Diario 5353 19.08.2018 | 00:14
Hosteltur: Noticias de turismo
Bruselas sigue exigiendo un déficit del 6,3%

El Gobierno recortará otros 3.000 M € aunque Guindos dice que estamos "en el camino de la salvación"

El ministro no aclara de dónde saldrá ese dinero 22 mayo, 2013

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha insistido este miércoles en que España está ya "en el camino de la salvación" tras haber "virado absolutamente" en el último año, aunque no ha aclarado de dónde saldrán los 3.000 millones de euros adicionales que será necesario recortar este año para cumplir con el objetivo de déficit del 6,3% pactado con Bruselas como le exigían los socialistas.

En la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, el ministro ha sido interpelado por la secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, sobre el Plan Nacional de Reformas y el Programa de Estabilidad presentado el pasado 26 de abril y que revisa a la baja las previsiones económicas para el resto de la legislatura.

Sin embargo, De Guindos ha quitado hierro a estas revisiones y ha argumentado que ambos documentos son "una continuación de los del año pasado actualizados en función de las circunstancias económicas, especialmente del entorno internacional", que ha provocado un "deterioro de la situación económica en toda Europa". "El programa de estabilidad incluye variables que no tienen capacidad predictiva, sino que tienen que permitir que los compromisos sean creíbles", ha dicho.

Foto de RTVE.esFoto de RTVE.es

En cualquier caso, a su entender "la cuestión básica es que hoy la posición de la economía española es completamente distinta a la de hace un año". "Entonces estábamos en el camino de la perdición de la economía mientras que ahora estamos en el camino de la salvación, aunque eso no quiere decir que estemos salvados", ha añadido, insistiendo en que la recuperación pasa por tres fases, que "son las mismas siempre": la corrección del sector exterior con más exportaciones y mejor confianza, el tirón de la inversión y, en última instancia, la mejora del consumo.

Equilibrio, equilibrio, equilibrio

Por ello, el Gobierno mantiene su "compromiso con la consolidación de las cuentas públicas y la reducción del déficit", gracias al cual ha conseguido "recuperar el control de las cuentas públicas" y, con él, la credibilidad y la confianza internacional. "Hace un año prácticamente nadie creía las cuentas de los bancos o de las comunidades autónomas; hoy la situación es completamente distinta, y por eso nos financiamos en condiciones mucho mejores y la prima de riesgo está más relajada", ha precisado.

Además, se ha "recuperado gran parte de la competitividad perdida" gracias a la reducción de los costes laborales unitarios "mediante la moderación, y no mediante la destrucción de empleo". Y eso está permitiendo que se incrementen las exportaciones "de forma muy importante", a la par que se reducen las importaciones. En este punto, ha rechazado los argumentos de quienes dicen que este fenómeno se debe a la debilidad de la demanda interna recordando que la reducción de las importaciones es superior a esa caída porque los españoles también eligen más productos 'made in Spain'.

Esta evolución también se nota, ha dicho De Guindos, en la reducción de 18 puntos en el endeudamiento exterior, que también se verá beneficiado de ese equilibrio en la cuenta corriente. Todo ello, junto con la reestructuración financiera, apunta a juicio del ministro ese "cambio de trayectoria que tiene que acabar con la cuestión fundamental, que es el desempleo".

Y, con estos objetivos en mente, el Programa Nacional de Reformas incluye medidas en cuatro ejes: reformas de las administraciones públicas (Ley de Transparencia y Reforma Local), el impulso del emprendimiento y el empleo (Ley de Emprendedores, Ley de Unidad de Mercado, Ley de Colegios profesionales y Ley del Gobierno Corporativo), la consolidación fiscal (Autoridad fiscal independiente) y la mejora de la financiación de las pymes (varios instrumentos para hacer llegar 45.000 millones de euros a la economía real).

Panorama desolador

Sin embargo, Rodríguez-Piñero cree que con este Gobierno "la situación económica no ha hecho más que empeorar" y que la revisión de las previsiones supone de hecho "una enmienda de totalidad a su política". "Ésta va a ser una legislatura perdida. Reconocen que no pueden hacer nada para cambiar la realidad, se resignan. Sus previsiones no son una predicción meteorológica que anuncia lluvia y que no se puede hacer nada para evitar. Aquí la lluvia la traen ustedes", ha espetado al partido mayoritario.

Además, ha criticado que frente al "panorama desolador" que el Ejecutivo dibuja en su Programa de Estabilidad se nieguen a "rectificar", y ha deseado que el PP no tarde un año en "reconocer que es necesario un cambio de rumbo" como sucedió con las peticiones de apoyo al crecimiento a la UE. "No tienen un plan para salir de la crisis, pero sí para minimizar los servicios esenciales. Han confundido reformas con recortes", ha acusado.

"Su Plan Nacional de Reformas es el mismo de 2012, que no se ha cumplido. Parece que tienen mucha prisa para recortar pero mucha pereza para hacer las reformas que de verdad mejoren la capacidad de competir y crecer. Y su fórmula de competir a base de bajada de salarios tiene un límite. No nos oponemos a la moderación salarial, pero es conveniente que el esfuerzo sea compartido por todos", ha añadido Rodríguez-Piñero.

En este punto, ha señalado que los Presupuestos de 2013 son "papel mojado" y ha preguntado "de dónde van a recortar" para cubrir los 3.000 millones de euros que faltarán a pesar de la revisión del objetivo de déficit. Además, los socialistas temen que el Gobierno haya "ocultado" medidas que adoptará como "subir el IVA en 2015" o no eliminar el gravamen adicional del IRPF ese año.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.