector debe ahora fidelizar esa nueva demanda.

“Lo que era un cambio natural de ir avanzando hacia otras formas de disfrutar de las vacaciones o el tiempo libre en la naturaleza, con la pandemia se ha acelerado. Nuestro reto es que ahora esta nueva demanda realmente se enamore de esta forma de hacer turismo y siga haciéndolo”, abunda

Este objetivo cuenta con distintos pasos: tratar de desestacionalizar, ampliar número de estancias y atraer a los mercados internacionales, entre otros. La fórmula para conseguirlo está clara. “Nuestros espacios naturales son una joya. Es una maravilla lo que hay en cuanto a especies, paisajes, tradiciones o gastronomía. Lo único que hay que hacer es mantenerlo y ofrecer un servicio de calidad y los viajeros van a venir solos”, defiende.

El reto del sector es mantener esta nueva demanda.

Financiación

Pero esa conservación no sale gratis. “El turismo realmente puede ser el gran salvador de nuestros espacios protegidos. Pero necesitamos que esos espacios, al igual que el patrimonio histórico-artístico, se conserve adecuadamente y eso necesita financiación. Y nuestros espacios protegidos no tienen suficiente financiación para gestión, personal, mantenimiento de los caminos de uso público, etc.”, señala. De ahí la importancia del ecoturismo para dar a conocer estos lugares de una forma responsable y hacer que los viajeros sean conscientes de la importancia de preservarlos.

Por ello, junto a esa mayor dotación económica, se hace imprescindible una mejor gestión para evitar una excesiva concentración de visitantes en los sitios más famosos. Es el gran desafío: es un círculo vicioso, ya que pese a que España cuenta con muchos espacios por descubrir, lugares que no se conocen, la gente va a los mismos sitios, los más conocidos, por lo que a veces estos acaban sufriendo masificación.

“Hay que orientar esos flujos de visitantes que son muy beneficiosos para los territorios, para descongestionar las zonas más masificadas y que las menos conocidas puedan recibir también su impacto económico positivo”, defiende Guzmán, que propone que se promocionen otros territorios y espacios más allá de los más populares

Definición

Estas son las recetas para afianzar el ecoturismo, pero ¿en qué consiste exactamente el término? ¿Qué requisitos deben cumplir las empresas que ofrecen ecoturismo a los viajeros? “Hay cierta confusión, pero en realidad no debería”, señala Guzmán, que alude a las diversas definiciones oficiales existentes, como la de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la de la Sociedad Internacional del Ecoturismo, la de la Global Ecoturismo Network, o la de la Declaración de Daimiel de Ecoturismo, la oficial en España que es la que usa la Secretaría de Estado de Turismo.

“El ecoturismo es el viaje a un área natural para conocerla, interpretarla, disfrutarla y recorrerla, al tiempo que se aprecia y contribuye de forma práctica a su conservación, sin generar impactos sobre el medio y repercutiendo positivamente en la población local”, reza el texto de Daimiel.

Más información:

- Ecoturismo, valor al alza para atraer a los mercados internacionales

- Radiografía del ecoturista en 2021

- Estas son las amenazas que se ciernen sobre el turismo de naturaleza

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.